*

X

3 señales de que estás perdiendo neuronas (neurodegeneración)

Salud

Por: pijamsurf - 06/26/2017

Estas 3 señales son indicadores contundentes de que estás acabando con la conectividad de tu cerebro

Con el tiempo el ser humano va perdiendo neuronas y, ya que el tejido cerebral es post-miótico, las neuronas que tenemos no se regeneran. Sin embargo, en algunas partes del cerebro adulto se llegan a formar nuevas neuronas (neurogénesis) y gracias a un fenómeno conocido como neurotropismo, el cerebro puede compensar la pérdida de neuronas creando nuevas conexiones neuronales. 

De cualquier manera, la neurodegeneración es un proceso del cual todos deberíamos de estar alerta y que podemos combatir realizando cosas como aprender nuevos idiomas o instrumentos musicales, hacer deporte, leer, tener relaciones sexuales satisfactorias, comer bien y demás. 

El doctor Chris Kresser ha identificado las tres señales principales para detectar tempranamente la neurodegeneración. Cuando las siguientes tres señales están ocurriendo paralelamente, es muy probable que el estado en el que te encuentras es neurodegenerativo.

 

Fatiga promovida por actividad cerebral

Esto, dice Kresser, puede notarse cuando persona que antes podía estudiar durante 3 horas seguidas empieza a sentir señales de cansancio a los 30 minutos o algo así, o también si te cansa hacer tareas muy sencillas como manejar, hacer cuentas u otros similares. Esto significa tus neuronas están perdiendo la capacidad de generar ATP.

 

Depresión

Kresser explica que en la depresión, el córtex frontal, la parte del cerebro que se dedica al pensamiento de nivel alto, la planeación y las metas, no está conectando bien entre sí y esto tiene la consecuencia de ir reduciendo las células del cerebro. Según el investigador, en muchos casos los antidepresivos no logran solucionar esto.

 

Mala digestión

La mayor parte de la actividad del cerebro se canaliza a lo que se llama el sistema pontomedular, cuyo principal conducto es el tronco cerebral, específicamente el nervio craneal parasimpático y el nervio vago, ya que el nervio vago controla la producción de enzimas, motilidad y secreción de ácido estomacal, entre otras cosas. Un cerebro que no está disparando bien, seguramente tendrá problemas digestivos. Esto puede estudiarse a fondo revisando la llamada conexión del eje cerebro-intestino (gut-brain-axis).

 

Aquí puedes leer sobre actividades que promueven la neurogenésis

Y en el mismo artículo, Kresser da algunas opciones para combatir la neurodegeneración

Te podría interesar:

Cuando los sueños violentamente lúcidos son signos de demencia

Salud

Por: PijamaSurf - 06/26/2017

Los investigadores encontraron una relación sin precedentes entre sueños físicamente violentos y el riesgo de una enfermedad neurodegenerativa –tal como Parkinson o demencia– en edades avanzadas

El mundo onírico siempre se ha relacionado con el mundo inmaterial del inconsciente, sus símbolos se han convertido en respuestas trascendentales para el bienestar de un individuo. Por ello, y desgraciadamente, la ciencia no considera el estudio de los sueños un terreno preciso, a menos que se analicen las reacciones corporales y cerebrales mientras se duerme. Hasta ahora, que un grupo de científicos del Minnesota Regional Sleep Disorders Centre en Minneapolis –EE.UU.– logró relacionar los sueños con efectos físicos en el cuerpo.

Los investigadores encontraron una relación sin precedentes entre sueños físicamente violentos y el riesgo de una enfermedad neurodegenerativa –tal como Parkinson o demencia– en edades avanzadas. De alguna manera, expresan los científicos, estos sueños son como signos que advierten de una enfermedad inclusive décadas antes del diagnóstico. 

Si bien aún no se sabe con precisión cómo se genera este vínculo, los resultados de una antigua investigación confirman que los pacientes con sueños físicamente violentos tenían entre un 80 y 100% de probabilidad de desarrollar eventualmente un desorden neurodegenerativo. Para Carlos Schenck, experto en temas oníricos, a estos sueños raros se les conoce como REM desorden de conducta del sueño –RBD, por sus siglas en inglés– y hacen que las personas “exploten” en sus sueños: sueñan que golpean o patean mientras gritan o golpean su cama en un furor de violencia. 

“Por norma general”, explica Schenck, “conforme se da un seguimiento a largo plazo a este tipo de pacientes, es más probable que desarrollen un desorden neurodegenerativo”. Esto sucede porque durante el sueño REM, la actividad eléctrica del cerebro de estos pacientes es similar a la del estado de vigilia; sin embargo, no se sabe aún cómo son capaces de realizar acciones físicas que estén coordinadas con los sueños vívidos. 

Por ahora, los investigadores saben que el RBD puede aparecer a cualquier edad, que los hombres mayores son más susceptibles que las mujeres y los niños y que el responsable de mantener el REM activo es el tallo cerebral. Parece ser que esta área es la primera en enfermarse, y después se extiende el trastorno neurodegenerativo hacia otras áreas del cerebro. Hay quienes incluso consideran que el daño del tallo cerebral no está relacionado con desórdenes neurológicos, sino que es la causa inicial del malestar.