*

X

Pingüinos de la Antártida reaccionan a cantante de ópera... huyendo en desbandada (VIDEO)

Por: pijamasurf - 05/12/2016

La ópera nunca ha sido un espectáculo popular... ¿pero ahora esto?

Tristemente, la ópera no es un espectáculo popular. Quizá el único momento en que tuvo oportunidad de ganar adeptos masivamente fue a finales del siglo XIX, cuando tanto Giuseppe Verdi como Richard Wagner coincidieron en la intención de convertir su arte en un vehículo del sentimiento popular, ambos en el marco de los movimientos de reunificación nacional que ocurrían en sus respectivos países. Aunque pueda parecer insólito, hay aspectos de las óperas de estos dos compositores que están dirigidos al gran público de su época, acaso no con la instrucción necesaria para apreciar todo el mensaje, pero sí para comprender parte de su contenido. Tal vez el mejor ejemplo de esto sea el famoso coro de Nabucco, “Va pensiero”, que aunque insertado en una historia del pueblo judío exiliado en la Babilonia de Nabucodonosor, se ha considerado una suerte de himno del Risorgimento italiano.

Éstos, sin embargo, son casos aislados. Como género musical, la ópera comparte con la música académica de la que proviene el hecho de requerir de cierta educación para disfrutarla. Todo tipo de música, es cierto, pero la llamada clásica tiene la desventaja de no estar por todos lados y en todo momento, como sucede con otros géneros como el pop, el rock o la música folclórica, que escuchamos desde la infancia o la juventud y que por ello mismo sentimos que podemos apreciar con mayor facilidad, que nos son más cercanos y asequibles.

Esta introducción, acaso un tanto extensa, sirve para introducir un video que a falta de mejor adjetivo tildaremos de “curioso”: la huida en desbandada (es un decir) de un grupo de pingüinos que inesperadamente escuchan a un hombre entonar la célebre canción napolitana 'O sole mio' (no propiamente una pieza operística pero que, al ser popularizada por distintos tenores desde Enrico Caruso hasta Luciano Pavarotti, laxamente ya se considera como tal).

Nick Allen, cantante profesional según las notas que reseñan el hecho, fue el causante de este pavor entre un público que claramente no estaba preparado para llenarse de la experiencia musical de su voz, y aunque por las condiciones de la grabación parece que Allen tenía todo preparado para llevar la canzone napoletana al último rincón del mundo, esto tampoco pudo ser.

 

Lástima. Mejor suerte para la ópera en la próxima ocasión.

5 consejos de Edward Snowden para navegación segura en web y móvil

Por: pijamasurf - 05/12/2016

Nunca está de más revisar algunos consejos de uno de los analistas de seguridad informática más importantes del mundo

Si a estas alturas no eres consciente de que todo lo que haces, dices o publicas en línea tiene valor para alguien, quien a su vez capitaliza tus likes, preferencias e incluso aversiones, probablemente vives en el pasado. Internet dejó de ser una herramienta para convertirse en una forma de socialización extendida, por lo que las agencias de inteligencia tanto como las corporaciones publicitarias buscan más y más hacerse de tu información; en ocasiones no lo buscan con fines maliciosos, pero si te interesa seguir gozando de los privilegios de la privacidad tal y como la conocíamos antes de la revelación de PRISM por parte de Edward Snowden, existen formas de conseguirlo.

No te vamos a mentir: tendrás que salir de tu zona de confort y aprender un par de cosas que tal vez no sepas, pero no es cosa del otro mundo y finalmente todo va evolucionando. No basta con que los bancos y las páginas te remitan a su "aviso de privacidad" para saber que tu información está a salvo, es preciso hacerlo "manualmente", o con un poco de ayuda de estas apps y proyectos a favor de tu seguridad.

 

1. Protección de SMS

Signal es una app que encripta tus mensajes de texto, siempre y cuando la persona a la que llamas o escribes también tenga la app. Está disponible para iOS y Android. (Aquí también una guía de cómo encriptar tu disco duro).

 

2. Utiliza autenticación en dos pasos

Muchos servicios en línea te permiten poner un grado extra de seguridad al enviarte un código de seguridad a un dispositivo que solamente tú puedas ver. De esta manera no sólo se necesita una contraseña para entrar a tus cuentas, sino también el dispositivo físico. Redes y servicios popularse como Facebook, Twitter, Gmail y Dropbox lo tienen incluido y sólo necesitas activarlo.

 

3. Un administrador de contraseñas

El robo de información no siempre le ocurre a personas aisladas: a veces los hackers descargan u obtienen bases de datos enteras, por lo que según Snowden, "si un servicio que dejaste de usar en 2007 es hackeado, y la contraseña que usaste para ese sitio es la misma que usas para tu cuenta de Gmail", entonces tal vez estés en problemas. Hay apps como KeePassX que permiten diversificar tus contraseñas a través de todas tus cuentas, de modo que si una de ellas se ve "comprometida" (para utilizar el eufemismo de "hackeada") las demás permanezcan protegidas. 

 

4. Usa Tor

Tor es probablemente una de las opciones más seguras para navegar en Internet; su interfaz no es muy distinta a la de un navegador convencional, pero permite navegar con un aceptable grado de anonimidad por la Red, impidiendo que se conozca tu ubicación física e identidad.

 

5. Instala un adblock

El navegador Tor ya tiene integrado un bloqueo de JavaScript, pero existen otras alternativas para bloquear los anuncios en Internet según el tipo de navegador que utilices. Además de que sentirás que navegas con un chaleco antibalas, según Snowden "todos deberían utilizar un software de bloqueo de publicidad, incluso desde una perspectiva de seguridad".

La privacidad como concepto no puede ser negociable, y cada vez más empresas de software están haciéndose conscientes al respecto. Podremos ver un cambio en la forma en que las páginas tratan a sus usuarios solamente con un cambio en el paradigma del propio usuario como administrador experto de su privacidad.

 

(Vía The Interceptor)