*

X
Imágenes de misticismo cargadas de erotismo y diversión esotérica tomadas durante las sesiones de Maxine Sanders (sacerdotisa de la Diosa Madre) y su grupo.

La sexualidad es uno de los principales caminos que tiene el hombre para acceder a estados de conciencia alterada y entrar en comunión con lo sagrado. Esto es parte importante de las religiones que han sido etiquetadas como paganas. La Wicca, una adaptación  moderna de los antiguos misterios esotéricos, no es la excepción, y tiene en Maxine Sanders a una de sus figuras más prominentes, sacerdotisa de la Diosa Madre que logró cierta notoriedad, entre el escándalo y el sex appeal, en los años sesenta.

El blog Sexy Witch recopila estas fotos de dos sesiones de magia sexual realizados por el grupo de Maxine y su esposo Alex Sanders en 1966, quien fundó una corriente dentro de la Wicca. Llama la atención que Alex siempre se mantiene con su vestimenta real, mientras que todos los demás ofician desnudos.  

Muchos de estos grimorios se basan en representar los papeles de la Diosa Madre, el Dios Astado y otras deidades de la naturaleza dentro de un contexto cíclico (lunar, solar, astral) para entrar en en contacto con fuerzas cósmicas o fuerzas terrestres sublunares. Para esto se utilizan técnicas -—mantras, mentaciones, conjuros, sexo, sangre— que llevan al éxtasis y propician así una cierta sensibilidad al mundo invisible.



Alter-Facebook para el 99%: el nuevo proyecto del Movimiento Occupy

AlterCultura

Por: pijamasurf - 10/25/2011

Activistas del Movimiento Occupy desarrollan una nueva red social mucho mejor distribuida por la que, además, sus integrantes puedan comunicarse con total libertad y confianza, un "Facebook para el 99%".

Como parte del espíritu de equidad y mejor distribución de los recursos que debiera imperar en todos los ámbitos de la existencia, un grupo de geek-activistas ligados con el Movimiento Occupy se encuentran diseñando un “Facebook para el 99%”, una red social más horizontal, más adaptada a la colaboración mutua y quizá también con un código de datos que las computadoras puedan analizar fácilmente.

Además, el impulso de todo esto obedece también a otra de las actitudes fundamentales del movimiento: la autosuficiencia. Tomando en cuenta que hace unos días un fiscal solicitó a Twitter información sobre la cuenta @OccupyBoston, los activistas consideran que ha llegado el momento de comunicarse por sus propios medios, porque si bien reconocen la importancia de las redes sociales tanto para Occupy Wall Street mismo como para otros movimientos sociales del 2011 (especialmente el que derivó en la salida de Hosni Mubarak de Egipto), estas herramientas podrían en circunstancias adversas volverse en su contra.

“No queremos confiar en Facebook para los mensajes privados entre activistas”, dijo Ed Knutson, uno de los involucrados en el proyecto, sin duda uno de los más coherentes con el espíritu del movimiento y para nada menor si tomamos en cuenta el impacto —en todos sentidos— que han tenido las redes sociales en los últimos años, moldeando de cierta forma nuestra manera de pensar y de vivir en el mundo.

[Wired]