*

X

¿Piensan más los hombres en sexo que las mujeres o en realidad es un cliché social?

Salud

Por: pijamasurf - 11/30/2011

Estudio psicológico sugiere que los hombres piensan menos que las mujeres en sexo, pero las cifras también podrían estar condicionadas por las expectativas de lo "socialmente deseable".

En un estudio que refuta uno de los prejuicios de género más extendidos, que el hombre solo piensa en sexo a todas horas y en todo lugar, el psicólogo Terri Fisher publicó un artículo en el Journal of Sex Research en donde expone que hombres en edad universitaria piensan en sexo apenas unas 18 veces al día, menos de la mitad de ocasiones que sus compañeras de la misma edad.

Para llegar a estos resultados Fisher reunió a 283 estudiantes universitarios y les pidió que llevaron un registro de sus pensamientos espontáneos ( o "need-based") sobre comida, descanso o sexo durante una semana. Los hombres de este grupo reportaron muchos más pensamientos de este tipo que las mujeres, pero no se manifestó una interacción significante entre el sexo del participante y el tipo de pensamientos registrado. Esto es, aunque los hombres pensaron más sobre sexo que las mujeres, también tuvieron más pensamientos sobre comida y descanso. Según el autor, esto sugiere que los hombre están un poco más en contacto con su estado físico durante todo el día en comparación con las jóvenes en condiciones similares.

Fisher ensayó una posible explicación de esta disparidad de contenido en los pensamientos de hombres y mujeres, en la que quizá también valdría la pena considerar los imperativos sociales que algunas mujeres siguen a veces sin estar conscientes de ello:

Las personas que siempre dan respuestas socialmente deseables a las preguntas están quizá cubriéndose la espalda e intentando manejar la impresión que provocan en otros. En este caso, estamos viendo que las mujeres que están más preocupadas por la impresión que dan tienden a reportar menos pensamientos sexuales y eso es porque pensar sobre la sexualidad no es consistente con las expectativas típicas para las mujeres.

Quizá la conclusión de todo esto sea que los hombres piensan (o dicen pensar) más en sexo, comida y descanso que las mujeres porque consideran que no están obligados a dar una impresión “socialmente deseable”.

Recordemos también que hace unos meses el profesor Sheridan Simove publicó un libro con el sugerente título de ¿En qué piensan los hombres además de sexo?, del que aseguró que era el fruto de 39 años de investigación sobre el tema. Lo sorprendente de este libro es que sus 200 páginas, lejos de contener sesudas disquisiciones sobre el comportamiento sexual masculino, estaban en blanco, con lo cual Simove decía, lacónica y elocuentemente, que los hombres, además del sexo, no piensan en nada (aunque quizá la conclusión del profesor podría corregirse con una sutileza: los hombres no solo piensa en sexo, también piensan en cómo conseguirlo).

[io9]

El Wi-Fi podría alterar la capacidad de tu esperma

Salud

Por: pijamasurf - 11/30/2011

De acuerdo con un estudio elaborado por científicos argentinos, el Wi-Fi de una laptop desaparece hasta una cuarta parte de los espermatozoides masculinos y daña un 9% de su estructura genética.

Aunque pasar un buen rato con la laptop entre las piernas pueda ser un hábito más o menos extendido, pudiera no ser uno de los más benéficos para la salud reproductiva, al menos en el caso de los hombres.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista especializada Fertility and Sterility, los investigadores argentinos Conrado Avendaño, Ariela Mata y otros, el dispositivo Wi-Fi del que se sirve una computadora portátil para conectarse a Internet afecta notablemente a las células reproductivas masculinas.

Avendaño y sus colegas colocaron unas cuantas gotas de semen debajo de una laptop conectada a Internet por medio de Wi-Fi y después comenzaron a navegar. Algunas horas después, el semen se había esfumado: una cuarta parte de las células había desaparecido, lo cual contrasta con apenas el 14% de otra muestra tenida en condiciones de temperatura similar pero lejos de una computadora.

Además, un 9% del ADN de la semilla mostró algún tipo de daño, tres veces más que el de la muestra de control.

Según Avendaño la causa de esta muerte y malformación masiva de células masculinas podría deberse a la radiación electromagnética propia de las conexiones inalámbricas. Y abundó:

Nuestros datos sugieren que el uso de una computadora portátil conectada inalámbricamente a Internet y colocada cerca de los órganos reproductivos masculinos puede reducir la calidad del esperma.

Queda por definir, sin embargo, si esta nociva radiación proviene de los dispositivos Wi-Fi o de la computadora en sí, además de comprobar sus efectos más allá del esperma, sea en la fertilización o la procreación.

Entretanto, si te preocupa tu salud o la de tu progenie, quizá sea buena idea erradicar ese hábito de dejar que tu laptop se apoye en tus partes blandas.

[Yahoo News]