*

X

Hongos mágicos mejores que antidepresivos para tratar depresión, según nuevo estudio médico

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 05/18/2016

Un estudio británico pone en relieve el enorme potencial de la psilocibina para tratar la depresión

Estamos viviendo el renacimiento de la medicina psicodélica y la información que muestra que sustancias como el LSD, los "hongos mágicos" o la ayahuasca, entre otras, tienen numerosas aplicaciones médicas es cada vez más contundente. 

En Gran Bretaña un nuevo estudio del Imperial College de Londres, liderado por el doctor Robin Carhart-Harris y en el que participó el reconocido profesor David Nutt, ha encontrado que los "hongos mágicos", cuya sustancia activa es la psilocibina, son efectivos en tratar casos de depresión severa.

El estudio mostró que dos dosis de psilocibina (el ingrediente activo de los hongos alucinógenos) fueron suficiente para sacar de una resistente depresión a cada uno de los 12 voluntarios y mantenerlos a flote por 3 meses; esto es algo realmente notable si lo tomamos en comparación con todas las dosis que se requieren en el caso de los antidepresivos. Asimismo, todos los participantes habían tomado antes antidepresivos sin lograr que éstos aliviaran su depresión.

Los autores hicieron énfasis en la importancia de recibir más fondos para replicar este tipo de promisorias investigaciones y criticaron lo ridículo que es tener que pagar mil 500 libras esterlinas por dosis, cuando fuera del mundo científico se consiguen dosis por 30 libras. Esto debido a la burocracia y la dificultad que se tiene para realizar estudios con psicodélicos en una comunidad científica aún mayormente cerrada a la experimentación con estas sustancias.

Los investigadores no recomiendan que las personas intenten curar su depresión en casa, especialmente porque las experiencias con hongos registran lo que llaman "turbulencia psicodélica" (malviajes temporales, en lenguaje popular) y, mal llevada, esta turbulencia puede hacer que la situación no llegue a buen puerto. En los experimentos, los pacientes toman psilocibina con dos médicos que los guían y con una playlist de música especial (la Universidad de Johns Hopkins incluso ha creado una selección que favorece las experiencias de conciencia cósmica).

David Nutt mencionó que es importante que los científicos intenten realizar este tipo de estudios para tratar la depresión de manera alternativa ya que "la industria farmacéutica está retirándose de los mismos", suponemos que porque no le conviene que existan curas naturales, que pueden competir fácilmente con sus fármacos y que sobre todo no necesitan ser administradas de manera crónica. 

El mundo virtual de Second Life tiene una droga de diseño capaz de provocar visuales en el avatar y abrir su cociencia para abrazar al cosmos digital

orions-trapezius-neb

Dos científicos que reconocen el valor espiritual de navegar el ciberespacio sin objetivo (wanderlusting), de divagar entre las fronteras de la realidad y el electroazar, de encontrarse con datos encarnados en objetos metafísicos, han desarrollado una nueva droga de diseño -Virta-Flaneurazine- con el fin de curar a aquellos que necesitan de un fin u objetivo claro para conducirse digitalmente. Es decir aquellos que no se puede entregar al sino del flujo libre y caótico de la información.

Virta-Flaneurazine, además, como recompensa por aceptar todo aquello que venga con una mente abierta (o como pesadilla y psicosis para aquellos que no logran distenderse), permite modificar las experiencias gráficas y visuales de los usuarios durante su navegación en los mundos 3D de Second Life.

vf-molecule-script

Los usuarios que ingieran está droga a través de su avatar cibernético se verán inmersos en un mundo donde se borra la frontera entre la vigilia y el sueño, que se psicoactiva, y donde es posible atravesar los campos de bytes a través de agujeros de gusano, entre pixeles derretidos y fantasmagoria iterada -una poderosa triptamina virtual.

John Craig Freeman, docente de nuevos medios en el Emerson College de Boston, y Will Pappenheimer, profesor de arte digital en la Pace University de Nueva York, advierten sobre esta droga digital:

"Los efectos colaterales pueden incluir alucinaciones, euforia, paranoia, calambres y sobrecalentamiento del ordenador. Además, los usuarios que quieran participar presencial o virtualmente en el proyecto, una vez terminada la experiencia podrían necesitar un tratamiento para eliminar la adicción a la Virta-Flaneurazine. Las experiencias que los pacientes/usuarios tienen en Second Life bajo la influencia del VF son reales, porque no sólo les producen efectos visuales, sino también emotivos".

La historia de una droga digital