*

X
Esta maravillosa especie, una de las de mayor tamaño en el reino de los insectos, nos revela algunos de sus más íntimos secretos.

A lo largo y ancho de Nueva Zelanda vive una criatura muy parecida a los grillos conocida como weta. Estos insectos pueden parecer atemorizantes al principio pero, si se les ve bien, son criaturas hermosas y fascinantes.

Son una especie muy antigua, pues se calcula que la edad de estos insectos es de 180 a 190 millones de años, es decir, sobrevivieron a varios períodos geológicos y a la extinción de los dinosaurios.

Se han encontrado más de 70 especies, la más grande, el Weta gigante, puede llegar a tener el mismo tamaño de una palma, mientras que los más chicos miden 5cm. Habitan en el suelo, los árboles, las cuevas, los pastizales y los arbustos.

No poseen alas pero cuentan con mandíbulas para triturar su comida. Sus funciones dentro de la cadena alimenticia son similares a las de los ratones; suelen esconderse en el día y salir por las noches para alimentarse de vegetación, deshechos y otros insectos enfermos o muertos.

Su clasificación es difícil; se han encontrado pocos especímenes de algunas variantes. Actualmente están amenazados por la reducción y modificación de su hábitat natural y la introducción de animales ajenos al entorno (como ratas, gatos o erizos).

Al sentirse amenazados, los machos son especialmente agresivos y usualmente levantan sus patas posteriores cubiertas de espinas. Los weta machos cuidan de un número de hembras que esconden sus huevos entre la vegetación. 

Son capaces de invernar mediante la criptobiosis, es decir, se llevan a un estado de suspensión animada en el que desaparecen sus signos vitales y conservan intactas sus células congeladas para despertar en primavera. Sin duda son uno de los insectos más interesantes de Oceanía. En el siguiente video puedes ver un poco más del weta:

Gurú indio cree que la meditación puede ayudar a combatir la violencia en México

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/28/2016

Sri Sri Ravi Shankar considera que la meditación y la sabiduría pueden contribuir a combatir la violencia en México

Desde hace algunos años algunos científicos y meditadores han promovido la hipótesis de que la meditación puede servir para disminuir el crimen e incluso podría considerarse una "tecnología a favor de la paz". Se han hecho algunos estudios en este sentido, con resultados interesantes.

Esta misma idea de la meditación como una forma de aliviar el estrés crónico de la sociedad, junto con la filosofía de ahimsa de Gandhi, ha sido retomada por el líder espiritual indio Sri Sri Ravi Shankar (no confundir con el músico que lleva el mismo nombre), quien es consultor especial del Consejo Económico y Social de la ONU y es considerado uno de los 100 líderes espirituales más influyentes del mundo. Sri Sri Ravi Shankar participó en el proceso de paz en Colombia, habiendo viajado a Cuba, después de reunirse con el presidente Santos, para tener una serie de diálogos con las FARC, incluyendo una sesión de meditación guiada.

Ahora Sri Sri Ravi Shankar busca traer su mensaje de paz a través de la meditación a México. Bajo la rúbrica "México Merece Paz" se celebrarán una serie de pláticas y cursos de meditación y respiración a principios de diciembre en la Ciudad de México y Acapulco, además de presentarse en el World Forum for Ethics in Business.

En una entrevista con el diario El Tiempo, Sri Sri Shankar explica la importancia de contar con técnicas para combatir el estrés:

La guerra empieza con la falta de entendimiento, de comunicación, de confianza. Entonces, si se quitan estas cosas y la gente piensa desde una perspectiva más amplia, cualquier conflicto se puede resolver.

Cuando alguien siente que es una víctima porque le han cometido una injusticia, entonces quiere reaccionar. Una pregunta que no ha sido respondida en la mente se fermenta y causa estrés, y el estrés es la causa de la violencia. Cualquier buena persona, si no la dejas dormir durante 2 días y no le das de comer, se volverá violenta.

[...] El verdadero trabajo empieza ahora. La gente que ha estado en la selva por tanto tiempo, cuando vuelvan a la sociedad necesitan un toque de curación, al igual que las víctimas. Las víctimas deben poder dejar atrás el pasado y buscar un futuro más brillante. La conciencia de la víctima y del culpable no son para nada positivas para la sociedad. Debemos curar la conciencia de las víctimas y por el otro lado, necesitamos lograr la reconciliación con la conciencia de los culpables. Cuando una persona siente que es culpable, va a querer justificarlo; inconscientemente va a victimizarse.

En este enlace se pueden consultar las fechas de los eventos de Sri Sri Ravi Shankar en México.