*

X
Un monumental burdel de 80 habitaciones y 2,700 m2, el Paradise, abrió sus puertas en Girona, España

Con el poco creativo nombre de Paradise, el más grande burdel de toda Europa ha abierto sus puertas. la masiva casa de citas presume tener una extensión superior a los 2,700 metros cuadrados que permiten alojar más de ochenta habitaciones disponibles para los clientes. Además, de acuerdo a sus proporciones, el Paradise promete un ejército de prostitutas ávidas de enlazarse con algún visitante sediento de sexo pre pagado.

La Jonquera, en Girona, es la sede de esta megalómano burdel. Sin embargo, lamentablemente la gran mayoría de casas de citas en la actualidad, lejos del cache histórico de este tipo de lugares que alguna vez, entre los siglos XVII y XX fueron mecas de inspiración poética, ahora simplemente se trata de centros tergiversados que fomentan la trata de mujeres. De hecho, el dueño de el Paradise, José Moreno, ha sido implicado recientemente en cargos de tráfico de personas.

via El País

Obligan en España a prostitutas a portar chalecos reflejantes

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/22/2010

Para evitar ser arrolladas por automovilistas nocturnos las prostitutas de Leida, España, deberán portar chalecos reflejantes que las hagan plenamente visibles

En una medida para proteger a las mujeres de la noche, que eventualmente podría convertirse en un fashion trend, el gobierno de Lleida, en Cataluña, obliga a todas las prostitutas a portar chalecos reflejantes con el fin de hacerse más visibles para los automovilistas que conducen de noche. Pero la medida no busca incentivar el mercado corporal de las chicas sino evitar que sean arrolladas.De esta manera se incluirá a las prostitutas dentro de la legislación que obliga a cualquier peaton que circula por la noche dentro de las carreteras y mayores avenidas de este pueblo español, a portar este llamativo accesorio.

El argumento es claro, las chicas que trafican con su cuerpo estan muchas veces de pie, casi estáticas, como silhuetas semiocultas que buscan magnetizar a algún cliente ávido de sus nocturnos cuerpos. Y esto representa un peligro tanto para la integridad física de las sexoservidoras como para la de los automovilistas. Actualmente se calcula que cerca de 300,ooo prostitutas operan en tierras españolas por lo que autoridades en distintas ciudades se han visto obligadas a considerar legislaciones cada vez más sofisticadas para regular y proteger a este nicho de la población.

via Telegraph