*

X

1 de cada 3 hombres en Sudáfrica admite haber cometido una violación sexual

Buena Vida

Por: pijamasurf - 11/30/2010

Encuesta realizada en la provincia Gauteng, que incluye a Johanesburgo, arrojó un siniestro dato: 37% de los hombres admiten haber violado a una mujer y el 78% haber cometido violencia en contra de ellas

En una muestra relativamente chica pero que bien podría reflejar el contexto social que se vive en Sudáfrica alrededor de la violación sexual y la violencia contra la mujer, una encuesta realizada por la Medical Research Foundation comprobó escandalosas estadísticas. La encuesta e llevó a cabo en la provincia de Gauteng, región que incluye a la capital sudafricana de Johanesburgo, y se interrogó a 487 hombres.

Entre algunos e los siniestros datos que arrojó el estudio se encuentra el que 37% de los hombres admitió haber violado sexualmente a al menos una mujer, mientras que el 7% afirmó haber participado en una violación colectiva. Por otro lado, y en sintonía con los números anteriores, el 78% declaro haber golpeado al menos en una ocasión a una mujer. Por otro lado solo el 51% de las 511 mujeres aceptó haber sido golpeada y el 25% admitió haber sufrido una violación. Esto nos indica que entre la población femenina existe un gran temor a denunciar la violencia que las victima y por ello según datos de la policía sólo una cuarta parte de los asaltos sexuales son denunciados.

"La violación sexual es completamente trivializada por un gran número de la población masculina. Incluso se percibe como una actividad legítima" afirma Rachel jawkes, investigadora que encabezó el estudio. "El Apartheid ha contribuido a la cultura de la impunidad en torno a la violación sexual en Sudáfrica" ya que los hombres que fueron abusados o experimentaron traumas durante su niñez son mucho más propensos a cometer una violación. El Apartheid generó un contexto de violencia que cuyos ecos aún se padecen en este país, destruyó la vida familiar, promovió la violencia y orillo a la manifestación de un comportamiento social explícitamente.

Hace aproximadamente dos años se había realizado otro estudio encuestando a 1,738 hombres de diversos grupos raciales, tanto en contextos urbanos como rurales, dentro de las provinicas de Cabo Este y KwaZulu-Natal, el cual arrojó que el 25% de los hombres admitían haber cometido una violación sexual, mientras que el 73% de ellos afirmó haber incurrido en este abuso al menos dos veces. Ya entonces se había alertado sobre la urgente necesidad de hacer frente a la violencia sexual en este país, sin embargo el reciente estudio de la Medical research Foundation demuestra que poco o nada se ha logrado.

Con información de AP

La nueva Barbie Video es un dispositivo ideal para producir pornografía infantil

Buena Vida

Por: pijamasurf - 11/30/2010

El FBI advierte sobre el peligro que la nueva Barbie Video puede representar al ser utilizada como herramienta para producir pronografía infantil

La llegada de la Barbie, una de las muñecas más populares de la historia, a la era multimedia ha sido un tanto turbulenta. Esta nueva Barbie incluye una pequeña cámara de video en su pecho y una pequeña pantalla LCD en la espalda en donde se puede observar todo lo que se ha grabado. Hasta ahí todo parece como un inocente juguete, ideal para entretener a las tecno niñas de las nuevas generaciones. Sin embargo, agentes del FBI emitiron un comunicado en el que advierten que esta muñeca podría ser una herramienta perfecta para que los pedófilos documenten a niñas pequeñas desnudas.

Desde que se lanzó al mercado en julio pasado, no se han registrado aún casos en los que la mafia de la pornografía infantil aprovecha a la Barbie Video para producir sus contenidos. Pero en cambio si se han documentado diversas ocasiones en las que individuos regalan a las pequeñas este tipo de muñecas para persuadirlas de permitir ser grabadas. Por otro lado existen múltiples casos en los que se esconden cámaras de video en las alcobas de las niñas para grabarlas secretamente. Y en este sentido esta muñeca representa una herramienta diseñada a la perfección para este tipo de actividades.

La pregunta obligada es ¿Cómo hemos mal manejado los ritmos psicosociales para crear un entono en el que una muñeca con una cámara de video sea un peligro para la infancia por la alta probabilidad de que sea utilizada para documentar pornografía infantil? La respuesta probablemente esté en el espejo. De algún modo todos hemos contribuido a esta decadencia...