*

X

"Song of the Machine": un virus que puede hacer al ser humano ver en infrarrojo

Buena Vida

Por: pijamasurf - 06/29/2011

En un excelente video que conjuga la ciencia y el arte, Superflux nos presenta un nuevo desarrollo teórico de la optogenética que permite a los seres humanos obtener una visión electromagnética de mayor espectro y conectar el ciberespacio con la realidad cotidiana.

Los ojos son nuestros primeros procesadores de la realidad, el córtex visual recibe al mundo en una "canción neural" de diferentes voces (las voces son las distintas gamas del espectro electromagnético). Nuestra codificación está diseñada o limitada a solamente "escuchar" algunas de estas frecuencias de luz. Sin embargo algunos animales son capaces de ver en ultravioleta (como los renos o las abejas) y hasta en infrrarojo (como las serpientes). ¿Podemos modificar nuestro cuerpo para acceder a estas dimensiones invisibles de la luz?

Esto es lo que sostiene en un ejercicio de ciencia ficción —que podría convertirse en una próxima realidad— el equipo formado por el neurocientífico Patrick Degennear y la firma de diseño Superflux.

El camino a tomar es el de la optogenética: más que el implante de electrodos en los ojos y en el cerebro, inyectar un virus que introduzca nuevas células nerviosas fotosensibles.Luego se usaría una interfaz (unas gafas electrónicas) que registra impulsos, interpreta la escena visual y envía códigos de pulsos de luz a la retina. Esta información podría amplificar "la canción neural" de nuestro córtex visual.

La interfaz visual también permitiría acceder al ciberespacio en una realidad aumentada, accediendo a ríos de datos sobre los ríos de luz natural y luz eléctrica, feeds de información in situ, geotags... fusionar la canción de natura con la electro-canción de la máquina en una sinestesia digital de información incesante.

[Superflux]

La marca de ropa británica presentó un espectacular desfile de moda holográfico en Pekín para inaugurar su tienda en la capital de China.

La icónica marca de ropa británica Burberry celebró en abril una espectacular pasarela en Pekín como parte de la inauguración de su tienda en la capital China. Recuperamos esta presentación no por la ropa, sino porque esta presentación tuvo la particularidad de  proyectar modelos holográficos que se mezclan con modelos reales, mostrando que la tecnología holográfica puede hacerse pasar por real con suma facilidad. Al desintegrarse los hologramas se convierten en fugaces copos de nieve.

Una de las seis modelos que participaron en el show, Edie Campbell, dijo: "Mi ser virtual es claramente mejor que  mi yo real... Aunque era un riesgo porque había muchas posibilidades que mostrara sus tetas tras bambalinas". 

El fashion holográfico tiene dos antecedentes fundamentales, el holograma de Kate Moss en un desfile del recientemente finado genio Alexander MacQueen, y la pasarela líquida de medusas holográficas de Diesel.

[Huffington Post]