*

X

6 formas en que tu inconsciente te dice que vas por el camino adecuado

Buena Vida

Por: PijamaSurf - 06/20/2017

Conforme las experiencias nos provocan salir de nuestra zona de confort, desarrollamos herramientas que facilitan el progreso hacia un mayor bienestar general

De acuerdo con la teoría del self de George H. Mead, un individuo es capaz de autopercibirse –de tener una concepción de sí mismo y reflexionar sobre sí mismo– al estar inmerso en un contexto cultural y social. Es decir, se crea una autoimagen –y un autoconcepto– a partir de la  comparación entre la identificación, la observación o interpretación de las acciones de los demás y la evaluación de la situación personal en diferentes momentos de un acto. Por lo tanto, esta mismidad –selfhood– permite la objetivización, la capacidad de verse a sí mismo desde los diferentes puntos de vista de los miembros de un grupo al que se pertenece –como la familia, amigos, trabajo, escuela, etc. Sin embargo, ¿qué pasa cuando el contexto social promueve ideas falsas sobre lo que es el bienestar?

Se llama distorsión del self a cuando la autopercepción y el autoconcepto son diferentes a la verdadera esencia de un individuo, cuando las exigencias morales o de moda de una sociedad denigran las necesidades básicas de una persona. Un ejemplo de ello es el impacto negativo de las redes sociales sobre nuestra salud emocional, al compararnos constantemente con las comidas, viajes o relaciones amorosas perfectamente decoradas en diversas plataformas como Instagram y Facebook. No es novedad que los científicos hayan registrado altos niveles de depresión y autoimagen distorsionada en gente que pasa gran parte de su día en estas redes sociales. 

Afortunadamente el self, a diferencia del cuerpo físico, es cambiante desde la raíz, es decir, nuestro autoconcepto puede restablecerse mediante los cambios, la evolución y la trascendencia. Conforme las experiencias nos provocan salir de nuestra zona de confort, desarrollamos herramientas que facilitan el progreso hacia un mayor bienestar general –rechazando incluso premisas socialmente aceptadas. Los síntomas de fortalecimiento del self y que indican que estamos en el camino correcto son los siguientes: 

– Desear la soledad 

Evitar el contacto social ayuda a recuperarse de las exigencias culturales que pueden estar distorsionando al self, y permiten analizar sus veracidades frente a las necesidades propias. Además, brinda una sensación de respiro para priorizar objetivos personales y desarrollar planes para alcanzarlos.  

 

– Tener sueños vívidos

Al cambiar en el consciente nuestras premisas y patrones, esto se extiende hacia el mundo del inconsciente, y por lo tanto al de los sueños. La constancia de los sueños vívidos, buenos y malos, es un reflejo del trabajo interno que está en proceso de evolución para un cambio significativo. 

 

– Vivir oleadas de emociones

Ante los cambios, las emociones negativas se vuelven cada vez más recurrentes y fuertes; sin embargo, no es recomendable suprimirlas, evitarlas ni evadirlas, pues sólo aumentaría el sufrimiento por rechazo al dolor. La mejor manera de superar las oleadas de labilidad emocional es empezar a sentirlas realmente: sentir las emociones tanto negativas como positivas. 

 

– Confiar en los instintos 

Hay ocasiones en que las cosas no salen como nos hubieran gustado, y si bien no somos capaces de controlar los factores externos (como las críticas poco fundamentadas de otras personas), podemos regular nuestras emociones, pensamientos y reacciones al respecto. Es más fácil escuchar los instintos propios acerca de lo que es más saludable, sin tener miedo de las opiniones de otras personas. 

Te compartimos aquí los consejos de un psicópata para superar el rechazo social.

 

– Distanciarse de las situaciones y personas tóxicas

Amigos cercanos, familiares o compañeros de trabajo, muchas situaciones nos llevan a personas consideradas como “vampiros energéticos”. Al entablar un límite entre sus conductas y las reacciones de uno es más fácil separarse de la negatividad.

 

– Dudar de los pensamientos y creencias autodenigrantes

Te das cuenta de que lo que pudieron decirte que eras son profecías autocumplidas, por lo que comienzas a observar, analizar y valorar lo que realmente eres sin la intervención de las creencias de personajes externos. Las opiniones negativas de otros dejan de lastimarte, y en consecuencia surge una mayor confianza en ti mismo. 

 

– Vivir con la sensación de estar perdido  

En muchas ocasiones, la sensación de estar perdido se debe a que el lugar por el que nos movemos es desconocido, de modo que basta con generar nuevos patrones –más saludables– para reducir los síntomas de ansiedad, depresión y angustia. La sensación es normal: confía en que estás perdido en el camino correcto. 

Sobre cómo superar el rechazo social, según un psicópata

Buena Vida

Por: PijamaSurf - 06/20/2017

De acuerdo con el doctor James Fallon, neurocientífico de la Universidad de California, el rechazo puede provocar malestar si uno le brinda importancia

Entre las necesidades más básicas del ser humano se encuentra el gregarismo, aquel que promueve la cercanía entre las personas para su supervivencia, así como la necesidad social de aceptación, que nace a través del deseo de formar parte de un grupo social –principalmente uno que brinde seguridad, apoyo o incluso superioridad. Estos dos elementos proveen la capacidad de sentirse identificado con un entorno. ¿Qué pasa, entonces, cuando nos enfrentamos al rechazo?

En su momento el escritor Oscar Wilde sentenció que “Cuando la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo de estar equivocado”, refiriéndose a la necesidad de cuestionar la credibilidad de una sociedad considerada como enferma. Si bien la ovación total puede provocar un placer inmediato, el rechazo posee una mayor eficacia en función de la introspección, evolución y trascendencia. No obstante, lidiar con el rechazo puede ser doloroso y abrumador. 

De acuerdo con el doctor James Fallon, neurocientífico de la Universidad de California, el rechazo puede provocar malestar si uno le brinda importancia. Para llegar a esa conclusión, Fallon ha investigado en torno a la empatía en la mente de la psicopatía: asumiendo que en este trastorno de personal existe nulo interés en el otro, ¿qué lecciones puede dar ello sobre cómo ignorar un insulto? 

Fallon, siendo él mismo un psicópata socialmente funcional, considera que el gran problema del psicópata es que no le importa nada, pues “Sólo sé que puedo hacer cualquier cosa que quiera y algo mejor aparecerá”. Sin embargo, comprender que todo tiene que ver con las probabilidades y porcentajes, ayuda a reducir la presión tanto de la toma de decisiones como de la necesidad de aceptación por parte de otras personas:

Por ejemplo, si pienso en que algo está en contra mía en alrededor 20:1, pondré 20 versiones diferentes para asegurarme de conseguir lo que quiero. Hacer eso ayuda a alcanzar las expectativas. Si las probabilidades son 20:1 y sólo lo pones en un intento, entonces no puedes enfadarte si no funciona.

Esto implica programar las expectativas tanto de éxito como de fracaso en tres diferentes maneras, entre lo que es más y lo que es menos probable. Tener la habilidad de contemplar por ejemplo que, en un grupo de 100 personas, habrá unas que tiendan a la aceptación y otras al rechazo de un nuevo integrante, por lo que aceptar que no todos estarán de acuerdo facilita el crecimiento y la evolución de este nuevo personaje. 

Una vez considerando esta posición Fallon recomienda cuestionarse “¿Por qué alguien me rechazaría?” en vez de “¿Por qué no estoy siendo aceptado o valorado?”, pues si uno es consciente de las propias habilidades y capacidades (por ejemplo, él considera lo siguiente sobre sí mismo: “soy más inteligente y más capaz que una gran parte de las personas. No creo ser mejor persona, sólo soy más capaz y tengo mejores insights. Pero no me creo superior moral ni espiritualmente”) será mucho más fácil cuestionarse si el grupo del que se pretende formar parte no es el que está mal:

¿Estoy buscando a la persona equivocada, la agencia equivocada, al editor equivocado? ¿Estoy tratando de alcanzar una meta equivocada? Siempre se trata de mejorar el objetivo y la técnica, o de conocer si se está cazando la cosa equivocada. Eso es todo. Cuando yo me siento rechazado, me siento mal durante 2 segundos, y después pienso: “Oh, ¿cómo puedo arreglarlo?”

Para condicionar al cerebro con este pensamiento es indispensable disminuir la estimulación en la corteza cingular mediana. Ésta es una región asociada con el sentimiento de miedo y dolor al rechazo constante, y se cree que suele estar completamente desactivada en el caso de la psicopatía. De acuerdo con Fallon, la psilocibina, un compuesto que existe en los hongos alucinógenos, ayuda a reducir el miedo psíquico y el dolor del rechazo social:

Hay una investigación que salió el año pasado en donde se mostraba que una droga podía reducir ambos síntomas. Esto en un experimento con pacientes de cáncer que tenían miedo a morir. Ellos tenían el sentimiento de “Voy a morir y no hay nada después de la muerte”. Esta duda existencial. Pero cuando se les brindó psilocibina, el miedo desapareció.