*

X

Leer estos 83 libros te hará el conversador más inteligente

Libros

Por: pijamasurf - 02/18/2017

Una larga y obligada lista de lecturas para abrir el panorama mental, cortesía de Joseph Brodsky

Algo intangible pero tajante ocurre al leer. Entrar en contacto con libros, con literatura, historia o filosofía provoca que se expandan los horizontes de la mente, abre la cancha en sentido literal y enriquece de forma hasta entonces inimaginable el rango de perspectivas que utilizamos para mediar con la realidad, para interpretarla y entenderla. 

A mediados del siglo pasado, en el entonces Leningrado, un joven abandonó la escuela a los 15 años. Tras deambular por diversos empleos, incluida la morgue, invernaderos y fábricas, viajaría a Estados Unidos para convertirse en profesor de Yale y Columbia, entre otras universidades, y eventualmente obtendría el premio Nobel de literatura: Joseph Brodsky.

En una de sus clases, impartida en Mount Holyoke, Brodsky le compartió a sus alumnos una lista con los libros que, a su juicio, toda persona debería leer para, básicamente, poder mantener una conversación. Sobra decir que las expectativas de Brodsky ante sus potenciales interlocutores eran bastante altas. En todo caso este listado, además de ser una brújula digna de cualquier ávido lector, asegura una base de conocimiento o bagaje que sin duda enriquecerá la existencia de cualquiera. 

Entre los títulos que Brodsky menciona se incluye desde el Bhagavad Gita y el Mahabharata hasta Francis Bacon, Yeats, Pessoa, las sagas islandesas o El laberinto de la soledad de Octavio Paz. Compartimos las imágenes de esos apuntes y después la lista de títulos.

 

 

1.   Bhagavad Gita
2.   Mahabharata
3.   La epopeya de Gilgamesh
4.   Antiguo Testamento
5.   Homero: Ilíada, Odisea
6.   Herodoto: Nueve libros de Historia
7.   Sófocles: Tragedias
8.   Esquilo: Tragedias
9.   Eurípides: Tragedias (Hipólito, Las bacantes, Electra, Las fenicias)
10. Tucídides: La guerra del Peloponeso
11. Platón: Diálogos
12. Aristóteles: Poética, Física, Ética, Del alma
13. Poesía alejandrina
14. Lucrecio: De la naturaleza de las cosas
15. Plutarco: Vidas paralelas
16. Virgilio: Eneida, Bucólicas, Geórgicas
17. Tácito: Anales
18. Ovidio: Metamorfosis, Heroidas, Arte de amar
19. Nuevo Testamento
20. Suetonio: Vidas de los doce césares
21. Marco Aurelio: Meditaciones
22. Catulo: Poemas
23. Horacio: Poemas
24. Epícteto: Discursos
25. Aristófanes: Comedias
26. Claudio Eliano: Varia Historia, Sobre la naturaleza de los animales
27. Apolonio de Rodas: Argonáuticas
28. Miguel Psellos: Vidas de los emperadores de Bizancio
29. Edward Gibbon: Historia de la decadencia y caída del Imperio romano
30. Plotino: Enéadas
31. Eusebio: Historia de la Iglesia 
32. Boecio: Consolación de la filosofía
33. Plinio el Joven: Cartas
34. Poesía bizantina
35. Heráclito: Fragmentos
36. San Agustín: Confesiones
37. Tomás de Aquino: Suma Teológica
38. San Francisco de Asís: Florecillas 
39. Niccolò Machiavelli: El príncipe
40. Dante Alighieri: Comedia 
41. Franco Sacchetti: Trescientas novelas
42. Sagas islandesas
43. William Shakespeare (Antonio y Cleopatra, Hamlet, Macbeth, Enrique V)
44. François Rabelais
45. Francis Bacon
46. Lutero: Obras selectas
47. Calvino: La institución de la religión cristiana
48. Michel de Montaigne: Ensayos
49. Miguel de Cervantes: Don Quijote
50. René Descartes: Discursos
51. Canción de Rolando
52. Beowulf
53. Benvenuto Cellini
54. Henry Adams: La educación de Henry Adams
55. Thomas Hobbes: Leviatán
56. Blaise Pascal: Pensamientos
57. John Milton: Paraíso perdido
58. John Donne
59. Andrew Marvell
60. George Herbert
61. Richard Crashaw
62. Baruch Spinoza: Tratados
63. Stendhal: La cartuja de Parma, Rojo y negro, Vida de Henry Brulard
64. Jonathan Swift: Los viajes de Gulliver
65. Laurence Sterne: Vida y opiniones del caballero Tristram Shandy
66. Choderlos de Laclos: Relaciones peligrosas
67.  Baron de Montesquieu: Cartas persas
68. John Locke: Segundo tratado sobre el gobierno civil 
69. Adam Smith: La riqueza de las naciones
70. Gottfried Wilhelm Leibniz: Discurso sobre la metafísica
71. David Hume: todo
72. The Federalist Papers
73. Immanuel Kant: Crítica de la razón pura
74. Søren Kierkegaard: Temor y temblor, O lo uno o lo otro, Migajas filosóficas 
75. Fiódor Dostoyevski: Memorias del subsuelo, Los demonios 
76. Alexis de Tocqueville: La democracia en América
77. Johann Wolfgang von Goethe: Fausto, Viaje a Italia
78. Astolphe-Louis-Léonor, Marqués de Custine: Rusia
79. Eric Auerbach: Mimesis
80. William H. Prescott: Historia de la conquista de México
81. Octavio Paz: El laberinto de la soledad
82. Sir Karl Popper: La lógica de la investigación científica, La sociedad abierta y sus enemigos
83. Elias Canetti: Masa y poder

 

También en Pijama Surf: 33 libros contemporáneos, clásicos y extravagantes para leer antes de que cumplas 30 años

Una lista heterogénea de libros que, sin embargo, tienen algo en común: el ánimo reflexivo al que usualmente nos lleva la última parte del año

Con el fin del año es casi inevitable que nos inunde un estado de ánimo a medio camino entre la melancolía y la gratitud. Asistimos nuevamente al fin de un período y entonces no podemos dejar de recordar lo que vivimos, lo que hicimos, también lo que dejamos de hacer, lo que postergamos una vez más, lo que se presentó sin que lo buscáramos, y mucho más. La vida en toda su contingencia. Lo cual puede ser agradable pero también angustioso: podemos agradecer estar vivos pero también a veces la existencia se nos presenta como un enigma que no terminamos de entender.

Y qué mejor que, a veces, un buen libro que nos asista en dicho entendimiento. Como alguna vez dijo Carl Sagan, los libros son los dispostivos en donde, como especie, hemos almacenado la sabiduría de las mejores personas que han pasado por este mundo, misma a la que tenemos acceso siempre que queramos: basta con abrir el libro donde se encuentra depositada.

A continuación compartimos una pequeña selección de libros que puede acompañarte en estas últimas semanas del año.

 

La muerte de Iván Ilich, León Tolstói

El clásico de León Tolstói es una demorada meditación sobre el paso del tiempo, la enfermedad pero, por encima de todo, la displicencia con que en ocasiones tratamos nuestra propia vida, descuidando así el tiempo que nos fue otorgado.

 

La repetición, Søren Kierkegaard

Uno de los enfoques más estimulantes y liberadores en torno a la noción de repetición, ese mecanismo psíquico y de comportamiento que nos mantiene haciendo siempre lo mismo pero que, para Kierkegaard, es más bien la oportunidad de hacer algo nuevo.

 

El archipiélago, Friedrich Hölderlin

Un poema narrativo en el que Hölderlin recorre con nostálgico romanticismo el pasado de las islas griegas y la historia épica que se desarrolló entre sus aguas y sus territorios. Este es un fragmento de la traducción de Marcela M. Mendoza, publicada en México por Exmolino Taller Editorial (2015):

y no sé a dónde ir por consejo; pero desde
hace tiempo
ya no hablan y reconfortan a los necesitados
los proféticos bosques de Dodona;
mudo está el dios délfico y muchos años
ha
que solitarios y abandonados se
encuentran los senderos
por donde antes dulcemente guiado por
las esperanzas,
el caminante subía a la ciudad del veraz
profeta.

 

La sociedad del cansancio, Byung-Chul Han

¿Nunca como antes te habías sentido tan cansado tanto tiempo? No eres tú, es el sistema. En este libro el filósofo de origen coreano Byung-Chul Han expone una tesis interesante: en nuestra época somos al mismo tiempo amos y esclavos, somos explotados por otros pero también hemos interiorizado esa explotación, con lo cual nos obligamos a dar siempre más y nos frustramos cuando nos damos cuenta de que no podemos. Un libro interesante para replantear mucho de lo que hacemos cuando decimos vivir.

 

Las paradojas de Mr. Pond, G. K. Chesterton

En la historia de la literatura existe un puñado de escritores que leerlos es felicidad pura. Son luminosos, joviales, ligeros, sencillos, y desde ese lugar son también capaces de decir cosas relevantes, de conmovernos y mostrarnos la capacidad expresiva de la literatura. Chesterton es uno de ellos. En este tomo en particular, su pericia para las historias policíacas se mezcla con cierto ánimo reflexivo, pues se trata de cuentos que Chesterton escribió poco antes de morir. Uno de ellos se encuentra en casi todas las antologías del género: “Los tres jinetes del Apocalipsis”.

 

El mal de la taiga, Cristina Rivera Garza

Una novela breve sobre el amor, la pérdida, el reencuentro y el desencuentro entre dos personas escrita bajo la forma de una historia de detectives.

Me haría cargo del caso de los locos de la taiga. Resolvería su acertijo. Le diría, a final de cuentas, muchos días después, con el cabello ya muy crecido, que nadie sabe nunca por qué. Que el desamor aparece igual que el amor, un buen día.

 

Dirección única, Walter Benjamin

Quizá el libro más lúdico de Walter Benjamin, filósofo y sociólogo, una colección de recuerdos, reflexiones, apuntes, sueños, aforismos y, en general, esa escritura incidental que a veces queda anotada en las márgenes de la vida pero que no por ello es menos relevante. Benjamin, por otro lado, en quien se combinaron la agudeza intelectual y la vasta cultura, es capaz de abrir nuestro horizonte con apenas una sugerencia de conocimiento. En español este libro también se encuentra con el título Calle de sentido único.

 

Tener y ser, Erich Fromm

En nuestra época existe una confusión más o menos generalizada entre estos dos verbos: tener y ser. Por distintas razones y a veces sin darnos cuenta del todo privilegiamos el tener y soslayamos la importancia de ser, lo cual da origen a emociones como la frustración, la sensación de vacío, el apego patológico a las cosas, la incapacidad de relacionarse con otros y más. En este libro, Erich Fromm traza las diferencias entre uno y otro estado, y cómo navegar dicha confusión para llegar a buen puerto.

 

De haberlo sabido antes, Elena Climent

Una emotiva novela gráfica publicada por la casa editorial Trilce en la que Climent, pintora, cuenta la historia de su vida, ajetreada como la de cualquiera, difícil, pero también rica en experiencias.

 

¿Cuál agregarías tú? No dejes de compartirnos tu opinión en la sección de comentarios de esta nota.