*

X

Este 4/20 se inauguró en Denver la primera Iglesia Internacional de la Cannabis

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 04/20/2017

En Denver, Colorado, abrió sus puertas un recinto dedicado a explorar las posibilidades espirituales del consumo de marihuana

El 4 de abril es una fecha azarosamente especial para las personas y comunidades que tienen el hábito de consumir marihuana con fines recreativos o medicinales.

Como hemos explicado en otro post, de una forma un tanto circunstancial e imprevisible, el 4/20 se convirtió en una especie de código de identificación que poco a poco agrupó a prácticamente todas las personas que defienden a la cannabis como una de las plantas con mayores beneficios para el ser humano en múltiples planos, de la salud al espíritu.

Ante la importancia de la fecha este día se inauguró en Denver, Colorado, la primera Iglesia Internacional de la Cannabis. Como sabemos, desde hace un par de años dicho estado es uno de los pocos en Estado Unidos en donde es legal consumir marihuana, razón por la cual es una de las locaciones idóneas para dicho establecimiento.

La Iglesia Internacional de la Cannabis fue fundada por Lee Molloy y otros entusiastas de la marihuana, quienes buscaron con esto fijar un punto de encuentro para la comunidad afín a las virtudes de la cannabis. El aspecto eclesiástico de este proyecto está en que más allá de una mera reunión de consumidores, Molloy y los otros involucrados han apostado por una experiencia espiritual propiciada por la cannabis, misma que comprenden como el “sacramento” de los “elevacionistas”, según han hecho llamar a su culto.

Por otro lado, el edificio, con una antigüedad de 113 años, fue remozado y adornado admirablemente por el artista de origen español Okuda San Miguel, quien pintó tanto el altar como la bóveda de la iglesia con el propósito de alentar la meditación entre los asistentes para que cada cual encuentre el significado de las imágenes.

Este documental narra la historia de 8 personas que se internan en el Amazonas en un último intento por sanar

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 04/20/2017

Tras agotar las opciones de la medicina alópata, un grupo de personas prueba la herbolaria de los chamanes y sus rituales

Durante las últimas décadas ha habido numerosos avances tecnológicos en el campo de la medicina, pero no han cambiado los paradigmas y creencias que dominan nuestro entendimiento de las correlaciones entre salud y enfermedad, cuerpo y mente, vida y muerte, de tal manera que al concentrarnos únicamente en la expresión física de una enfermedad, porque esto es lo que podemos percibir con los cinco sentidos y que por lo tanto nos parece real, dejamos de lado la posibilidad de atender todos los otros factores, mentales, emocionales y espirituales detrás de un desequilibrio. Esto último es lo que realmente es una enfermedad: un desequilibrio en la totalidad del ser. En otras palabras, al apostar por una visión permeada por un reduccionismo materialista hemos perdido la posibilidad de considerar, acceder y experimentar muchas otras dimensiones del ser, la existencia y la naturaleza de la realidad. 

 

Estos son algunos de los temas de fondo en un documental titulado Sacred science o Ciencia sagrada, que durante poco más de 1 hora nos permite atestiguar el proceso de ocho personas con diferentes enfermedades que deciden acudir a un retiro de 30 días en el amazonas y ponerse en manos de los remedios herbales de un chamán. Ocho personas a quienes la medicina alópata que ahora consideramos normal o estándar no les daba oportunidades de recuperación o calidad de vida. Algunas de las dolencias que experimentaban incluían varios tipos de cáncer, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Crohn, diabetes tipo 2, síndrome de intestino irritable, alcoholismo y depresión. Durante el documental vemos a cada una de estas personas salir de su zona de confort físico y psicoemocional y tener la oportunidad de detenerse un momento para contemplar sus vidas, reflexionar y experimentar emociones rezagadas. Cada uno maneja la situación a su manera y recibe un resultado distinto de la experiencia. Algunos se curan, otros no y uno dejará el plano material en el camino, pero contemplar sus vivencias puede encender en el espectador la chispa del entendimiento de sus propios desequilibrios o enfermedades. 

 

Y ello porque, en resumidas cuentas y como uno de los participantes del documental comenta, las enfermedades están en la mente y el corazón de las personas y no son simplemente físicas, aunque tengan expresiones concretas en el cuerpo. Su tratamiento incluye algunas plantas de poder como la ayahuasca y el cactus conocido como San Pedro que profundizan el proceso de transformación de cada uno de ellos, pues para sanar de la enfermedad debe haber una suerte de muerte del aspecto que la causa y la identificación del ego con ese aspecto. El renacimiento puede experimentarse como la curación de la expresión física de la enfermedad, pero su expresión también se refleja en los aspectos espirituales y emocionales, de tal forma que la aseveración de que hay una nueva persona después del proceso de muerte o transformación resulta muy ajustada a la realidad.