*

X
Las autoridades sugirieron a la mujer buscar ayuda psiquiátrica para lo que parece ser un caso de fanatismo mal llevado

Las autoridades rusas recibieron una improbable y excéntrica denuncia de una mujer que afirmaba haber sido agredida sexualmente por un pokémon en su departamento de la capital del país, Moscú.

Al parecer, la mujer había estado jugando el popular juego Pokémon Go antes de irse a dormir; su sueño fue interrumpido por un pokémon gigante que estaba encima de ella violándola, de acuerdo con su propia declaración.

Cuando despertó y vio al pokémon (aparentemente un Charmander) éste desapareció pero, según aseguró a las autoridades, la app de su teléfono todavía detectaba a la criatura de tipo fuego en la habitación.

Acto seguido, la mujer despertó a su esposo y le contó lo sucedido. Ni su esposo ni la policía creyeron su relato y, como apunta el Daily Mail, le recomendaron buscar apoyo psiquiátrico. En lugar de esto y como si la historia no pudiera ponerse más extraña, la mujer fue a ver a una psíquica.

Ivan Makarov, amigo de la mujer (cuya identidad no ha sido revelada), contó que según ella “hay muchos pokémon en su casa, y que incluso el perro puede sentirlos. Ella dice que el perro ladra siempre que juega Pokémon Go”.

Desde su salida en julio de este año Pokémon Go ha sido descargado más veces que Twitter y Tinder, dando lugar a todo tipo de noticias extrañas en torno al juego de realidad aumentada, el cual utiliza el GPS del teléfono inteligente para “atrapar” monstruos virtuales en el mundo real.

El paso del juego de Pokémon a la realidad gracias a "Pokémon Go" podría tener consecuencias todavía no entendidas

Desde su lanzamiento un tanto atribulado el pasado 6 de julio, Pokémon Go ha causado una enorme sensación en el mundo. Por estos días, buena parte del Internet no habla más que de este juego que sin duda puede considerarse ya un hito en diversos ámbitos, incluso más allá de los videojuegos.

Para quien no conozca el juego, baste ahora decir que Pokémon Go puede considerarse la actualización a la tecnología contemporánea del popular videojuego de finales de los 90 que consistía en “atrapar” criaturas casi mitológicas, hacerlas pelear y con esto propiciar su evolución. Eso grosso modo. Ahora la situación es más o menos similar pero con Internet, tecnología de geolocalización y tecnología de realidad aumentada, lo cual permite al juego “salir” de la consola y, dicho con cierta poesía, hacer de la realidad el territorio de juego, pues ahora las criaturas se encuentran en el mundo real, que es donde los usuarios tienen que capturarlas.

Sólo que el problema con la realidad es que es eso: real. Es un territorio vivo que no se sujeta a comandos y límites. No es un escenario codificado que empieza en un punto, termina en otro y puede suceder más o menos siempre lo mismo.

De ahí que, previsiblemente, el lugar para atrapar a un Pokémon pueda no ser siempre la calle, o un jardín, o el patio de una universidad. Puede ser, también, una sex shop, un club de strippers, un cementerio y más.

A continuación compartimos una pequeña muestra de estos lugares extraños, con el aviso de que seguramente en los próximos días extravagancias como esta se multiplicarán.

 

 Un club stripper

 

Un monumento en honor a bebés abortados 

 

 Un cementerio

 

 Un templo de cienciología