*

X
Sexo con vehículos motorizados, con botargas, estatuas o excitación por tener insectos en el cuerpo o crema de maní son algunos de los fetiches de esta lista.

En la búsqueda del placer y el bienestar que otorga el sexo las diferencias imperan, cada persona tiene un universo en su cuerpo y llegar al éxtasis o a la metaestimulación consiste en rutas igualmente diversas. En el sexo, decía Octavio Paz, siempre hay al menos tres protagonistas: una pareja y la fantasía (evidentemente si se trata de tercios u orgías habrá más: el fantasma erótico que también participa). Esta fantasía a veces se materializa en un objeto animista. Pero hay de objetos a objetos, y la parafilia o el fetichismo a veces desbarra por bizarros linderos.

A continuación los diez fetichismos y parafilias sexuales más extraños que tienen cierta recurrencia en el espectro sexual (una mención honorífica al futuro del fetichismo merece Thad Roberts, el hombre cuyo fetiche fueron las rocas de la Luna: copular con su novia sobre una cama de rocas lunares que robó de la NASA).

Ursusagalamatofilia

A algunas personas les gusta vestir de felpa o hasta de botargas y buscar otras personas similares para copular. Esta parafilia es bastante popular en otro mundo (dentro de éste).

"Hay una gran escena de 'felpa' y parece estar basada en personas que gustan de proyectar cualidades antropomórficas a los animales y les adscriben cualidades humanas", dice el terapeuta sexual Ian Kramer.

A diferencia de la zoofilia, donde la personas literalmente disfrutan de tener sexo con cabras, perros, caballos, o la avisodomía (con aves), aquí lo que sucede es el deseo de tener sexo con humanos que tienen características de animales, pero a la vez son lindos y dulces, de ahí la felpa.

Hace un año surgió el caso del Pato Donald que inició contacto sexual con una mujer, tratando de borrar la frontera entre la caricatura y lo erótico. Esta botarga habría tenido más suerte si hubiera abordado a una mujer ursusagalamatofílica.

Parcialismo

A algunas personas les excita una parte del cuerpo específica, por ejemplo el pie de una mujer con tacones. Incluso existen sitios dedicados en su totalidad a estas fascinaciones, por ejemplo, a chicas en tacones apoyando su piernas sobre un auto y especialmente los pedales, conocidas como gas pedal honeys. Esta fragmentación del deseo hace que algunas personas lleven esto al extremo y durante el sexo busquen copular solamente con un pie o con una mano: en vez de talk to the hand: fuck the hand.

Agalmatofilia

La atracción por maniquíes es bastante común, esto incluye también la excitación erótica generada por estatuas y por la inmovilidad (lo que  podría ser un sucedáneo de la violación). Muchas personas no sólo contemplan a los maniquíes cuyos cuerpos torneados se muestran en las tiendas de ropa, algunos incluso los roban para tener sexo con ellos.

Formicofilia

Este es el placer sexual derivado de tener insectos arrastrándose por el cuerpo, especialmente en los genitales (¡¿esa sexy hormiga en la vagina, o la abeja meliflua en el pene?!). Se cree que esta parafilia se ha desarrollado especialmente entre personas cuyos hogares son infestados por insectos y, por el divino azar, experimentan durante la cópula la participación de algún insecto que incrementa el placer. Aunque claro que hay personas que simplemente gustan de llevar voluntariamente insectos a la cama y usarlos estratégicamente en zonas erógenas.

En Japón existe la costumbre entre ciertas personas de utilizar anguilas para el sexo anal o para la masturbación femenina.

Dacrofilia

Un poco menos bizarra, ya que las lágrimas tienen químicos, incluso llegan a tener oxcitocina (la llamada hormona del amor), hay muchas personas que incrementan su excitación al lamer, untarse o hasta beber lágrimas. No es extraño que las emociones extremas se acrisolen en el sexo, y pasar del llanto al orgasmo no es algo tan raro, pero existen personas que buscan propiciar las lágrimas por cualquier motivo para llegar excitarse, lo que puede derivar en violencia.

A esta parafilia está relacionado el placer que se obtiene por lamer los ojos de una persona, el oculolinctus.

Acrotomofilia

Algunas personas se excitan con miembros amputados, ya sea con su ausencia o con su prótesis.

Mecanofilia

Como resultado de la sexualización de las máquinas, particularmente de los autos, que se ha generado en la publicidad, existen personas que no sólo se ven excitadas por las máquinas —por tener sexo en un Corvette rojo— sino que tienen sexo con vehículos. Tal es el caso de Edward Smith, un hombre que dice haber tenido sexo con más de mil autos y uno que otro helicóptero.

No hay duda que la mecanofilia es uno de los fetiches que más en común tiene con la llegada de los robots sexuales y demás máquinas de uso erótico.

Simorofilia

El placer sexual que genera montar accidentes o desastres, como un choque automovilístico. Este fetiche ha sido popularizado por J. G. Ballard en su novela Crash, en la que el clímax del placer se sincroniza con el momento de un choque: excitación in extremis que coquetea también con la muerte —el reverso del orgasmo. Cercano al placer que se obtiene de las cicatrices y de tener sexo en un paisaje destrozado.

Por otro lado, esto también comprende la fascinación por copular en un desastre natural, tener sexo en un huracán, tsunami, incendio, etc., y la máxima  dádiva de la simorofilia: copular durante el fin del mundo, el coito apocalíptico.

Hierofilia

La hierofilia es la excitación sexual derivada por los objetos religiosos. Esto se asocia con la devoción religiosa llevada a su literalidad. Algunas personas fanáticas, por ejemplo, que suelen asegurar "pertenecerle a Cristo", llevan esto a un extremo y disfrutan usar cruces, Biblias u otros objetos en el acto sexual. Otras simplemente eligen masturbarse con imágenes o figuras religiosas. Esta "hereje" parafilia es una consecuencia de la misma represión sexual que la religión ha implantado históricamente.

Arachibutyrophilia

Este es el extraño fetiche por embadurnar a una persona alérgica a la crema de maní con esta sustancia y copular, en un melangerie, con ella y otra persona, viendo cómo su cuerpo se trastorna. El placer es doble: la crema de maní en los cuerpos y el pasmo criptozoológico de su mutación provocada por el alergénico. Este fetiche fue registrado por primera vez por un sexólogo en la revista Nerve.

*

No sabemos si la excitación sexual que generan los extraterrestres en ciertas personas sea un fetiche o no, pero es ciertamente una fuerte tendencia, con numerosas personas describiendo en Internet lujuriosas escenas de sexo cósmico en naves espaciales o en planeta lejanos. En tanto se decide o no, les dejamos este gran video musical de porno extraterrestre de Tobacco .

[CBS]

Twitter del autor: @alepholo

World of Warcraft: abre sus puertas a un universo paralelo

Por: pijamasurf - 08/09/2011

El legendario juego de rol en-línea abre sus puertas para que disfrutes gratis de los primeros niveles que componen la épica odisea; ejercita la imaginación transmutándote en seres fantásticos (y si te vas a evadir del presente, al menos hazlo jugando WofW)

juego rol enlinea world of warcraft

En una increíble oportunidad para practicar el ritual virtual en internet, World of Warcraft abre sus puertas para que nuevos jugadores se unan a la tribu de miembros que se ha gestado en torno a este ya legendario juego, y la cualincluye a millones de personas alrededor del mundo. Transmuta en seres fantásticos, personifica heroicas entidades, afina tus actitudes mágicas y tu espíritu guerrero, todo ello inmerso en paradisiacos psico-escenarios. En la era de la evasión, si bien no podemos obligarte a vivir el aquí y ahora, al menos te sugerimos que te evadas con estilo y le entres al mundo de la hechicería digital.

A continuación te presentamos un detallado manuel con toda la información práctica que debes tener para sumergirte en World of Warcraft, pero te advertimos que a partir de este momento tu realidad no volverá a ser la misma:

Empezando en World of Warcraft!

Esta sección guiará tus primeros pasos hacia el descubrimiento de la amplia gama de misterios y aventuras de World of Warcraft. Aprenderás todo lo que necesitas para entrar de inmediato al juego; desde las bases de la creación de personajes, hasta una útil guía de selección de clases. Tu personaje será tu avatar en World of Warcraft. Sin embargo, no estás limitado a uno solo, pues tienes la libertad de crear docenas de personajes si es que deseas explorar la diversidad de combinaciones de raza y clase. Muchos jugadores llaman “principal” al personaje que juegan con mayor frecuencia y a todos los demás como “alts o alternos”. ¿Por qué habrías de crear más de un personaje? Bueno, como cada clase tiene su propio estilo de juego, es muy divertido experimentar.

Paso 1: elige tu reino

World of Warcraft cuenta con millones de jugadores activos. Sería problemático si todos estuvieran en el mismo mundo de juego de manera simultánea (además de eso, las computadoras que albergan el juego probablemente crearían un sindicato de trabajadores y entrarían en huelga). Para mantener una experiencia de juego estable, fluida y consistente, la población de World of Warcraft se encuentra dividida en muchos reinos distintos. Cada uno de ellos es una copia idéntica del mundo de juego pero, por lo general,  los jugadores sólo podrán jugar e interactuar con personajes de su mismo reino*. Imagina que cada reino es un universo paralelo o dimensión espejo; con miles y miles de personajes jugador únicos.

Los reinos vienen en cuatro presentaciones distintas, según el tipo de experiencia de juego que ofrecen:

JcE Jugador contra Entorno

La versión estándar. Jugar rol es opcional y es necesario activar la modalidad JcJ para luchar contra otros jugadores.

JcJ Jugador contra Jugador

Para jugadores que buscan un desafío. Jugar rol sigue siendo opcional, pero los miembros de la facción contraria podrán atacarte donde y cuando sea. Mantente alerta.

JcE-JR Jugador contra Entorno — Juego de Rol

En este tipo de reinos es casi obligatorio jugar rol, pero sigue siendo necesario que ambas partes activen la modalidad jugador contra jugador si desean combatir.

JcJ-JR Jugador contra Jugador — Juego de Rol

Al igual que en los reinos de JcJ, el combate entre facciones es una amenaza siempre presente; jugar rol es la norma.

Recluta a un Amigo!

Si tienes planes de jugar con un amigo, recuerda que deben crear sus personajes en el mismo reino, de lo contrario no podrán aventurarse juntos. El sistema “Recluta a un Amigo” proporciona bonificaciones considerables dentro del juego para amigos o familiares. Visita la página de Recluta a un Amigo si deseas más información con respecto a esta característica.

Paso 2: elige tu raza

En World of Warcraft Clásico puedes escoger entre ocho razas y las expansiones posteriores aumentan esta cifra a doce. La raza de tu personaje determina su apariencia, le proporciona beneficios especiales (conocidos como facultades raciales) y te convierte en miembro de una de las dos facciones: la Alianza o la Horda. Esto es importante, ya que sólo podrás comunicarte con personajes que pertenezcan a tu facción. Por ejemplo, si creaste un elfo de la noche, ese personaje sólo podrá platicar y jugar con los personajes de la Alianza en el reino que lo hayas creado. Un tauren, por otro lado, sólo podrá interactuar con los personajes de la Horda.

Razas de la Alianza

Huargen, Draenei, Enano, Gnomo, Humano, Elfo de la noche, Razas de la Horda, Goblin, Elfo de sangre

Orco, Tauren, Trol, Renegado

Paso 3: elige tu clase

La facción y la raza son elecciones sociales, ya que dictan la apariencia de tu personaje y con quienes podrás interactuar. La clase es una decisión de juego, ya que determina lo que puede o no puede hacer tu personaje así como la experiencia de juego que tendrás. No todas las razas tendrán acceso a todas las clases. Los enanos, por ejemplo, no pueden ser druidas. En general, tu clase tiene un mayor impacto sobre el modo en que vivirás World of Warcraft, por lo tanto, si tu elección se encuentra entre una raza o una clase específicas; elige la clase de tu preferencia. Algunas clases fueron diseñadas con un rol único en mente, mientras que otras tienen la capacidad de desempeñar varios. El mejor ejemplo de un sanador “puro” es el sacerdote (aunque los sacerdotes de sombras son una notable excepción). Por su parte, los druidas son un buen ejemplo de una clase “hibrida” que puede asumir el rol de tanque, sanador o daño sin problema alguno.

Clases de World of Warcraft

Guerrero, Paladín, Cazador, Pícaro, Sacerdote, C. muerte, Chamán, Mago, Brujo, Druida, Roles principales, Tanques

Los Tanques luchan aguantando los embates del enemigo. Son personajes fuertes y resistentes, capaces de recibir mucho daño antes de caer. Su rol en el grupo es obligar a los monstruos a centrar su atención en ellos y no en los miembros más vulnerables del mismo.

Sanadores

Los Sanadores tienen hechizos y facultades que les permiten regenerar rápidamente su salud y la de otros jugadores. Son particularmente útiles para el grupo ya que los tanques, aunque son tan sólidos como una pared de ladrillos, requieren sanadores que los mantengan con vida el tiempo suficiente para que los personajes que causan daño puedan terminar el trabajo.

Daño

Los personajes que Causan Daño son muy buenos para infligir gran cantidad de daño en un breve periodo de tiempo. Mientras los tanques son corredores de maratón, los personajes que causan daño son velocistas y tratan de derrotar a sus oponentes tan rápido como sea posible; intentando no recibir daño en el proceso.

Paso 4: ¡pinta bien!

Una vez que hayas elegido raza y clase, es momento de ajustar la apariencia de tu personaje. Siéntete en libertad de cambiar entre hombre y mujer; la igualdad de géneros está presente en todos los aspectos de World of Warcraft. Jugar como hombre o mujer es meramente cosmético. Cada raza tiene atributos visuales ajustables como aretes, tatuajes, peinados y más. Podrás elegir distintos estilos de barbas ornamentadas para un enano, o seleccionar entre cuernos de distinto tamaño y longitud para un tauren. Si tienes prisa, utiliza el botón “aleatorio” para que el juego genere apariencias de manera automática. Si ese no es el caso, puedes hacerlo de forma manual. Por último, será necesario que le pongas nombre a tu personaje. Ten en consideración que los nombres ofensivos están prohibidos. Por cuestiones de etiqueta, elige un nombre apropiado. Es muy probable que otros jugadores ya hayan tomado algunos nombres, así que busca opciones distintas hasta que encuentres una que te satisfaga.

Paso 5: entra a World of  Warcraft

¡Felicidades, has creado tu primer personaje! Examina lo que escogiste y, si estás contento, haz clic en el botón para entrar a un mundo de poderosos héroes e increíbles aventuras. Tu viaje está a punto de empezar

Para más información y las últimas noticias de World of Warcraft haz click aquí y aquí

 

* Contenido publicitario