*

X

Comer tierra aumenta la inteligencia, te pone de buenas

Por: pijamasurf - 05/28/2013

Estudios parecen indicar que ingerir una bacteria presente en la tierra mejora el humor y las funciones cerebrales.

Los niños saben más que los adultos cuando se desbocan a jugar en la tierra con despreocupada alegría. En realidad no sólo están entrando en contacto con la epidermis de la biomatriz planetaria, están aumentando su capacidad mental. Un doble juego, literalmente ingerir tierra y metafóricamente ingerir a la Madre, que nutre... Y al parecer la tierra tiene alimentos probióticos importantes para la salud humana.

Un estudio realizado por Dorothy Matthews, de Sage Colleges en el estado de Nueva York, en el que se le dio una crema de maní con una bacteria común a la tierra a ratones, demostró que éstos atravesaron laberintos el doble de rápido y además lo disfrutaron.

En este estudio de recompensa por su labor se le dio a los ratones una pequeña dosis de Mycobacterium vaccae, los cuales no solo resolvieron su tarea con mayor efectividad en un principio sino a lo largo de 6 semanas en 16 pruebas de control subsecuentes y los efectos positivos de la bacteria duraron 4 semanas después de administrada.

Matthews sugiere que los resultados se deben a los efectos que tiene esta bacteria en el sistema inmunológico. Se cree que activan cúmulos de neuronas en la región dorsal del cerebro conocida como núcleo deRaphe. Estas neuronas conectan el cerebro frontal con otras estructuras cerebrales que regulan el estado de ánimo y el comportamiento.

Matthews cree que la exposición a esta bacteria, que se encuentra en la tierra y es inofensiva, puede tener efectos en el cerebro humano también. "Solo muestra que evolucionamos con la tierra como cazadores-recolectores. Así que apaguen su televisor y vayan a trabajar en su jardín o a caminar en el bosque". Hoy sabemos que la mayoría de las bacterias juegan papeles importantes en el funcionamiento del cuerpo humano, son parte del microbioma, la ecología interna responsable de todo tipo de funciones, desde ayudar a sintetizar neurotransmisores hasta controlar la obesidad.

Después de todo sólo necesitamos sol, tierra, agua y aire. Lo demás es accesorio... "Eat dirt it´s great!"

Vía New Scientist

Mujer salvaje de Camboya no logra adaptarse, regresa a la selva

Por: pijamasurf - 05/28/2013

Rochom P'ngieng, la mujer feral de Camboya, regresa a la selva posiblemente llamada por los espíritus de la naturaleza.

Rochom P'ngieng, de 29 años de edad, ha regresado a la selva a la que orginalmente despareció cuando era una niña, en 1989. Hallada en el 2007 y reunida con su familia, los intentos de reintegrarla a la sociedad al parecer no fueron muy efectivos.

La joven feral no logró aprender los idiomas locales, se rehusa a vestirse y según se reporta prefería arrastrarse que caminar. Ya había intentado regresar al lugar donde creció, al parecer el llamado de la selva no logró silenciarse por los esfuerzos de la civilización.

Su padre, el policía Sal Lou, dijo que había estado haciendo progresos últimamente. Había estado ayudando a la familia a recoger vegetales, inlcuso el día en el que huyo sin avisar a la familia.

Su padre cree que su última desaparición se debe a los espíritus del bosque y ha contratado a una vidente para ayudarlo en su búsqueda. El policía ahorra para ofrecer un cerdo, un buey, un pollo y cuatro botellas de vino, las cuales, según la vidente traeran a su hija de regreso.

Rochom despareció en 1989 mientras pastoreaba búfalos de agua con su hermana en la provincia Ratanakkiri. Su hermana nunca fue encontrada. Rochom fue encontrada en febrero del 2007, desnuda y llena de tierra.

Se le sorprendió robando comida de la lonchera de un campesino. La gente local dice que la vio con un hombre desnudo que llevaba una espada, el cual creen que se trata de un espíritu del bosque.

Cuando apareció por primera vez "la mujer salvaje" generó gran atención de los medios y de los médicos en Camboya.

Uno de los especialistas que la trato el Dr. Héctor Rifá, describe su tratamiento:

"Primero se tuvo que conocer (ante el espejo). Balbuceaba sola y luego me metí yo en el reflejo y se estableció un vínculo. Se trata de romper el aislamiento, haces gestos y ella te copia", señaló el psicólogo.

A nivel sensorial, empleó dos osos de peluche "de distinto tamaño" para que -según explicó- ella expresara sus emociones, los acariciara, "para que ella imaginara que uno es la madre y otro el hijo, o lo que quisiera", y agregó que "es muy importante que ahora en la casa tiene algo suyo: su espejo, sus ositos.

Al parecer el tratamiento no funcionó siendo el llamado de la selva o el embrujo de los espíritus del bosque más fuerte que la psicología occidental y los vinculos familiares.

Existen varios casos de niños ferales que crecen en la selva, a veces como el arquetípico Mowgli criados por animales (especialmente lobos como Romulo y Remo). El sitio Feral Childs tiene más de 100 casos documentados. El film del genial director Werner Herzog, "Kaspar Hauser", documenta un caso así, y recientemente la serie "Fringe" dedica un espisodio con tintes tecno supernaturales a un caso similar.

Vía Telegraph