*

X

Comunicación Cuántica: ¿Escucha el universo tus pensamientos?

Por: pijamasurf - 02/24/2011

El documental "Quantum Communication" es un acercamiento a la posibilidad de crear un sistema de comunicación cuántica espiritual capaz de manifestar la realidad y entrar en contacto con la generatrix del universo.

Un nuevo documental, Quantum Communication, sostiene que el universo no solo es consciente, sino que responde a las frecuencias de pensamiento personal. Lo que decimos permanentemente en nuestra mente es lo que eventualmente veremos fuera de ella.

El filme dirigido por David Sereda reúne a varios expertos dentro de la física cuántica de frontera (la que linda con el new age), quienes discuten el poder que tiene la mente humana para crear la realidad, para manifestar sus sueños y encontrar a las personas que tienen que encontrar a través de la ley de atracción. Postula que existe una conspiración al interior de la ciencia para hacer clasificado e inaccesible el conocimiento que se tiene sobre el poder de la mente desde hace décadas.

Más allá de confusiones o posibles trivializaciones, esta idea encuentra resonancias serias en la física cuántica, aunque actualmente solo en el mundo microscópico, donde observar afecta lo observado y donde las partículas están entrelazadas recibiendo información superlumínica a distancia. Asimismo, posee dos interesantes ecos más, uno en la Biblia —«Y Jesús les dijo, "Por vuestra incredulidad; porque de cierto os digo, que si tuvieran fe como un grano de mostaza, dirían a este monte: Pásate de aquí allá: y se pasará: y nada les será imposible», Mateo 17-20— y, en el lado conspiratorio esotérico, en Aleister Crowley, La Gran Bestia: «Si tú supieras que eres Dios y que todos son igual que tú, ¿les dirías?».

De cualquier forma es fascinante empezar a jugar con la posibilidad de que nuestra mente manifieste, según vaya adquiriendo más consciencia, su más profunda intención, su espíritu, por decirlo de alguna forma. Eso es solo un juego, una tarea hipotética y metafísica, una posibilidad dentro del infinito. En cierta forma este documental plantea una serie de herramientas de consciencia para poder utilizar la mente para afectar el mundo material.

Aquí les presentamos la primera parte de este documental, en este link están las siguientes partes.


El aire contaminado causa más ataques cardiacos que la cocaína

Por: pijamasurf - 02/24/2011

El veneno del smog es peor para el corazón que la cocaína, revela un estudio científico; vivir en una urbe moderna casi inevitablemente es vivir en una capa tóxica colectiva

Un estudio realizado por científicos belgas muestra que la contaminación del aire produce más ataques al corazón que la cocaína e implica un riesgo cardiaco tan alto como el alcohol, el café, la ira y el esfuerzo físico. Lo que signfifica que en cierta forma, aunque no nos metamos cocaína y demás agentes tóxicos, el sólo hecho de vivir en una gran urbe es como meternos cocaína (o peor: la cocaína aérea de la gran nata urbana). Este tipo de factores deben de considerarse en la decisión de vivir en una metropolis: envenenamiento (en menor o mayor medida) colectivo a través del aire y de la psique.

Particularmente la polución por el tráfico vehicular es causa de cardiopatías (además de las obvias enfermedades respiratorias).

La Jornda informa:

Tim Nawrot, de la Universidad de Hasselt, en Bélgica, quien dirigió el estudio, señaló que espera que sus hallazgos también alienten a los médicos a pensar con más frecuencia en los riesgos a nivel poblacional.

“Los médicos siempre ven a pacientes individuales y los factores bajos de riesgo no parecerían tan importantes a nivel individual, pero si son prevalentes en la población, entonces tienen mayor relevancia en la salud pública”, indicó Nawrot.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe la contaminación del aire como “un riesgo ambiental importante” para el bienenestar físico, y estima que causa anualmente alrededor de 2 millones de muertes prematuras en el mundo.

El equipo de Nawrot combinó datos de 36 estudios separados y calculó el riesgo relativo por una serie de disparadores de ataque cardiaco y la proporción total de infartos que causaría cada uno.

“De los disparadores de ataque cardiaco estudiados, la cocaína es el más propenso a generar un episodio individual, pero el tráfico tiene el mayor efecto poblacional, dado que más personas están expuestas a él”, escribieron los investigadores.