*

X

Diego Fernández de Cevallos montó un show mediático, afirman sus secuestradores

Política

Por: pijamasurf - 01/26/2011

En un comunicado del 24 de enero, la Red por la Transformación Global afirma que "El Jefe" Diego Fernández de Cevallos estuvo a punto de ser pasado por las armas y que los medios han creado un show mediático alrededor de su secuestro.

La Red por la Transformación Global, el grupo que afirma haber secuestrado a Diego Fernández de Cevallos, dio a conocer un nuevo boletín titulado "POSTDATA Y PROEMIO", fechado el 24 de enero, en el que afirma que Fernández de Cevallos fue condenado a muerte pero la pena le fue conmutada por los antes conocidos como “Los misteriosos desaparecedores”, a partir de la propia solicitud de Fernández de Cevallos. Más tarde el abogado fue liberado.

“Condenado a la pena capital Diego Fernández de Cevallos Ramos solicitó por escrito que ésta le fuese conmutada; encausada dicha solicitud, fue liberado a las 6:13 a.m. del día 20 de diciembre de 2010”

El reconocido abogado, legislador y ex-candidato a la presidencia de la República en 1994 reconoció este hecho ante los medios de comunicación.

Sobre Fernandez de Cevallos la Red por la Transformación Global agregó:

“....Fernández de Cevallos hizo un registro pormenorizado de su encierro y tuvo tiempo para elegir sus primeras palabras frente a los medios sirviéndose de la retórica que lo caracteriza. Concedimos no (re)cortarle la barba, de lo demás (montaje mediático y cinismo sin límites) no nos hacemos cargo”

Estas palabras muestran una clara molestia por parte de la RTG por el montaje mediático alrededor del secuestro de ex-legislador y en el que tanto Fernández de Cevallos como las cadenas televisoras han sido cómplices. Llama la atención que si bien Fernández de Cevallos pudo haberse cortado su larga y blanca barba resultado de siete meses de reclusión, no lo hizo como parte de la construcción, todo indica, de un show mediático alrededor de su secuestro. Así mismo, la “grandilocuencia”, la estructura de su discurso, el “arrojo” charro de una película del cine mexicano de los años cincuenta, su confianza en “Dios”, muestran, (lo intuyen la RTG), una estrategia de comunicación política bien planeada por Fernández de Cevallos durante su cautiverio como también durante las horas entre su liberación y el momento en que se hizo pública. ¿Acaso se arrepentirán los miembros de la RTG de no haber pasado por las armas a ese “cabrón”, como ellos mismos los describieron en uno de sus comunicados?

Sobre el secuestro de Eduardo García Valseca, los antes “Misteriosos desaparecedores”, se deslindaron:

“Por otra parte, aclaramos que el secuestro y el maltrato que denuncia el empresario Eduardo García Valseca, bajo la asesoría del Sr. Antonio Ortega, no fueron realizados por la RTG y consideramos que dicho acto no pudo haber sido llevado a cabo por organización revolucionaria alguna”

Terminan definiendo su controversial credo sobre la violencia:

“El ejercicio de la violencia constructiva es para Nosotros un recurso legítimo, pero necesita de un proyecto en el que su uso sea solamente un medio necesario.”

Así pues, entre ex-políticos que lucran con su propia tragedia y secuestradores con más credibilidad que muchos medios, se debate el país. La tragicomedia mexicana del siglo XXI.

Te presentamos el texto íntegro del comunicado:

Comunicado íntegro:

"La verdad es una y para todos; los Sabios hablan de ella y la comparten con muchos hombres, y los necios creen ser los dueños de ella".

Sentencia Veda

Después del Boletín titulado "EPÍLOGO DE UNA DESAPARICIÓN" las presentes líneas constituyen nuestra primera comunicación. Sirva como postdata a la acción realizada y al esfuerzo por explicarla, así como proemio a la actividad crítica y práctica que habremos de seguir desarrollando.

Estamos ciertos, empero, que esta postdata no podrá despejar la densa niebla que, como fenómeno político-cultural, nos rodea y eclipsa lo evidente. El fenómeno no es fortuito. El extravío de las certidumbres y de los proyectos de transformación es signo de una época en la que se pretende arrojarnos al abismo de la apatía, aceptando como única posible la actual forma de vida.

La sospecha, el escepticismo, la incredulidad y la desconfianza son algunos de los componentes de esa espesa bruma que la opinocracia se ha encargado de esparcir a los cuatro vientos. Otros componentes son el miedo y la resignación, afanosamente labrados desde la cúspide del poder, con el fin de inmovilizar o de encauzar los actos de protesta e inconformidad, que a diario se producen, en un marco ya controlado y en un sentido político previamente calculado y por lo tanto inofensivo.

Con particular interés y energía la plutocracia pretende fomentar el individualismo a ultranza, minar la confianza en nuestras propias fuerzas, liquidar toda ética de convicciones, vaciar de sentido y contenido real a la democracia y a todo proyecto que pueda mover a la acción y transformación revolucionaria; se trata a fin de cuentas de que nadie crea en nada. Para ello los oligarcas tratan siempre de engañar y hacen trabajar a otros en dirección de sus propios fines, apoyados en sus intelectuales orgánicos y líderes de opinión; ese es su trabajo, que lo cumplan mientras puedan. Nosotros aprendamos a cumplir el nuestro.

Toda hipótesis parte de cierta lectura de los acontecimientos y siempre busca su cotejo con la realidad. Es difícil descartar todas las especulaciones como posibilidades, pues el que cada una guarde un valor relativo, habla simplemente de una realidad social que las hace verosímiles. Sin embargo, los hechos se sostienen más allá de los dichos. Más allá del hecho de que la realidad sea consignada de manera escrita, ésta persistirá; la situación que vivimos existe aunque no lo digamos y no porque lo digamos Nosotros (y no Ellos) es menos cierta.

Obstinarse en escatimar realidad a lo real nunca permitirá entender cabalmente lo que pasa; negar autenticidad a lo escrito, e incluso a la acción realizada por nosotros, sólo ocasionará ser refutado y rebasado por la realidad que a todos trasciende. Podríamos enumerar una larga serie de devaneos y delirios que intentan deslegitimar formas de lucha; mejor hagamos por explicar y comprender causalmente la realidad social para transformarla, como quienes por debajo de la niebla buscaron el carácter político de la acción realizada, sin poner en duda que una fuerza de izquierda pudiese llevar a cabo un acto de esa naturaleza.

Históricamente el imperativo del emporio comunicativo ha sido el velar y encubrir. Cuando los hechos los rebasan y son inocultables su tarea es sembrar dudas, dirigir opiniones, engañar con la verdad, banalizar lo esencial, esencializar lo banal, encauzar las posibles críticas y desacreditar toda acción u omisión que afecte la imagen, el discurso o los intereses de los que detentan el poder económico y político.

Condenado a la pena capital Diego Fernández de Cevallos Ramos solicitó por escrito que ésta le fuese conmutada; encausada dicha solicitud, fue liberado a las 6:13 a.m. del día 20 de diciembre de 2010. Fernández de Cevallos hizo un registro pormenorizado de su encierro y tuvo tiempo para elegir sus primeras palabras frente a los medios sirviéndose de la retórica que lo caracteriza. Concedimos no (re)cortarle la barba, de lo demás (montaje mediático y cinismo sin límites) no nos hacemos cargo.

Hicimos la asunción explícita de la actividad realizada, reiteramos que la responsabilidad es nuestra, no así del uso que de nuestras acciones y palabras se haga con otros fines. Por otra parte, aclaramos que el secuestro y el maltrato que denuncia el empresario Eduardo García Valseca, bajo la asesoría del Sr. Antonio Ortega, no fueron realizados por la RTG y consideramos que dicho acto no pudo haber sido llevado a cabo por organización revolucionaria alguna.

Somos nodos de una red que se vale de la violencia, más no como único ni fundamental recurso, en la construcción de un proyecto económico, político y social; esta acción no sintetiza todo lo que somos, lo que hacemos y hacia donde nos dirigimos. En una sola tarea no se hallará ¡el programa!, ¡el plan! o ¡el fin!; y no se encontrará jamás "demanda política" alguna a quienes detentan el poder, pues sería tanto como pedirle peras al olmo o ayuda al enemigo.

Reiteramos que el contexto de violencia generalizada se debe, por un lado, a la inoperancia político institucional y por otro a la persistente fragmentación social e incapacidad para articularnos como comunidad política capaz de construir un proyecto de transformación. El ejercicio de la violencia constructiva es para Nosotros un recurso legítimo, pero necesita de un proyecto en el que su uso sea solamente un medio necesario. Nuestro proyecto es reconstituir nuestra condición humana que la vileza de los poderosos nos arrebata; para Nosotros la brújula es la rehumanización que hasta ahora nos es negada. Consientes estamos de que un mayor nivel de organización implica un menor grado de violencia y eso vale tanto para los movimientos sociales como para la vida en comunidad y el Estado nacional.

Fraternalmente:

RED POR LA TRANSFORMACIÓN GLOBAL

¡CONTRA LA INJUSTICIA Y LA IMPUNIDAD, NI PERDÓN NI OLVIDO!

Enero 24 de 2011

Las crípticas declaraciones de Henry Kissinger sobre el "drama" de Egipto

Política

Por: pijamasurf - 01/26/2011

El siniestro político Henry Kisisnger analiza la situación en Egipto, la cual percibe como el primer acto de un drama que tiene que ser actuado, generando especulaciones y teorías de la conspiración

Pocas figura más influyentes y oscuras en la política moderna que el estadista estadounidense nacido en Alemania, Henry Kissinger. El operador político de la familia Rockefeller y de la elite globalista, proveniente de una familia judía, representa como nadie la parte dura y manipuladora de la política exterior estadounidense, colocando la mano invisible de Estados Unidos en innumerables revoluciones, guerra y cambios de regimen en múltiples continentes. Basta sólo recordar su clara intervención en la caída del régimen de Salvador Allende en Chile en 1973. El mismo Kissinger negoció el fin de la guerra de Yom Kipur en la que Egipto y Siria atacaron Israel en octubre de 1973, iniciando un proceso de paz en el que Egipto se convertiría en aliado de Estados Unidos en la región, particularmente con la figura de Anwar Al-Sadat y más tarde con Hosni Mubarak, "El Faraón", quien después de más de 30 años en el poder como aliado estadounidense tiene una fortuna que se calcula oscila entre 40 mil millones a 70 millones de dólares. Cabe hacer notar que los estadounidenses otorgan en promedio mil millones de dólares en ayuda militar a Egipto.

Kissinger, como indudable experto en el tema, estratega de la "real politik" estadounidense y artífice de la escuela "realista" de la diplomacia, ha aparecido en un par de entrevistas en televisión hablando sobre la situación de Egipto. Pese a su estado inveterado hay un par de frases que valen la pena discutir. En el siguiente video Kissinger habla sobre la situación como si se tratara de obra de teatro política:

"Ahora todos están enfocados en la remoción de Mubarak.  Esa es sólo la primera escena del primer acto que tiene que ser actuado". Esta frase ha sido interpretada por conspiracionistas como una pista de que Estados Unidos está dirigiendo el escenario revolucionario en Egipto, ya sea fomentando la revolución -documentos de WikiLeaks muestran que EU apoyó a un líder civil que planeó el cambio de regimen en Egipto-  para conseguir un fin ulterior o quizás apropiándose de una genuina revolución popular para infiltrar su mano invisible y tener injerencia en el nuevo regimen. Esta última parece ser la más lógica, sin embargo es difícil saber en estos casos. Según Noam Chomsky, los levantamientos en Egipto son una genuina y admirable manifestación de la conciencia ciudadana democrática, sin embargo, el mimso Chomsky alerta que Estados Unidos suele aprovechar estas situaciones para salir bien parado en el reajuste e influir en la transición para proteger sus intereses (los cuales muchas veces son los mismos de Israel).

A Kissinger se le acusa de defender los intereses zionistas de familias como los Rothschild o los Rockefeller y favorcer a Israel en la región. Bajo la visión conspiranoica de que los Iluminati, los masones, los baqueros judíos, etc., controlan cada detalle del juego político mundial, las declaraciones de Kissinger son leídas como señales inconfundibles de la mano negra de la elite moviendo los hilos. Sin embargo, esto es sólo una conjetura y parece exagerado -más allá de que exista o no una conspiración global- que se pueda controlar todo lo que sucede en el mundo.

En el siguiente video Kissinger, casi ininteligible por las edad, dice en el minuto 4:44 que no está en el interés de Estados Unidos que se haga un efecto dominó en la región y que "esperamos que las aspiraciones públicas (de otros países en la región) sean moderadas y no radicales, que sean seculares y no islámicas" y poco después explora la posibilidad de que si la región se tornara radical e islámica "veríamos un cambio fundamental en el mundo que hemos conocido desde el fin de la Segunda Guerra Mundial".  Algunos podrían interpretar estas declaraciones bajo el entendido de que una serie de revoluciones islámicas en Medio Oriente estarían trazando el camino para una Tercer Guerra Mundial, pero esto, de nuevo, sería mera conjetura. Sin embargo,  en el caso de este críptico personaje sólo nos podemos mover en el terreno de las conjeturas.