*

X

Este calendario cronobiológico te ayudará a entender la relación entre la Luna y tus neurotransmisores

AlterCultura

Por: pijamasurf - 01/18/2017

El método de sincronización de la Luna y el cerebro que aumenta la productividad en un hermoso calendario

Hace un par de años publicamos una nota sobre el trabajo del doctor Mark Filippi, quien ha desarrollado un método que correlaciona las fases lunares con cuatro neurotransmores esenciales (acetilcolina, serotonina, dopamina y noradrenalina). Nos da gusto ver que la información ha encontrado tierra fértil y ha madurado en un hermoso Calendario Lunático de Noe Miranda que cuenta con la participación de 12 artistas y con una muy útil visualización de los diferentes ritmos lunares de concentración y energía. Si lo que quieres es vivir en sincronía y establecer un estado de coherencia entre tu cerebro y la Luna, este es el metacalendario.

 



En comunicación con Noe nos contó sobre su experiencia utilizando este método --que Filippi además asocia con ciertos perfiles somáticos-- y la gestación del proyecto:

Al tercer mes ya podía reconocer los beneficios de tener en cuenta el perfil somático, mi ansiedad bajó considerablemente, ya no me reprochaba mi inconstancia, la vivía y eso fue tremendo cambio. Comencé a hablarle de esto a mis amigos y me pedían que les marcara en sus calendarios las lunas. Deseé que esta información estuviera al alcance de muchas personas y pensé en armar este calendario haciendo por primera vez un uso realmente de envergadura de mis estudios universitarios en publicidad. Pensé que el método somático insta a la independencia, sólo por el hecho de sugerir una orientación cambiante y cíclica (la naturaleza misma) y quise que la imagen reforzara ese sentimiento de creatividad y emprendimiento, pero no en su temática, sino en su forma... Suelo seguir a varios artistas visuales y elegí a los que creí más intuitivos y a la vez accesibles para este proyecto. Para mi sorpresa la idea gustaba mucho y logré reunir 12 artistas para el calendario, a todos les pedí lo mismo: una obra de técnica libre inspirada en la Luna. En cada mes va una obra, el nombre de ésta, del artista y sus redes principales donde poder ver más trabajo. Me gusta mucho la idea de poder darle al artista esta publicidad; estar un mes completo en la pared de varias casas al mismo tiempo. Cuando iba ya todo en marcha pensé en Mark Filippi, sentí que era importante tener su beneplácito. Le escribí y tuve la mejor recepción de su parte, me ayudó mucho a pensar el proyecto y entender mejor la metodología que propone, se convirtió en mi copiloto. La noche anterior a poner a la venta el calendario por primera vez desperté a las 3 de la mañana como una sonámbula directo a la ventana, había Luna llena y brillaba celeste, como jamás la ví, supe que eso era un buen augurio. Ya disponible el calendario tuvo una acogida impensada por mi, muy agradecida y emocionada, sobre todo entre las mujeres, las más viejitas comentando que a cada cierto tiempo se vuelve a saber de alguna mujer que emprende tarea con realizar un calendario lunar. 

Así explica Noe cómo usar el calendario:

El Calendario de Coherencia plantea una sincronía entre las fases de la Luna y el trabajo de cuatro neurotransmisores esenciales en nuestro cerebro, haciéndonos modificar al ritmo de la sombra lunar nuestra concentración y disposición de nuestra energía, pasando en un mes por cuatro estados distintos y complementarios. 

Calendario Lunático te muestra día a día en qué perfil somático nos encontramos de una manera sencilla a través de colores y palabras claves que te permitirá además incluir notas y agendamientos. Puedes sincronizar cualquier proyecto, emprendimiento o la vida misma con la energía lunar y así optimizar tu tiempo, tu energía y a la larga tu rendimiento. 

El calendario tiene una base cronobiológica, esto es, la relación entre el tiempo y sus ciclos y la biología humana. Existe una relación entre la cualidad particular del tiempo y la salud humana y su disposición y aptitud para realizar ciertas tareas. En otras palabras, no todos los momentos son iguales, y realizar cierta acción en determinado momento puede ser contraproducente o, en el sentido contrario, doblemente provechoso, siendo catalizada por la energía que predomina en ese momento. Ser conscientes de esto, de los cambios, de los ciclos y de las diferentes cualidades de los momentos, es ya un paso importante para armonizar el cuerpo y la mente, ahorrar recursos y almacenar energía.

 

Puedes adquirir el calendario en este enlace

La felicidad real está vinculada a aspectos que se encuentran en una vida muy sencilla

Según Peter Adeney, conocido como Mr. Money Moustache, el gurú de la frugalidad, una de las grandes ilusiones de nuestra sociedad, que además es intensamente promovida por el sistema económico, es que existe una correlación en tener productos de lujo y la felicidad. Si bien cierta cantidad de dinero no es indispensable pero sí muy útil para alcanzar una posible libertad y goce básico de la existencia, una vez que se tiene suficiente para resolver lo necesario, más dinero no produce más felicidad. Las siguientes cosas sí lo hacen (según la revisión de Adeney de la literatura científica):

 

-Amistad

-Libertad

-Salud

-Trabajo significativo

-Privacidad

-Filosofía de vida

-Comunidad

Todas estas cosas están resueltas en una vida primitiva, rústica, sencilla, conectada con el mundo natural, real de la comunidad (y no sólo virtualmente) --así que todas las demás cosas, todas las cosas con las que llenamos nuestras vidas son realmente excedentes. Tienen en común que no son cosas consumibles o que podamos comprar. Absurdamente gastamos la mayor parte de nuestra energía y tiempo en conseguir aquello que realmente no necesitamos y que no contribuye significativamente a hacernos más felices. Sería quizás más inteligente simplemente contentarnos con lo que ya tenemos y dedicarnos a administrarlo. 

"Vivimos en una trampa, los productos de lujo deberían tener una advertencia tipo EL DALÁI LAMA HA DETERMINADO QUE ESTE PRODUCTO NO AUMENTA LA FELICIDAD", bromea Adeney. Sin embargo, es una broma importante de recordar, especialmente cuando los expertos de finanzas, políticos y celebridades promueven la idea de que entre más lujosa sea nuestra vida más felices seremos.