*

X
La ciencia muestra que definitivamente el multitasking no es muy productivo

De manera llamativa, hace algunos años se pensaba que el multitasking era algo positivo entre ciertos grupos (quizás algo que era difundido por compañías de tecnología o una cultura empresarial poco inteligente que buscaba explotar a los trabajadores). Y aunque la habilidad de hacer dos cosas o más a la vez puede ser útil en muchas ocasiones, como regla el multitasking es una pésima estrategia de aprendizaje o productividad.

En los últimos años diversos neurocientíficos han hecho estudios con personas haciendo multitasking y medido el tiempo que tardan en realizar múltiples tareas, el número de errores que cometen y demás efectos relacionados. La American Psychology Association ha determinado que cambiar de una tarea a otra tiende a reducir la productividad en cerca del 40% y se cree que se pierden unas 16 horas a la semana por hacer multilabores. "El multitasking parece más efectivo en la superficie, pero en realidad hace que las cosas tarden más e involucra más errores". 

El psicólogo David E. Mayer de la Universidad de Michigan sostiene que el multitasking aumenta en un 50% el número de errores que tenemos en promedio al llevar a cabo una tarea. Además, interfiere con el aprendizaje, pues la información no se asimila a nivel profundo. Así que si estudias usando tu teléfono, ya sabes.

Otros estudios sugieren que un 2% de la población es eficiente realizando multitasking, pero estas son las personas que menos tendencia tienen ello, es decir tienen una gran capacidad de focalizar su atención, probablemente porque la han aprendido a cultivar evitando el multitasking.

Programador responde al problema de las noticias falsas; Facebook reacciona

En el último mes Facebook ha estado bajo escrutinio por su papel en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Se acusa a la red social, que es también el medio de comunicación más grande del mundo, de permitir la proliferación de noticias falsas y de crear una burbuja de filtros que aísla a los usuarios de información que contrasta con sus propias preferencias.

En primera instancia Facebook había desestimado las acusaciones, señalando que no tenían por qué ser árbitros de la verdad y subestimando su influencia en los resultados electorales. Poco después Facebook anunció que tomaría algunas medidas; entre ellas se dio a conocer que bloquearía a los sitios que publican noticias falsas de su sistemas de anuncios.

Mientras que Facebook pifiaba una respuesta satisfactoria, el programador Daniel Sieradski creó la extensión de Chrome y Firefox B.S. Detector, la cual alerta a los usuarios sobre la presencia de noticias poco confiables. Sieradski diseñó la extensión en respuesta expresa a "la dudosa afirmación de Mark Zuckerberg de que Facebook no es capaz de detener sustancialmente la proliferación de noticias falsas en su plataforma". 

La extensión funciona analizando todos los links que se encuentran en una página que apuntan hacia fuentes que han sido marcadas como poco confiables y luego emite una alerta a los usuarios. Sieradksi dice que está trabajando con sitios independientes de monitoreo periodístico para crear listas que no sean arbitrarias y que sigan criterios uniformes.

Al parecer Facebook se sintió agredido por esta extensión que ha sido descargada más de 25 mil veces. Las personas que estaban compartiendo links a esta extensión en Facebook se encontraron con un pop-up que advertía: "el link que estás compartiendo podrías ser poco seguro. Si puedes, por favor remueve este link".

Es preocupante que hayamos llegado a necesitar un software que nos advierta que la información que estamos leyendo puede ser falsa. Sin embargo, muchos usuarios que no tienen desarrollado un olfato para detectar las noticias falsas están siendo masivamente engañados por toda una industria que se beneficia del clickbait y que incluso ya trabaja en connivencia con ciertos políticos o partidos.