*

X

La religión del entretenimiento: suave distracción, simulacro y programación de masas

Por: pijamasurf - 09/09/2011

Las máscaras que toma la propaganda adoctrinante en una sociedad supuestamente democrática son reveladas por Aldous Huxley.

Aldous Huxley ha sido acusado de muchas cosas, entre ellas, junto a su hermano Julian, de ser parte del brazo ideológico del Nuevo Orden Mundial. Esto puede o no ser cierto —a primera vista parece mera conspiranoia apoyada en tomar los ejercicios de ciencia ficción de manera literal, como ejercicios de un think-thank  o de wishful thinking—, pero lo que sí es evidente es que la lectura de Huxley puede ayudar justamente a desalinearse del orden mundial y volver concientizar los mecanismos de programación masiva característicos del paradigma sociocultural en el que vivimos. En este sentido es, al menos, un doble agente y, como diría Aeolus Kephas, "Illuminati are us", (Iluminati somos nosotros).

Huxley escribió sobre una amplia gama de temas y entre legendarios libros como Las Puertas de la Precepción, Un Mundo Feliz, Moksha o La Isla, por citar algunos con predilección, puede pasar desapercibido su brillante ensayo Propaganda en una Sociedad Democrática, nunca tan vigente y en el cual encomiamos su capacidad temprana, a la McLuhan, de detectar la tendencia del uso de los medios de comunicación como aparatos del Estado con el fin de ejercer una versión más sofisticada de la añeja práctica de control de las masas a través de la distracción y del adoctrinamiento tautológico. Al igual que Borges, quien dijo que "la democracia es la superstición de nuestra era" y Louis-Ferdinand Céline, que notó que hacer que el pueblo vote es la forma moderna de velar la esclavitud, Huxley advirtió que la democracia es parte de este gran simulacro de la libertad, lo cual, con gran agudeza, lo hace un insospechado precursor de Jean Baudrillard. El entretenimiento que generalmente se considera como algo neutral, y  veces incluso positivo, que hace que el hombre pase "bien" el tiempo, en realidad nos distrae de nuestro presente y aquello que más nos concierne: conocernos a nosotros mismos y buscar, en la guerra perpetua del instante, la libertad, a través de la cual accedemos al lado activo del infinito.

Traducimos algunos extractos que contienen, según se dice en la tradición zen, sendos satori:

«En lo que respecta a la propaganda, los primeros defensores del alfabetismo universal y de la prensa libre advirtieron solo dos posibilidades: que la propaganda sea verdad o que sea falsa. No previeron lo que en realidad ha sucedido, sobre todo en nuestras sociedades occidentales capitalistas: el desarrollo de una vasta industria de comunicación masiva, que no lidia ni con lo falso ni con lo verdadero, sino con lo irreal, lo que es casi siempre totalmente irrelevante. En una palabra, fallaron en tomar en cuenta el apetito casi infinito del hombre por las distracciones.

»En el pasado la mayoría de las personas nunca tuvieron una oportunidad de satisfacer del todo este apetito. Podían haber anhelado distracciones, pero esas distracciones no eran provistas. La Navidad llegaba una vez al año y las fiestas eran "solemnes y raras"; habían pocos lectores y poco que leer y lo más cercano a un cine de barrio era una capilla, donde los espectáculos, aunque infrecuentes, eran algo monótonos. Por condiciones remotamente comparables a las que ahora prevalecen tenemos  que remontarnos a la Roma imperial, donde se mantenía al pópulo de buen humor con dosis frecuentes y gratuitas de diversos tipos de entretenimiento —desde dramas poéticos a luchas entre gladiadores, desde recitales de Virgilio hasta rounds de boxeo, conciertos, ensayos militares y ejecuciones públicas. Pero incluso en Roma no había nada comparado con el sinfín de distracciones que proveen los diarios, las revistas, la radio, la televisión y el cine. En Un Mundo Feliz las distracciones sin cortes de la naturaleza más fascinante (the feelies: películas también táctiles, orgy porgy, sexo grupal bajo la influencia de las drogas, centrifugal bumblepuppy, una futurista versión de espirobol) son deliberadamente usados como instrumentos de política pública, con el propósito de impedir que la personas presten mucha atención a las realidades de la situación social y política. El otro mundo de la religión es diferente al otro mundo del entretenimiento; pero se asemejan en que decididamente "no son de este mundo". Ambos son distracciones y, si se viven continuamente, pueden volverse, como en la frase de Marx, "el opio del pueblo" y, por consiguiente, una amenaza a la libertad. Solo los que vigilan pueden mantener sus libertades y solo los que están constante e inteligentemente en el aquí y en el ahora pueden autogobernarse efectivamente por procedimientos democráticos. Una sociedad, cuyos miembros pasan buena parte de su tiempo  no en el presente, no en el aquí y en el ahora y en el futuro calculable, sino en otro lugar, en los otros mundos irrelevantes del deporte y las telenovelas, de la mitología y la fantasía metafísica, encontrarán difícil de resistir las invasiones de aquellos que controlan y manipulan la sociedad.

»En su propaganda los dictadores de hoy dependen fundamentalmente de la repetición, supresión y racionalización —la repetición de eslóganes que desean que sean aceptados como verdad, la supresión de hechos que quieren que sean ignorados y la estimulación y racionalización de pasiones que pueden ser usados en el interés del Partido o del Estado. Al tiempo que el arte y la ciencia de la manipulación son mejor entendidas, los dictadores del futuro indudablemente aprenderán a combinar estas técnicas con las distracciones interminables que, en el Oeste, amenazan con ahogar en un mar de irrelevancia la propaganda racional esencial para mantener las libertades individuales y la sobrevivencia de las instituciones democráticas».

     

En la tercera entrega de las sesiones de Surf the Waveform, recorriendo el mejor techno del orbe, presentamos a Modulador B con su aguerrido sonido desde el warpzone de la Ciudad de México.

La transferencia del espíritu del cuerpo a la máquina es una de las preocupaciones centrales; esencialmente una expresión de la espiritualidad tecnológica. De esta forma: la música techno vence lo que Theodor Adorno veía como el efecto alienante de la mecanización en la conciencia moderna.

Ken Mc Leod, "Space oddities: aliens, futurism and meaning in popular music"

Con el proyecto Surf the Waveform, Pijama Surf y Luca Ortega (Líneas de Nazca) se unen para registrar los sonidos que acompañan la época actual definida por la aceleración tecnológica y su coqueteo con “el fin de los tiempos” (como llamara Terence Mckenna a la parte del fractal que atravesamos). Y si pudiéramos ponerle un soundtrack a estos tiempos —de radical simbiosis entre el hombre y la máquina—  seguramente ese paisaje sonoro estaría conformado por música electrónica, probablemente por techno.

Las sesiones de Surf the Waveform están conformadas por entrevistas y grabaciones live de algunos de los actos más interesantes de la escena mundial del techno post minimalista, con representantes que van desde el sur del continente americano hasta el norte de Europa, y desde América Latina a Europa del Este y Asia, seleccionados por su refinación y su particular forma de entender y expresar esa idea tan abstracta que llamamos techno.

Para la edición de septiembre hemos decidido invitar al primer mexicano de lo varios que participarán en Surf the Waveform. Les presentamos a Modulador B, originario del Distrito Federal, un muestra de lo que se cocina en ese Leviatán que es la Ciudad de México.

El sonido de Modulador B no es "easy listening" para escuchar relajado en casa con un buen libro, esto es deep-techno-for-the-dancefloor, serio, sólido y directo: diseñado para escucharse a buen volumen. Se puede percibir la predominancia del hardware sobre el software y la influencia del legendario Underground Resistance. Incluso podemos escuchar por ahí al mismísimo "Speak & Spell" de Texas Instruments.

Esperamos que al igual que nosotros disfruten el set de Modulador B: techno 100% mexicano.

 

Surf The Waveform Podcast 03 Modulador B Live by Pijama Surf

 1.- ¿Cuándo empezaste a producir música electrónica?

Desde que adquiero mi primer secuenciador, en 1999. En la búsqueda de por qué consumía cientos de acetatos y cuáles eran los procesos para crear un track, mis primeros trabajos fueron de música experimental, breakbeats y techno muy oscuro, hasta que en el 2003 ya tenía más conocimientos y mis estructuras eran más visionarias. 

2.- ¿Cuáles son tus herramientas favorita para hacer música, ya sea software o hardware? ¿Cuál es tu secuenciador favorito?

Utilizo mucho hardware, sintetizadores analógicos, cajas de ritmo y secuenciadores —mi favorito es el SH9 de Roland—, baterias TR 606 , 707, Drumstation de Novation y Revolution 309 de Quasimidi. 

.3. ¿Cómo empieza un  track para ti? ¿Con un ritmo, una melodía, una línea de bajos, o tal vez solo un sample?

Comienzo con la estructura de mis baterías: kick, hi-hat y claps etc. Enseguida buscando el color de la línea de bajo,  finalizando con síntesis analógica hasta llegar al sonido que quiero y después secuenciarlo.

4. ¿Algún comentario sobre esta grabación? ¿Fue grabada en vivo o en un estudio?

Esta grabación fue creada en vivo , no quise plasmar trabajos que ya tenía hechos, por el contrario, este live está producido únicamente para Pijama Surf, es una transición de elementos nuevos en mis producciones. Espero que el mensaje auditivo tenga una consecuencia.

 5. ¿En que lugares o venues has disfrutado más tocar?

Todos los espacios los disfruto mucho, pero hay definidamente los que siempre están presentes, como el festival Union Fest, Love Parade Mexico y el Tecnogeist en la ciudad de Belgrado (Yugoslavia).

6. En otros temas, ¿qué piensas de una parte de la música mainstream, estilo el pop pegajoso hecho para las masas como el de Lady Gaga o Britney Spears? ¿Crees que está hecho como un tipo de control mental o para lavar el cerebro de las personas?

No escucho música mainstream. Creo que su público no busca otros horizontes, a veces todos somos como robots, pero creo que todo tiene una iniciación musical. Tuve la fortuna de escuchar música desde finales de los 80s, grupos como Kraftwerk,  John Cage y una lista gigantesca de artistas cuya filosofía no era llegar a la comercialización.

7. Cuéntanos sobre tus influencias. ¿Han influido las drogas psicotrópicas en tu música?  ¿Nos podrías hablar de la relación entre las sustancias psicoactivas y su proceso creativo?

Mi influencia definitivamente fue Kraftwerk y la gran maquinaria de artistas de Detroit (Derrick May, Juan Atkins, Kevin Saunderson y la Underground Resistance). Nunca he consumido drogas, creo que la creación se desarrolla explorando tus reacciones y sentimientos: es un escape que puede alterar el orden. 

8. En cuanto a influencias musicales, ¿qué han estado escuchando últimamente? ¿Qué artistas recomiendas? ¿Qué otros artistas fuera de la música te gustan?

Actualmente existen unos monstruos del sonido electrónico en el planeta. Es importante mencionar que me gusta lo que se produce en México como Líneas de Nazca, Itzone, Signal Deluxe; y en otros lugares, como Detroit, lo que produce Carl Craig, Robert Hood; en el Arte sonoro, Manrico Montero.

9. Esto es algo que le estamos preguntando a todos: ¿has oído sobre esta onda del 2012, de la que se habla por todos lados, una especie de fin del mundo o evolución planetaria? ¿Qué piensas de esto?

Escuchas muchas cosas, la gente se ha encargado de transformar lo que aún no es completamente visible. Lo que sí está muy claro es el cambio tecnológico .

10. La música electrónica tiene una relación íntima, casi interdependiente, con la tecnología, ¿hacia dónde ves que vaya la música del futuro, al tiempo que la tecnología sigue acelerando?

Me he dado cuenta de que la música electrónica se divide en capas sobre la exploración del sonido, muchos regresan al hardware y la consecuencia de no soltar la tecnología, esta fusión nos hace exigirnos aun más a proponer algo más visionario. Siempre lo he dicho: así como avanza la tecnología, así avanza la música electrónica.

Modulador B:

 Soundcloud

Facebook

 Twitter

Luca Ortega/Líneas de Nazca:

Soundcloud

Facebook

Twitter

Surf the Waveform en Facebook