*

X
Las autoridades sugirieron a la mujer buscar ayuda psiquiátrica para lo que parece ser un caso de fanatismo mal llevado

Las autoridades rusas recibieron una improbable y excéntrica denuncia de una mujer que afirmaba haber sido agredida sexualmente por un pokémon en su departamento de la capital del país, Moscú.

Al parecer, la mujer había estado jugando el popular juego Pokémon Go antes de irse a dormir; su sueño fue interrumpido por un pokémon gigante que estaba encima de ella violándola, de acuerdo con su propia declaración.

Cuando despertó y vio al pokémon (aparentemente un Charmander) éste desapareció pero, según aseguró a las autoridades, la app de su teléfono todavía detectaba a la criatura de tipo fuego en la habitación.

Acto seguido, la mujer despertó a su esposo y le contó lo sucedido. Ni su esposo ni la policía creyeron su relato y, como apunta el Daily Mail, le recomendaron buscar apoyo psiquiátrico. En lugar de esto y como si la historia no pudiera ponerse más extraña, la mujer fue a ver a una psíquica.

Ivan Makarov, amigo de la mujer (cuya identidad no ha sido revelada), contó que según ella “hay muchos pokémon en su casa, y que incluso el perro puede sentirlos. Ella dice que el perro ladra siempre que juega Pokémon Go”.

Desde su salida en julio de este año Pokémon Go ha sido descargado más veces que Twitter y Tinder, dando lugar a todo tipo de noticias extrañas en torno al juego de realidad aumentada, el cual utiliza el GPS del teléfono inteligente para “atrapar” monstruos virtuales en el mundo real.

Mujer australiana muestra con gran frescura cómo en Instagram casi todo es fake y mayormente ridículo

En una cultura obsesionada por las celebridades, a veces no nos damos cuenta lo ridículo que es el culto a la imagen. Las celebridades hacen cualquier cosa para capitalizar su imagen y los fans, embelesados, rinden tributo y desean ser como las estrellas sin reparar en que las imágenes que muestran y las actitudes que toman son completamente irreales o absurdas. Es algo así como un estado de hipnosis masivo.

La comediante australiana Celeste Barber ha realizado una serie de imágenes hilarantes, consciente de cómo se utilizan las imágenes "sexys" para manipular a los consumidores, particularmente en Instagram donde todo es supuestamente muy casual y donde los usuarios pueden tener acceso a la fabulosa vida cotidiana de las celebridades --o donde cualquiera que logre aparentar tener el look de una celebridad se convierte en una celebridad. Las recreaciones de Barber en su propia cuenta de Instagram de algunas de las fotos más ridículas de las celebridades mostrando su sensualidad o simplemente fotografiando lo más inane de sus vida pero bajo el filtro de lo fabulosas que son se han ganado las risas de miles de usuarios, que ven refrescado este acto de consumir imágenes en redes sociales que de suyo es un tanto ridículo.

"Las personas están obsesionadas con las celebridades y las celebridades parecen estar obsesionadas con representar papeles de personas ordinarias... así que pensé, si esto es lo que todos hacen, entonces yo también lo voy a hacer", dice Barber.  

 

 

Screen shot 2016-07-20 at 10.16.11 AM

 

Screen shot 2016-07-20 at 10.18.21 AM Screen shot 2016-07-20 at 10.16.32 AMScreen shot 2016-07-20 at 10.15.33 AM

 

Screen shot 2016-07-20 at 10.22.01 AM Screen shot 2016-07-20 at 10.20.58 AM

Screen shot 2016-07-20 at 10.24.11 AM