*

X

Nuevo y perturbador récord Guinness: 1,007 robots bailan en sincronía (VIDEO)

Por: pijamasurf - 08/08/2016

Un momento histórico se vivió en un festival de la cerveza en China cuando más de mil robots bailaron al unísono

Dentro de la ya larguísima lista de "logros" que conforman los récords Guiness, recién se concretó uno de los más perturbadores. Fue en el marco del Qingdao Beer Festival (el "Oktoberfest asiático") en Shandong, China. Se trata de "el mayor número de robots bailando simultáneamente", con 1,007, lo cual superó por mucho el récord anterior que era de sólo 540.

Para llevarse el reconocimiento a su casa, los pequeños androides de 43.8cm debieron bailar durante 1 minuto al unísono. Cabe mencionar que algunos fueron descalificados por caerse o porque simplemente no lograron bailar, quizá cohibidos por un equivalente a nuestro "pánico escénico". Por fortuna la hazaña se consiguió y el público, en buena medida alcoholizado, disfrutó de un peculiar show y, sobre todo, fue parte de un momento histórico. 

Rascacielos verdes: ¿selvas verticales o costosa ilusión del diseño arquitectónico?

Por: pijamasurf - 08/08/2016

Fuera de las fascinantes visualizaciones de los arquitectos futuristas, los rascacielos verdes parecen indicar más problemas para el ambiente que sus improbables soluciones

Imágenes: www.stefanoboeriarchitetti.net

Cuando observamos diseños de aplicación de azoteas o paredes verdes en nuevos proyectos arquitectónicos estamos contemplando la visión que los creadores de estas selvas de concreto esperan vender a los inversionistas y medios de comunicación pero, fuera de su atractivo visual, es difícil pensar que las ciudades del futuro próximo (incluso distante) vayan a tener fachadas de vegetación viva.

El arquitecto italiano Stefano Boeri ha presentado proyectos como "Il bosco verticale" y "La Torre de los Cedros" que incorporan cientos de arbustos y árboles en balcones y patios elevados a distintas alturas, pero los recursos necesarios para dar mantenimiento a semejantes obras superan por mucho los supuestos beneficios ecológicos.

Existen muchos problemas con este tipo de estructuras, que parecen ser la encarnación directa de la palabra "sustentabilidad": además de los sistemas de irrigación, bombas de agua y filtros necesarios para mantener los jardines, está el peso extra que las raíces de los árboles aportarán al edificio, sin contar con que el crecimiento de las mismas es impredecible, y se desarrollan a diferentes velocidades según la especie.

¿Tendrán que sacar los árboles del piso 60 una vez que los vecinos del 59 se quejen de que las raíces están perforando la sala de estar?

boeri

Otro problema es evidente por la misma razón por la que las montañas sólo tienen vegetación en una de sus laderas: el sol y el viento necesarios para la fotosíntesis no llegan de la misma forma a todos los frentes de un edificio; el frío y las corrientes de aire de los pisos más altos también son indicadores de vidas cortas.

El proyecto de Boeri busca ser "una nueva idea de rascacielos donde los árboles y los humanos coexisten", además del "primer ejemplo en el mundo de una torre que enriquece la biodiversidad de plantas y vida salvaje en las ciudades". Utilizar plantas como material de construcción está presente desde los jardines colgantes de Babilonia, una de las maravillas del mundo antiguo; pero no es improbable que los arquitectos de la mítica torre de Babel hubieran ideado pasillos llenos de plantas en su desaforada carrera vertical.

La arquitectura verde podría ser enfocada desde un punto de vista de sustentabilidad y aprovechamiento de materiales de bajo impacto ecológico, además de la incorporación de sistemas verdaderamente ahorradores de recursos, como iluminación natural o aprovechamiento de aguas pluviales; pero las fantasías de rascacielos verdes no parecen factibles más que en los vistosos renders de las revistas de arquitectura.