*

X

Científico constuye un holómetro para probar hipótesis de que vivimos en un universo holográfico

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/17/2010

El físico Craig Hogan construye un aparato capaz de medir la resolución del tiempo-espacio para así determinar si estamos viviendo dentro de una proyección holográfica.

El físico del laboratorio Fermi, Craig Hogan, tiene la teoría de que el universo en el que vivimos es un holograma y para probar su hipótesis ha construido un holómetro. Estudiando la física de los agujeros negros, donde toda la materia se comprime en una superficie, Hogan cree que la terecera dimensión podría no existir. Lo que percibimos como una terecera dimensión podría ser solamente la proyección del tiempo entrelazado con la distancia. El resultado, tal vez, de percibir el mundo desde el interior de un agujero negro. Sin embargo, esta ilusión sólo podría mantenerse hasta el punto en el que se desarrolle tecnología para sondear los límites del universo.

"No lo puedes percibir porque nada viaja más rápido que la velocidad de la luz. Esta visión holográfica es como el universo se vería si estuvieras sentado en un fotón", dice Hogan sobre la naturaleza holográfica del universo.

Las bases evidenciales de esta teoría llegaron a través del detector GEO600, en Hannover Alemania, el cual había estado buscando ondas gravitacionales producidas por objetos astronómicos superdensos como estrellas de neutrones y agujeros negros, al tiempo que se topó con un misterioso ruido. Un ruido que Hogan había predicho: el limite fundamental del tiempo espacio, el punto en el que el tiempo espacio deja de comportarse como el continuum suave y fluido descrito por Einstein y en cambio se disuelve en granos, de la misma forma que una fotografía se disuelve en puntos si se hace un zoom profundo. Es decir, el universo, al límite, se pixelea.

Ahora Hogan está construyendo un interferómetro holográfico, u holómetro. El primer holómetro construido en el siglo XVII, fue descrito como "un instrumento para tomar todo tipo de medidas, tanto en la tierra como en el cielo".

Básicamente el holómetro de Hogan está diseñado para medir de manera altamente sensible la textura del tiempo espacio y distinguir si el ruido o distorsión que se encuentra, por ejemplo, cuando dos ondas de luz pierden sus sincronía, es causado por el instrumento con el que se mide o es una propiedad del tiempo espacio. Algo similar al "glitch" en la Matrix. Una especie de distorsión que revelaría que nuestro mundo tridimensional es una proyección.  El holómetro utiliza un instrumento para detectar vibraciones y canecelarlas al hacer vibrar el objeto donde se observan a la misma velocidad.  Si permanece una vibración a alta frecuencia, esto significaría evidencia de la naturaleza difusa del tiempo espacio. Algo que se asemeja al momento en el que el personaje de Jim Carrey en The Truman Show se da cuenta de que el cielo, el mar y todo lo que lo rodea es parte de un inmenso set cinematográfico. Pero en el caso de nuestro universo, una de las propiedades fundamentales de esta ilusión es que, al ser holográfica, cada parte contiene de forma fractal a la totalidad, de tal forma que toda la película está en cada fotograma.

Vía Symmetry Magazine

Publican la imagen más detallada de los circuitos de nuestro cerebro

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/17/2010

Nuestro cerebro como un universo de sinápsis: imagen tridimensional muestra con la más alta resolución jamás lograda el funcionamiento del cerebro humano

La orgía de información sensible, multidimensional, que aloja nuestro cerebro jamás había sido retratado con tal detalle como hasta ahora. Billones de sinapsis sucediéndose en un caos exquisitamente orquestado, a partir del cual de desdobla lo que de manera compartida conocemos como realidad. Un nuevo método de imagenología cerebral ha sido descubierto y permite recalcar las sinapsis de la corteza del cerebro con inédito detalle. Este mapa súper específico de nuestras sinapsis permitirá acercar la intención científica al entendimiento de la comunicación celular.

En un ser humano la corteza cerebral alberga alrededor de 125 billones de sinapsis, término que corresponde a la conexión informativa entre neuronas. Este número equivale a todas las estrellas que se podrían encontrar en 1,500 Vías Lácteas. Esta comparación numérica, publicada por el profesor de la Universidad de Stanford, Stephen Smith, nos permite dimensionar el nivel de sublime complejidad que rige el funcionamiento de nuestro cerebro, el centro de control de todo nuestro movimiento, nuestras sensaciones, y nuestra mente.

Hasta ahora había sido imposible para los científicos contar el número de sinapsis por la bestial cantidad de ellas que ocurren simultáneamente. Una sola neurona puede tener decenas de miles de contactos sinápticos con otras neuronas, lo cual hacía imposible aún para los más avanzados telescopios de luz rastrear estos movimientos. Sin embargo, ahora el nuevo método propuesto por Smith, que consiste en segmentar nano fragmentos de la corteza cerebral, permitirá a los investigadores contar el número de sinapsis que ocurre e incluso catalogarlas de acuerdo a diversos tipos. El nuevo métdodo involucra el uso de fotografía en alta resolución, proteínas fluorescentes, y una supercomputadora para decodificar la información.


via Pop Sci