*

X
Hombre distraído jugando "Pokémon Go" impacta contra escuela

La fiebre de Pokémon Go ya empieza a cobrar víctimas por la enajenación que ha provocado este juego. Oficiales australianos informaron que un joven de 19 años en Melbourne chocó su automóvil contra una escuela al tiempo que intentaba cazar criaturas en la app móvil de este juego. El auto atravesó una barda e impactó una escuela.

No hubo lesionados pero la policía informó que presentará cargos contra este joven gamer. Una vocera de la policía dijo: "Todos los pokeballs, huevos o pociones que le quedaban al conductor sólo atrajeron a la policía".

El gobierno australiano ha emitido un comunicado informando los lugares en los que está prohibido jugar Pokémon Go, cuya app móvil ha sido el acontecimiento del año en términos de videojuegos. La medida incluye 40 señales en caminos con las que se advierte "No conduzca y juegue Pokémon". También se advierte a aquellos que cazan a pie sobre estar atentos a vehículos y otros peatones durante su búsqueda.

 

El paso del juego de Pokémon a la realidad gracias a "Pokémon Go" podría tener consecuencias todavía no entendidas

Desde su lanzamiento un tanto atribulado el pasado 6 de julio, Pokémon Go ha causado una enorme sensación en el mundo. Por estos días, buena parte del Internet no habla más que de este juego que sin duda puede considerarse ya un hito en diversos ámbitos, incluso más allá de los videojuegos.

Para quien no conozca el juego, baste ahora decir que Pokémon Go puede considerarse la actualización a la tecnología contemporánea del popular videojuego de finales de los 90 que consistía en “atrapar” criaturas casi mitológicas, hacerlas pelear y con esto propiciar su evolución. Eso grosso modo. Ahora la situación es más o menos similar pero con Internet, tecnología de geolocalización y tecnología de realidad aumentada, lo cual permite al juego “salir” de la consola y, dicho con cierta poesía, hacer de la realidad el territorio de juego, pues ahora las criaturas se encuentran en el mundo real, que es donde los usuarios tienen que capturarlas.

Sólo que el problema con la realidad es que es eso: real. Es un territorio vivo que no se sujeta a comandos y límites. No es un escenario codificado que empieza en un punto, termina en otro y puede suceder más o menos siempre lo mismo.

De ahí que, previsiblemente, el lugar para atrapar a un Pokémon pueda no ser siempre la calle, o un jardín, o el patio de una universidad. Puede ser, también, una sex shop, un club de strippers, un cementerio y más.

A continuación compartimos una pequeña muestra de estos lugares extraños, con el aviso de que seguramente en los próximos días extravagancias como esta se multiplicarán.

 

 Un club stripper

 

Un monumento en honor a bebés abortados 

 

 Un cementerio

 

 Un templo de cienciología