*

X
The Guardian ha recibido filtraciones que muestran que Facebook tiene un equipo editorial que se encarga de impulsar ciertas noticias por sobre otras

Según ha revelado The Guardian en una filtración, Facebook tiene un equipo editorial humano que decide qué historias son relevantes para que sean impulsadas como tendencias en esta red social.

Aunque Facebook prefiere que pensemos que es un algoritmo sin ningún sesgo o inclinación política, lo que decide qué aparece entre las noticas que corren en el feed de los mil millones de personas que visitan esta red social cada día, de hecho se tiene un reducido equipo editorial que evalúa la información para hacer relevante el contenido. Las revelaciones que obtuvo The Guardian de un exempleado, quien mostró documentos internos similares a los que tienen los diarios noticiosos, se suman a acusaciones que sostienen que Facebook tiene un sesgo editorial en contra de organizaciones conservadores, a la par de una investigación del Senado de Estados Unidos. Como el mismo reporte del periódico señala es ingenuo pensar que Facebook, a fin de cuentas el distribuidor de noticias más grande del mundo, no tiene una posición política.  

Facebook había rechazado las acusaciones pero después de la información presentada por el diario británico ha tenido que aceptar que tiene un equipo editorial de alrededor de 12 personas que basan sus criterios en la información que aparece en cerca de 10 sitios de noticias globales, incluyendo Fox News, The Guardian, la BBC, NBC News, The New York Times, USA Today, The Wall Street Journal, The Washington Post y Yahoo News. Según los lineamientos revelados por The Guardian, los editores designan importancia cuando una historia aparece en varios de estos medios, lo cual evidentemente significa una muy restringida noción de lo que es relevante y una recirculación de lo mismo que tiende a lo monopólico. Este mismo reglamento interno permite que "inyecten" una historia a sus trending topics cuando lo consideran oportuno o que remuevan otra que no refleja algo relevante. 

Facebook ha hecho llegar a The Guardian una lista más amplia de mil sitio fidedignos que serían tomados en cuenta en sus elecciones editoriales. Lo anterior genera suspicacia sobre cómo Facebook valúa a los sitios y si existe una labor manual de etiquetar algunos como autoridades en ciertos temas o como poco fiables. Si bien en esto Facebook parece estar operando bajo la instrucción de hacer su sitio más relevante para los usuarios, es innegable que al introducir el factor humano se revela que el valioso terreno de competencia que es el campo de la atención de los usuarios en esta red social no es completamente equitativo para todos y que las reglas están siendo alteradas desde dentro. 

En la información mostrada se hace referencia al caso del #IceBucketChallenge que estaba inundando el sitio y el tema de BlackLivesMatter, el cual estaba circulando más en Twitter, como un parteaguas para introducir la Mano que dirige las noticias.

La idea bajo la cual las empresas de tecnología navegan libremente es que la data en su imponente cantidad y en su justicia estadística es la que rige el juego. Los usuarios viven bajo la necesaria ilusión de que no existe alguien moviendo los hilos detrás de la pantalla; es sólo una máquina capaz de simular inteligencia, algoritmos cada vez más astutos. En el caso de los usuarios que son también productores de noticias esta ilusión es vital, de otra manera se está jugando en un campo de juego inclinado en su contra y no se puede ya creer en la integridad del sistema. 

El poder que tiene Facebook en este sentido es inmenso y mayormente fuera del control de algún organismo regulador.  Como dice Vince Coglianese de The Daily Caller: "Es preocupante pensar que Facebook podría estar aislando intencionalmente vastas regiones del país", con esto diciendo que la red social podría estar mostrando lo que tiene relevancia para zonas o actores que su criterio editorial ha determinado como más importantes que otras.

Hace 2 años se dio a conocer que Facebook había realizado un experimento con 700 mil usuarios a los cuales se predeterminó que les aparecieran más posts positivos y negativos para entender qué efectos tenía esto en sus emociones. 

Google, por otro lado, orgullosamente mantiene que su página Google News es 100% algoritmo. En las noticias parece que es al revés que en la comida: entre menos humanas y más tratadas por algoritmos son, mejor. 

El magnate australiano podría encabezar la batalla de los medios tradicionales contra Google

rupert murdoch-media mogul El poderoso media lord de origen australiano, Rupert Murdoch, se perfila para encabezar una cruzada que los medios tradicionales podrían estar cocinando en contra de la épica compañía de búsqueda por Internet.

Luego de semanas de rumores y declaraciones que hacen evidente un creciente malestar del tradicional mainstream mediático frente al gigante de Mountain View, Murdoch embistió con declaraciones emitidas en Washington DC:

“La pregunta es: ¿Deberíamos permitir a Google robar todos nuestros copyrights? La respuesta es: Gracias, pero no gracias”.

Murdoch, fundador de News Corp., es una de las personas más influyentes en los medios informativos, con control accionario en la productora de cine y televisión FOX, el grupo editorial inglés The Times, el sistema Sky Television, y adquisiciones en años recientes como el Dow Jones (junto con el Wall Street Journal) y MySpace.

Por su parte Google asegura que su rol en el mercado esta en sintonía con las leyes del derecho de autor o copyright, y además aseguran enviar mensualmente 300 millones de clicks a distintos sitios de noticias en Internet. Actualmente Google es una de las empresas más rentables y admiradas según la revista Fortune, y sus acciones cotizan alrededor de los 370 dólares en Nasdaq.

La principal molestia de Murdoch es que Google controla el flujo de noticias en internet, y que esas páginas de resultados en las que ofrece contenidos de miles de distintos medios (entre ellos los suyos), son comercializadas sin que las ganancias sean compartidas con los que generan ese contenido, es decir los sitios de noticias.

El verdadero problema es que cada vez hay más sitios de noticias que dependen del tráfico que les llega a través de Google News. Esto los hace dependientes de la posición en la que aparecen en los resultados que arroja Google al usuario que está en busca de una nota. Robert Thomson, el Managing Editor del Wall Street Journal, declaró en una entrevista reciente con la revista Forbes:

“Google devalúa todo lo que toca. Divide contenido cuantitativamente y no cualitativamente. “

Expertos californianos en leyes y tecnología aseguran que esto podría tratarse sólo de una estrategia de negocios por parte de Murdoch y otros medios. Sin embargo, no existe duda de que Google seguirá causando molestias en los esquemas tradicionales de mercado, y representando la revolución digital que define un nuevo sistema de creencias.

Más de Murdoch vs Google