*

X

Aparece ciudad fantasma en China, ¿proyección holográfica, espejismo o poético hoax?

Por: pijamasurf - 06/25/2011

Un intrigante fenómeno ocurrió hace unos días sobre el río Xin'an en China: una ciudad fantasma apareció en el horizonte, aparentemente de la nada; lo ocurrido ha generado una serie de diversas teorías que analizamos aquí, sin llegar a ninguna conclusión (porque es mejor dejar poéticas ciudades fantasmas flotando en el horizonte).

En el límite de la realidad, esta historia ha circulado por distintos medios, incluyendo el Huffington Post. Una ciudad (o la imagen de una ciudad) supuestamente apareció en la bruma sobre el río Xin'an, en el este de China. Un horizonte de rascacielos, árboles flotando sobre el agua y hasta una especie de moderno castillo en la colina se dibujaron sobre la niebla espectral. Claro que podrían haber estado ahí desde antes, como "objetos reales", constantes.

El sitio británico ITN fue el primer medio occidental en reportar el fenómeno. En el video incluso entrevista a una transeúnte china que según una incomprobada traducción dice sobre el fenómeno óptico: "es como una escena de una película, en un país de hadas". El suceso ciertamente recuerda a lo que ocurre en la serie de ciencia ficción Fringe, donde en ocasiones se borran las fronteras entre universos paralelos y éstos se superponen en una especie de vórtice interdimensional.

Imagen tomada en el 2006 en Penglai, en la provincia de  Shandong.

Aparentemente existen reportes de algo similar ocurrido en China en el 2006; el fenómeno podría ser lo que se conoce como un "espejismo superior"  en el que la trayectoria de los rayos luminosos es convexa hacia arriba; cuando esto se produce un barco, una montaña, etc., parecen flotar en la atmósfera.  Una ciudad —que no está en esa dirección— de alguna manera proyectada sobre el horizonte, como un sistema fantasma.

En el caso del espejismo en el 2006, en Penglai, China, miles de personas se acercaron a la playa para contemplar esa deliciosa ciudad fantasma que apareció en el horizonte. En este caso, aunque en el video vemos a algunas personas que parecen detenerse  a ver la ciudad del otro lado del puente, no vemos una conmoción a ese nivel y la ciudad parece tener mayor definición que el espejismo ocurrido en el 2006.

Esto ha llevado a muchos conspiracionistas a sacar el as de la manga que surge en todos los casos en los que un fenómeno inexplicable ocurre en el cielo del planeta: el espectral proyecto Blue Beam, que supuestamente es capaz de proyectar imágenes verosímiles sobre el lienzo de la atmósfera. ¿Son hologramas estos edificios y árboles?

Es difícil decir sin realmente tener acceso a los medios chinos y al idioma. ¿Fue ocultado este fenómeno ya que se debe a un proyecto secreta del gobierno? ¿O es simplemente la explotación del abismo mediático entre China y Occidente por un medio británico para crear una historia difícil de comprobar, poética desinformación?

El siguiente video juega con esta poesía de lo incognoscible, en la evanescencia de una ciudad (y de las herramientas cognitivas para determinar una ya antes elusiva realidad), con una música ambiental altamente evocativa.

Algunas personas aseveran que se "abrió un portal en el tiempo" o que "son los hologramas más logrados que se han visto", otros solo se maravillan ante el nivel de credulidad de las personas.

Un profesor de teoría de medios haría bien en pasar estas imágenes y sus reacciones para analizar la construcción de la realidad que ocurre en los medios, incluso podría discutir con sus alumnos teorías como la del simulacro de Baudrillard o la propaganda según ha expuesto Noam Chomsky. También podría entrar con solo este caso en profundas exploraciones filosóficas, desde  el inmaterialismo de Berkeley, pasando por el indeterminismo de la física cúantica y el colapso de función de onda, quizás para acabar en la psicología cuántica de Robert Anton Wilson, quien articula todo esto diciendo básicamente que nuestro sistema de creencias es el que determina la realidad que experimentamos. Es una proyección holográfica, es un simple fenómeno óptico o un hoax de los medios. O, por qué no, simplemente una imagen en un río en un sueño.

¿Tú qué crees?

Alex Jones dice que los elfos inter dimensionales del DMT dictan a la élite la agenda política

Por: pijamasurf - 06/25/2011

El famoso periodista Alex Jones alcanza el non plus ultra de la conspiración y dice que la élite en el poder (Bilderberg, Iluminati, etc.) fuma DMT y que los elfos que se les aparecen en sus visiones psicodélicas determinan el destino del planeta.

"..una habilidad entrancada en tu estructura psicológica que no estamos usando. Ellos [los elfos-máquina] quieren que hablemos en luces de colores", Terence Mckenna.

Este es uno de los más hilarantes y conspiranoicos bits de media que hemos visto en toda la historia de la blogósfera, protagonizado por el despotricante guerrero fundamentalista anti nuevo orden mundial, Alex Jones.

Por alguna razón extraña, tal vez para escalar el nivel de paranoia en sus radioescuchas o simplemente para contribuir a la poesía cósmica que se entrelaza con la ciencia ficción y la moderna teoría de la conspiración, Alex Jones tocó hace unos días el tema del DMT en su programa de radio, escuchado por ciento de miles de personas.

El DMT es quizá el psicodélico más potente del mundo y el más abundante (se encuentra en miles de plantas, en animales y en el cerebro humano). Este psicodélico fue popularizado por Terence Mckenna, que en una descripción de un memorable viaje dijo que las entidades que vio en el hiperespacio eran como "self-transforming machine elves" (elfos mecánicos autotransformantes) o "self-dribbling jeweled basketballs" (pelotas de basquétbol enjoyadas que se driblan solas).

"Están tomando el DMT, tienen a los comandantes de las black ops empujando alucinógenos de alto poder", dice Jones en el épico video. "Estamos en peligro, damas y caballeros, los elfos mecánicos[...]. El tema es que más allá de que esto sea real o no, los globalistas piensan que sí, los elfos les están diciendo vengan, conéctense, va a suceder [...]. Les llaman elfos mecánicos, todos lo que lo toman lo ven, Joe Rogan  lo ha tomado, todos ven pequeños elfos con sombreros verdes".

"Todos estas personas que ves en Bilderberg están tomando DMT. ¿Crees que son solo una bola de viejos? Están en el poder porque estaban en esto hace 70 años, tomaban DMT hace 70 años, estaban en tanques especiales".

"La élite no cree en el satanismo, creen que están contactando extraterrestres interdimensionales a través del uso de las drogas y a través de la interfaz electrónica y creen, Ray Kurweil ha escrito sobre esto, que se fusionarán con las máquinas y se dispararán al espacio hiperdimenisonal [...] por eso se quieren deshacer de nosotros, no importa si es real o no, creen que están en contacto con estas entidades y están siendo dirigidas por ellas".

Según Jones, las entidades del DMT les dicen a la élite que construyan el Nuevo Orden Mundial, que construyan el Gran Colisionador de Hadrones, que abran las dimensiones. Aunque aclara que él no sabe si esto es real, pero cree que en el Pentágono y al interior del gobierno los miembros más altos están metidos en estas dimensiones psicodélicas malignas y buscan que las demás personas también tomen psicodélicos (y PCP y Crystal Meth), acaso porque están escuchando la voz de las máquinas élficas.

Hay que puntualizar que esta diatriba del periodista conspiracionista más popular de Estados Unidos es una joya de desinformación (acaso voluntaria: algunas personas sostienen que Jones trabaja para la CIA) o simplemente porque este enardecido periodista ha perdido los cabales y alucina los más estrambóticos proyectos conspiracionistas (difícil elucubrar alguno más disparatado que las entidades extraterrestres del DMT siendo canalizadas por los Iluminati para que éstos establezcan un nuevo orden mundial transhumanista, abran el portal dimensional y permitan que estas entidades tomen control de la Tierra encarnando en la interfaz humano-máquina). Sea como fuere, Jones mezcla a la élite política con la élite intelectual como si los beatniks y  los investigadores psicodélicos —John Lilly, Tim Leary, Terence Mckenna—  trippearan con (o para) los Rockefeller, los Rothschild, los Bush, etc.

Aunque ciertamente es posible que las sociedades secretas de nuestro planeta crean estar en contacto con entidades interdimensionales —como le ocurrió a Aleister Crowley con Lam y con Aiwass—, es un poco difícil imaginar que todo esto, especialmente el esclavismo moderno de la sociedad, haya surgido a través del DMT, y ver a David Rockefeller o a George H.W. Bush decidir que debían crear un nuevo orden mundial de robots humanos después de escuchar al duende del DMT decírselos con un vocoder en su cerebro.  Pero no hay duda de que esta extravagante combinación de circunstancias haría una genial película de ciencia-ficción (quizás podríamos traer a Robert Anton Wilson y a Phillip K. Dick de la muerte, descargar sus conciencias en una computadora y pedirles que escriban el guión).