*

Comer tierra aumenta la inteligencia, te pone de buenas

Por: pijamasurf - 05/28/2013

Estudios parecen indicar que ingerir una bacteria presente en la tierra mejora el humor y las funciones cerebrales.

Los niños saben más que los adultos cuando se desbocan a jugar en la tierra con despreocupada alegría. En realidad no sólo están entrando en contacto con la epidermis de la biomatriz planetaria, están aumentando su capacidad mental. Un doble juego, literalmente ingerir tierra y metafóricamente ingerir a la Madre, que nutre... Y al parecer la tierra tiene alimentos probióticos importantes para la salud humana.

Un estudio realizado por Dorothy Matthews, de Sage Colleges en el estado de Nueva York, en el que se le dio una crema de maní con una bacteria común a la tierra a ratones, demostró que éstos atravesaron laberintos el doble de rápido y además lo disfrutaron.

En este estudio de recompensa por su labor se le dio a los ratones una pequeña dosis de Mycobacterium vaccae, los cuales no solo resolvieron su tarea con mayor efectividad en un principio sino a lo largo de 6 semanas en 16 pruebas de control subsecuentes y los efectos positivos de la bacteria duraron 4 semanas después de administrada.

Matthews sugiere que los resultados se deben a los efectos que tiene esta bacteria en el sistema inmunológico. Se cree que activan cúmulos de neuronas en la región dorsal del cerebro conocida como núcleo deRaphe. Estas neuronas conectan el cerebro frontal con otras estructuras cerebrales que regulan el estado de ánimo y el comportamiento.

Matthews cree que la exposición a esta bacteria, que se encuentra en la tierra y es inofensiva, puede tener efectos en el cerebro humano también. "Solo muestra que evolucionamos con la tierra como cazadores-recolectores. Así que apaguen su televisor y vayan a trabajar en su jardín o a caminar en el bosque". Hoy sabemos que la mayoría de las bacterias juegan papeles importantes en el funcionamiento del cuerpo humano, son parte del microbioma, la ecología interna responsable de todo tipo de funciones, desde ayudar a sintetizar neurotransmisores hasta controlar la obesidad.

Después de todo sólo necesitamos sol, tierra, agua y aire. Lo demás es accesorio... "Eat dirt it´s great!"

Vía New Scientist

Conecta con Pijamasurf