*

X

Una fascinante exploración gráfica del sexo como deseo diabólico (IMÁGENES)

Arte

Por: pijamasurf - 09/14/2016

¿El sexo tiene un matiz diabólico? Estas ilustraciones así lo sugieren

Si algo nos impulsa a crear, es el sexo. La fuerza del sexo como energía que nos lleva a más decidió nuestra evolución y también nuestra cultura. Por el sexo hay poesía, moda, música, pintura, trabajos y prácticamente cualquier cosa en la que podamos pensar.

Y también no en el mejor de los sentidos, pues como sabemos bien, el sexo también ha estado rodeado de censura y prohibiciones. Lo cual a su vez sólo ha sido como un estímulo: ante lo prohibido, la creatividad se fortalece.

Prueba de ello es esta serie de imágenes en las que, con ironía corrosiva, el deseo sexual se representa profundamente ligado con lo diabólico, aunque no en un sentido siniestro, sino más bien lúdico.

Les Diableries Érotiques es el título del conjunto de grabados, las “diabluras eróticas” que hacen ver al impulso sexual como una suerte de curiosidad insaciable, un impulso que no podemos refrenar, que disfrutamos a pesar de las prohibiciones que se le intenta imponer.

Su autor fue Eugène Lepoittevin, un ilustrador francés del siglo XIX que respondió de esta manera a la disciplina propia de su época.

 

¿El sexo tiene un cariz diabólico? Si esto nos lleva a romper con las prohibiciones, sí, sin duda.

 

 

También en Pijama Surf: ¿Los 7 dogmas de la Iglesia de Satán son más razonables que los mandamientos católicos?

 

Alan Moore se retira de los cómics

Arte

Por: Pijamasurf - 09/14/2016

El mago de los cómics, Alan Moore, está harto de la cultura de superhéroes

El gran acto mágico es decidir si vas a vivir en tu propia ficción.

-Alan Moore

Discutiblemente el más brillante autor de cómics de nuestra época, a quien le debemos clásicos como V for Vendetta y The Watchmen acaba de anunciar su retiro del mundo de las historietas para concentrarse en el cine y en la escritura de novelas literarias de largo aliento, como su reciente y monumental Jerusalem

Según Alan Moore, todavía tiene un par de compromisos menores escribiendo unos cómics, pero una vez que culminen estos dará por finalizada, a grandes rasgos, su ilustre carrera. 

Las razones que da tienen que ver con los cómics: ya no presentan desafíos creativos para él y, al parecer, también un cierto fastidio con la cultura de superhéroes que inunda las salas del cine de todo el mundo, con historias que son generalmente refritos de cómics de los 60 con todo tipo de cruces pero sin mucha originalidad. "Creo que este siglo necesita y merece su propia cultura. Merece artistas que realmente intenten decir cosas relevantes para nuestros tiempos y la forma en la que vivimos. Esto es una forma de decir que estoy realmente harto de Batman". Si es que los superhéroes son avatares de los mitos y arquetipos de todas las eras, lo son desde una pobreza intelectual cuando se repiten a sí mismos y realmente no reflejan los temas eternos de una manera actual.

En otras ocasiones, Moore se ha mostrado muy crítico de la versión Hollywood de sus cómics y ha señalado que su nueva novela no será llevada al cine, si es que él puede hacer algo al respecto.