*

X

Ejército británico desarrolla tanque invisible para el campo de batalla

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/16/2011

La era de las máquinas invisibles de guerra se acerca: tanques invisibles para sorprender al enemigo y submarinos indetectables por sónares son parte de la nueva investigación militar en torno a la invisibilidad

La influencia de Harry Potter y su capa invisible podría estar llegando al ejército británico, que se encuentra desarrollando tecnología que puede hacer invisibles a sus tanques en el campo de batalla. El contratista militar BAE Systems está trabajando en un sistema llamado eCamouflage que despliega imágenes dentro de la estructura del  vehículo, capturadas por cámaras en diferentes ángulos, las cuales harían que el tanque se amalagame con el escenario de fondo. Las imágenes se estarían constantemente actualizando para crear la ilusión de que "no hay tanque". Una ilusión que sería valiosa para tomar de sorpresa a un enemigo y que recuerda a la estrategia militar de Alejandro Magno en su conquista de la India cuando creó un ruido de batalla varios días antes para que el enemigo se acostumbrara a este sonido y de esta forma no notara que su falange estaba cruzando el río Jhelum, de esta forma volviéndose acústicamente invisible.

La tecnología que está desarrollando el ejército británico es una especie de camuflaje óptico que envuelve a una estructura en imágenes en tiempo real de sus alrededores y que tiene su antecedente en el traje óptico desarrollado por  Susumu Tachi de la Universidad de Tokio, utilizando tenología de proyección retro-reflexiva.

Otros proyectos investigan la posibilidad de hacer submarinos invisibles al sónar, desarrollando capas de acústica invisible. Esto se basa en un material moldeado en una serie de círculos concéntricos desarrollado por la Universidad de Illinois, similar a un disco compacto. Cuando el objeto es colocado en el centro de la capa y se sumerge en el agua, las ondas de sonido chocan contra la capa y viajan alrededor sin hacer contacto con el objeto  (que podría ser un submarino).

Otra tecnología  similar es también  desarrollada por científicos británicos:  una capa que podría crear un vacío de espacio tiempo capaz de ocultar la sucesión de un evento ante los ojos de un observador. Esta tecnología está basada en el uso de los llamados metamateriales, sustancias cuya estructura interna les permite canalizar la luz alrededor de objetos y además sería capaz de desvíar la luz por un periodo de tiempo significativo para poder incluso editar un evento fuera de la historia.  Tecnología perfecta para eventos de manipulación e ilusionismo global.

Al contrario de los tanques que buscan ser invisibles, la revista Wired publicó un artículo sobre el interés en desarrollar proyecciones holográficas tridimensionales para utilizarlas en el campo de batalla creando la ilusión de que una deidad (se le llama "El Rostro de Allah") se aparece en la batalla e induciendo a los soldados a un rapto religioso  o a un pánico existencial, el cual podría rendir dividendos militarmente.

Surge la pregunta, con toda esta tecnología de ciencia ficción, ¿qué sucedería si la imaginación y los recursos de la humanidad no fuera puestos solamente al servicio de la guerra? Seguramente se podríán hacer las típicas cosas que se sugieren, como acabar con el hambre o crear energía limpia y barata, y hasta quizas crear una plataforma para la evolución de la conciencia.

Vía Cosmic Log

Lyndon Baty,” El Niño Burbuja”, envía a su avatar robótico a la escuela

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/16/2011

Lyndon Baty tiene un riñón poliquístico que lo confina a una virtual burbuja, pero ahora el joven va a la escuela y socializa con los niños de su edad a través de un robot

Lyndon Baty, tiene un riñón poliquístico, lo cual hace que virtualmente no tenga sistema inmunológico, confinándolo a un aislamiento extremo, tal que se le conoce como el “niño burbuja”. Por el último año no ha podido tener ningú n tipo de contacto social con amigos y compañeros salvo a través de Facebook, pero ahora eso ha cambiado gracias a un avatar robótico sobre ruedas que le permite ir a la escuela con el resto de los niños de su edad.

El avatar cuenta con tecnología a de video conferencia, micrófono y mide 4 pies de altura. Lydnon no sólo va a clases, también va a la cafetería  y “hangea” con sus compañeros en el patio de la escuela.

La madre de Lyndon dice que el avatar ha cambiado su vida, haciendo que el adolescente tenga algo por lo cual vivir, levantándose antes de que suene la campana (y ahí tiene una ventaja puesto que no se tiene que levantar antes a bañarse a temperaturas heladas o esperar el camión y desayunar comida chatarra) o estudiando para poder responder a las preguntas de los maestros en clase. Y quien sabe, tal vez su avatar logre seducir a alguna sexy adolescente con sus estructura de cuatro pies de metal y silicio o con su voz varonil robótica.

Por otra parte ese avatar también da lugar a bromas crueles, como niños intentando hacerle el calzón chino (“wedgie”) pero frustrándose porque no pueden. U otros niños queriendo llevar sus robots a la escuela. Es curioso que muchos niños fingirían estar enfermos para quedarse a jugar videojuegos en casa y Lyndon está enfermo y va a la escuela para jugar un videojuego.