*

X

La medusa más grande del mundo: medusa melena de león ártica (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/25/2011

Con tentáculos que pueden superar los 60 metros de largo la medusa melena de león ártica también es una de las especies más antiguas del mundo ya que habita las gélidas aguas del ártico desde hace millones de años.

Uno de los habitantes más fascinantes de las aguas boreales del mar artico es sin duda la llamada la medusa melena de león ártica (Cyanea capillata). T más allá de su hipnótico colorido, espectacularmente vivido, tal vez lo más sorprendente sea su tamaño, o mejor dicho el de sus tentáculos. Algunas versiones afirman que el cuerpo de esta especie puede alcanzar los seis metros, aunque otras afirman que el mayor ejemplar registrado medía alrededor de 2.5 metros. Sin embargo, sus tentáculos llegan a medir hasta 60 metros de largo, con lo cual la medusa melena de león ártica se haría acreedora al título del animal mas grande del mundo, superando incluso al clamar gigante y a la ballena azul.

A pesar de su nombre común esta medusa no habita exclusivamente el mar Ártico, también puede encontrarse en el Atlántico y en la región norte del Pacífico. Sus largos y traslúcidos, casi invisibles, tentáculos le sirven como la herramienta perfecta para alcanzar a sus presas y proveerse así de alimento. Cuando un cuerpo entra en contacto con sus tentáculos estos automáticamente aplican un potente veneno que produce parálisis, actuando especialmente en los músculos que facilitan la respiración del organismo por lo que usualmente la presa muere sofocada. La medusa melena de león ártica quedo inmortalizada en uno de los cuentos de Sir Arthur Conan Doyle, "El Archivo de Sherlock Holmes", cuando en el cuento "la Aventura de la Melena de León", tras investigar la misteriosa muerte de un profesor al borde de una laguna, finalmente se confirma que este murió a manos de una de estas criaturas.

Alicia en el País de la Multimedia: El músico y artista japonés Takagi Masakatsu, presenta el arte como un simple pero sofisticado masaje polisensorial.

Si tuviéramos que nombrar a un representante del renacentismo digital que encarne cabalmente la versatilidad propia de la vertiginosa actualidad, y que lo haga a través de una creatividad artística encausada por medio de herramientas tecnológicas, esa persona bien podría ser  Takagi Masakatsu. A pesar de su juventud, este artista japonés se desplaza con maestría y agilidad entre distintas disciplinas creativas: música (tanto análogo como electrónica), videoarte, fotografía, y una forma de pintura en computadora que bien podríamos calificar como acuarelas digitales.

Takagi nació en 1979, en Kyoto, Japón, misma ciudad donde realizó sus estudios y donde actualmente reside. A sus 31 años lleva ya más de una década entablando uno de los discursos multimedia más estéticos del planeta, lo cual lo ha llevado a colaborar con gente de la talla del gran músico David Sylvian, o ser reconocido a los 25 años por la prestigiada revista de arte digital, Res, como uno de los artistas emergentes que mayor influencia tendrán sobre el futuro inmediato del videoarte, la música, el diseño, y el media art.

El arte de Takagi básicamente ronda entre los límites (o mejor dicho los anti-límites) de un cuento que tal vez alguien escriba, o interprete, llamado "Alicia en el País de la Multimedia" y los de una refinada orgía de colores, patrones, ritmos, en donde geishas ataviadas de neón sirven, con una mano, te de pistilos de loto azul digitalizado, mientras con la otra tocan al piano risueñas melodías. Y más allá de la belleza que caracteriza a cada una de sus piezas, lo que resulta increíble es la capacidad de fusionarlas armónicamente: secuencias animadas que ilustran aposteósicamente la música que emerge se su computadora. pero más allá de las descripciones y divagues bienintencionados que pueda compartirles sobre la obra de Takagi, sin duda lo más apropiado será dejar de escribir e invitarte a que le regales unos minutos a su trabajo, y probablemente no te arrepientas de hacerlo.