*

X

¿Eres demasiado positivo? Entonces quizá no eres tan empático, según estudio

Salud

Por: pijamasurf - 04/04/2017

El optimismo exacerbado lleva a que la persona no sea capaz de percibir lo que otra persona siente cuando se trata de una emoción muy distinta a la suya

Tomar una buena actitud ante la vida es, sin duda, benéfico para afrontar sus días y momentos complicados. Sin embargo, en esta línea, raya una ligera división que podría resultar, más bien, contraproducente: la negación. En este frenesí de ver todo lo que sucede con "buenos ojos", quizá, más bien, hay cosas que estás bloqueando, que no quieres ver, incluso sobre ti mismo.

En un reciente estudio, publicado en Public Library of Science (PLOS), se encontró que los participantes con una personalidad o actitud más positiva tendieron a reaccionar más a los estímulos de personas que veían en videos cuando se encontraban en un humor más positivo. No obstante, su nivel de empatía disminuía cuando los protagonistas del video mostraban emociones más tristes o negativas. En todos los videos vistos, las personas hablababan de sus vidas.

Los participantes más optimistas encontraron difícil reconocer el tono emocional de un discurso altamente negativo, en el cual un participante describió la muerte de un padre.

Quizá un optimismo alto requiere de una dosis de negación, o de "cegación" ante estímulos que lo disminuyan. Curiosamente, suele creerse que el optimismo, o mejor dicho, las personas altamente positivas, son aquellas con la capacidad de verle el mejor lado a las situaciones. Pero ¿y si más bien se trata de un bloqueo? ¿No habría de llamársele de otro modo?

Como siempre, lo mejor pareciera estar en el equilibrio. Sí, en esta vida es necesaria una dosis diaria de actitud, aunque la negación ciertamente no nos ayudará a evolucionar más rápido, sobre todo considerando que la empatía es un recurso altamente evolutivo. Y tampoco será muy útil para deshacerte de tus propios asuntos sin resolver. 

Diversifica tu vida sexual con este dado de posiciones

Salud

Por: pijamaSurf - 04/04/2017

Imaginación, creatividad y azar son ingredientes que pueden enriquecer mucho tu vida sexual

Un ingrediente fundamental de la vida sexual es la imaginación, la creatividad y un espíritu lúdico. Esto puede traducirse en sofisticadas dinámicas o montajes (con disfraces, historias complejas o roles radicales) pero también puede lograrse de maneras más sencillas, por ejemplo, con la ayuda de un simple dado de posturas sexuales.

Este juego se trata de simplemente echar el dado junto con tu pareja y esperar a que al azar defina la posición sexual que habrá de regir el encuentro ese día. Seguramente los coprotagonistas tendrán su respectiva predilección, así que incluso tendrá algo de emocionante ver el pequeño objeto bailar en la superficie hasta decretar el guión del día. Obviamente esto puede llevarse a distintos niveles, por ejemplo, definir tres posturas para cada sesión, todas dictadas por el dado; también se puede recurrir a dados con 12 lados en lugar de sólo 8, o a que uno de los participantes no pueda ver lo que el dado dicta y espere a que el otro tome acción. 

Y si el dado no es lo tuyo, o no tienes forma de conseguirlo, también hay opciones digitales, por ejemplo, este sitio en el que das clic y elige para ti una de las posiciones incluidas dentro de un amplio menú. El punto es que no hay pretexto para no diversificar tus encuentros sexuales con tu pareja y tampoco para no hacer más divertida tu vida sexual. Con dado o sin él, disfruta tu vida sexual; el universo te lo va a agradecer.