*

X
Imágenes de misticismo cargadas de erotismo y diversión esotérica tomadas durante las sesiones de Maxine Sanders (sacerdotisa de la Diosa Madre) y su grupo.

La sexualidad es uno de los principales caminos que tiene el hombre para acceder a estados de conciencia alterada y entrar en comunión con lo sagrado. Esto es parte importante de las religiones que han sido etiquetadas como paganas. La Wicca, una adaptación  moderna de los antiguos misterios esotéricos, no es la excepción, y tiene en Maxine Sanders a una de sus figuras más prominentes, sacerdotisa de la Diosa Madre que logró cierta notoriedad, entre el escándalo y el sex appeal, en los años sesenta.

El blog Sexy Witch recopila estas fotos de dos sesiones de magia sexual realizados por el grupo de Maxine y su esposo Alex Sanders en 1966, quien fundó una corriente dentro de la Wicca. Llama la atención que Alex siempre se mantiene con su vestimenta real, mientras que todos los demás ofician desnudos.  

Muchos de estos grimorios se basan en representar los papeles de la Diosa Madre, el Dios Astado y otras deidades de la naturaleza dentro de un contexto cíclico (lunar, solar, astral) para entrar en en contacto con fuerzas cósmicas o fuerzas terrestres sublunares. Para esto se utilizan técnicas -—mantras, mentaciones, conjuros, sexo, sangre— que llevan al éxtasis y propician así una cierta sensibilidad al mundo invisible.



Te podría interesar:

“Merry LulzXMas’’: Hackers de Anonymous infiltran firma de seguridad y donan los recursos obtenidos

AlterCultura

Por: pijamasurf - 10/25/2011

Al más puro estilo de Robin Hood, hackers de Anonymous consiguen información bancaria de organismos militares, políticos y financieros para hacer donaciones a organizaciones no lucrativas.

Un grupo de hackers que se dijo parte de Anonymous aseguró ayer que robó cientos de números de tarjetas de crédito e información de clientes de una institución texana de investigación financiera, política y militar cuyos clientes incluyen a la Fuerza Área, contratistas miliares, agencias policiacas, compañías de tecnología y bancos.

Según declaró uno de los hackers, el objetivo de atacar Stratfor Global Intelligence era conseguir fondos de cuentas individuales para entregarlos como donaciones navideñas a organizaciones sin fines de lucro y de caridad como la Cruz Roja, Save the Children y otras. Algunos de los afectados reconocieron que se hicieron movimientos no autorizados desde sus cuentas.

“¡Gracias, Agencia de Inteligencia de la Defensa!”, se pudo leer en uno de los mensajes puestos al pie de una transacción de 250 dólares hecha gracias a la información obtenida con el hack.

“Todas eran de caridad, la Cruz Roja, CARE, Save the Children. Así que cuando la compañía de la tarjeta de crédito telefoneó a mi esposa, ella no estaba segura de si era yo donando. Me hizo sentir mal. Hizo sentir mal a mi esposa. Tuvimos que cerrar la cuenta”, declaró al respecto Allen Barr, empleado jubilado del Departamento Bancario de Texas.

Por su parte los miembros de Anonymous no perdieron la oportunidad de desear a todos “Merry LulzXMas’’.

[Bostoon Globe]