*

X

Científicos convierten hojas de espinaca en tejido cardíaco funcional

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/27/2017

En un desarrollo sorprendente, investigadores del Instituto Politécnico de Worcester usaron hojas de espinaca para desarrollar tejido muscular de corazón humano

En la búsqueda de alternativas médicas para el trasplante de órganos humanos, un grupo de investigadores del Instituto Politécnico de Worcester, Massachusetts, desarrolló recientemente una técnica en la que usaron hojas de espinaca para reconstruir tejido cardíaco.

Este desarrollo, sin duda sorprendente, surgió ante la dificultad de regenerar vasos sanguíneos del tejido muscular del corazón, utilizando incluso técnicas avanzas de impresión 3D.

Ante el reto, el equipo dirigido por Joshua Gershlak recurrió a hojas de espinaca, cuyas “venas” conducen agua y nutrientes a las células de forma análoga a como la sangre fluye en los tejidos humanos.

El trabajo de los investigadores consistió en reemplazar las células de la planta en la estructura venosa con células humanas, con lo cual, poco a poco, el tejido vegetal fue sustituido también con tejido humano. Así, la hoja se transformó en un pequeño corazón capaz de bombear sangre a las células a través de un sistema de irrigación que originalmente era de celulosa, un biopolímero que se ha usado ya en la medicina regenerativa.

Por el momento, los científicos consideran que este método podría utilizarse para reparar tejido cardíaco dañado en individuos que han sufrido ataques al corazón o en otros que por una condición genética o de otro tipo son propensos a que dicho músculo se contraiga, y con éste los vasos sanguíneos necesarios para conducir oxígeno, sin el cual no se puede crear nuevo tejido.

Compartimos a continuación el video en donde se explica el desarrollo y, en este enlace, el artículo original de la investigación.

Descubren cuarzos en el núcleo de la Tierra que impulsan el campo magnético

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/27/2017

Una aleación de oxígeno y silicio (la misma composición de los cuarzos) podría ser la fuente de energía faltante que impulsa el campo magnético de la Tierra

Un equipo de científicos estudiando la composición del núcleo de la Tierra y las fuentes de energía que generan el campo magnético del planeta ha descubierto la presencia de aleaciones similares al cuarzo que podrían jugar un papel insospechado en la generación de dicho campo.

Desde hace unos años, los científicos estudian dos hipótesis para entender el sostenimiento del campo geomagnético; una es un descenso importante en la temperatura del núcleo, otra es una fuente de energía no descubierta. 

El núcleo está compuesto mayormente de hierro, en menor medida níquel y un 10% de aleaciones de elementos como silicio, oxígeno, azufre, carbón e hidrógeno.

La investigación liderada por Kei Hirose mostró la presencia de silicio y oxígeno, que se han combinado para formar cristales de dióxido de silicio, la misma composición que los cuarzos minerales en la superficie de la Tierra, que son importantes en nuestra tecnología.

Los científicos creen que estos cristales podrían proveer una "inmensa fuente de energía que podría impulsar el campo magnético de la Tierra". El descubrimiento también podría tener implicaciones en la formación de nuestro planeta y en las condiciones tempranas del Sistema Solar. La cristalización altera la composición del núcleo pero eventualmente el proceso de cristalización se detendrá, justamente cuando se acabe el inventario de silicio y oxígeno.