*

X

Una pareja improbable: venado protege nido de ganso

Por: pijamasurf - 04/08/2011

Un venado de forma extraña ha tomado el lugar de un ganso macho protegiendo el nido de una hembra en un cementerio de Bufalo, Nueva York

Una amistad primaveral insólita ha florecido en un cementerio de Buffalo, N.Y., en Estados Unidos, un venado ha tomado el papel de un ganso macho protegiendo el nido de una hembra que ha tomado residencia en una urna. El venado, según trabajadores locales, pasa todo el día a un lado del nido y se interpone entre cualquiera que busque acercarse al nido, en un comportamiento similar al que suelen realizar los gansos en esta temporada.

Generalmente, según expertos en vida salvaje, los gansos y los venados no interactúan, pero por alguna razón, este venado paternal se  ha gansificado y pace el cementerio con su elegancia protectora.

Joven podría enfrentar cadena perpetua en prisión de Montana por compartir 3 gramos de marihuana

Por: pijamasurf - 04/08/2011

Un joven de Montana podría enfrentar cadena perpetua por compartir tres gramos de su marihuana medicinal a unos amigos; el sistema de leyes de Estados Unidos una vez más se empeña por auto-ridiculizarse en lo que se refiere a su manejo legal de las drogas.

Venderle o incluso compartirle unos cuantos porros a otra persona podrían costarte el resto de tu vida en prisión estando en Montana. Tal es el caso de Matthew Otto, un joven de 27 años que fue enjuiciado por distribuir tres gramos de marihuana en el condado de Missoula, Montana (por cierto la localidad redneck que vio nacer a David Lynch). El problema es que al parecer la ley de este estado, o al menos el jurado que asumió esta ridícula decisión, no hacen mayor distinción entre cantidad y tipo de "droga" que se distribuye y simplemente calificaron el delito de Otto como distribución criminal de drogas peligrosas.

En Montana la distribución de marihuana, sin importar la cantidad, es penada con entre un año y cadena perpetua en prisión, más la máxima multa que corresponde a $50,000 dólares. Pero eso no es todo, tal vez lo peor es que Otto tenía licencia para consumir marihuana medicinal y su grave delito fue compartir su porción con un par de amigos en el coche mientras que el sheriff local regresaba a su casa y los sorpendió. "¿Cuántas veces tengo que decirte que no pueden fumar marihuana en su maldito auto? Incluso si esta estacionado." fueron las palabras del seguramente caricaturesco alguacil antes de detener a Otto. Y más allá de lo que depare este joven, lo cierto es que con esto se consagra una evidencia más de la ridiculez que puede manifestar el diseño de las leyes en estados Unidos y, por qué no, en el mundo en general.

[Alternet]