*

X

Maha Shivaratri: celebrando al dios Shiva en su día

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/07/2016

Maha Shivaratri, la fiesta del dios Shiva, conmemora el día en que Shiva bebió el veneno para salvar al mundo, sacrificándose y purificando para el beneficio de los dioses y de los hombres

Este 7 de marzo millones de hinduistas celebran a Shiva, una de las divinidades más adoradas del mundo. Se celebra esta festividad en la luna nueva del mes de Phalguna y se conmemora el día en el que Shiva salvó al universo siendo el único de los dioses capaz de ingerir la cocción venenosa (halhala) de los asuras en el episodio del "batido de la leche del océano", la lucha por obtener el néctar de la inmortalidad (amrita). Shiva ingirió el veneno y cuando se estaba expandiendo logro contenerlo en un acto de yoga, al unirse en un acto amoroso con su divina consorte Parvati (por eso Shiva tiene el cuello azul, marca el avance del veneno en su cuerpo). Por esto también se celebra el matrimonio de Shiva y Parvati ese día, los dos polos cósmicos, el lingam y el yoni.

La festividad del Maha Shivaratri se celebra haciendo pujas, cantando oraciones-mantras toda la noche, haciendo ayunos, haciendo ofrendas al shiva lingam (el axis cósmico-fálico), y algunos de sus fieles sadhus fumando marihuana sagrada.

En el trimurti hinudista Shiva es el destructor, Brahma el creador y Vishnu el preservador del universo, tres aspectos de una misma Unidad Absoluta. Una de las representaciones más conocidas de Shiva es la de Nataraja, la imagen feroz de múltiples brazos danzando como un átomo. La danza de Shiva se conoce como Ananda Tandava, esto es la danza de la alegría, aunque sea también la danza de la destrucción. Se dice que esta danza refleja cinco actividades cósmicas o pancakritaya: creación, preservación, disolución, oscurecimiento y salvación. 

Shiva es también míticamente el primer yogui y se encuentra en un perpetuo estado de éxtasis en unión con el principio divino del cosmos. Varios mitógrafos han encontrado notables similitudes en el culto a Shiva con el culto a Dionisio; incluso se reporta que Alejandro Magno en su viaje a Egipto sostuvo que en la India se adoraba a Dionisio, el dios ligado a los misterios y al ascetismo extático. 

Este año la fiesta de Shiva casi coincide con un eclipse solar, un evento astronómico que los antiguos asociaban con la destrucción y las transiciones a nuevas fases de tiempo.

Om Namah Shivaya

Om Namah Shivaya

 

Imágenes del Maha Shivaratri

Nushu: la ancestral escritura china exclusiva para mujeres

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/07/2016

En la rígida sociedad china tradicional las mujeres encontraban un espacio de acompañamiento emocional y fidelidad eterna en el nushu, una caligrafía sólo accesible a mujeres que pasaban por un proceso de iniciación

La cultura china permaneció en un aislamiento tal que hasta el siglo XX no se conocían muchos de sus rituales y prácticas ancestrales. La escritora Lisa See se topó con uno de los más fascinantes cuando investigaba uno de los más conocidos: el caso de las niñas con "pies de loto". Esta costumbre consistía en vendar los pies de las niñas desde los 7 años para darles una forma "estética", la cual impedía la movilidad, por lo que las niñas vivían en un ala de las casas desde esa edad hasta que se casaban.

Para paliar la soledad, las niñas de Jiangyong, en la provincia de Hunan, crecían con una "hermana". La función de este binomio femenino no era sólo hacerse compañía sino apoyarse afectivamente, en algunas ocasiones incluso después de que alguna contrajera matrimonio con un hombre.

Sin embargo, entre mujeres existía una curiosa institución llamada laotong, una especie de "matrimonio bostoniano", una amistad férrea y leal que se perpetuaba en cartas cuando una de las hermanas se mudaba a casa de su nuevo esposo.

Hasta la década de los 60 del siglo XX no se tenía noticia del nushu, una forma de escritura específicamente femenina practicada por las jóvenes de Hunan, la cual está vedada a los hombres. En una sociedad sumamente rígida, incluso la libertad emocional de las mujeres está codificada en una forma de escritura completamente aparte, con una función secreta y específica de género.

Lisa See, autora también de la novela Snow Flower and the Secret Fan, explica que "una relación laotong se realiza por elección con el propósito de acompañamiento emocional y fidelidad eterna". Las jóvenes contraían el laotong en una ceremonia paralela a la boda "tradicional" heterosexual, y era requisito que compartieran algún "caracter", como el hecho de haber nacido el mismo día, por poner un ejemplo.

A diferencia del laotong, prosigue See, "el matrimonio no se realiza por elección y tiene un único propósito: tener hijos".

La escritura nushu fue descubierta casi por accidente durante la Revolución Cultural de los 60, cuando una anciana se desmayó en una estación de trenes: "La policía registró sus cosas para saber quién era y encontró un pedazo de papel que parecía un código, por lo que fue arrestada bajo sospecha de ser una espía".

Los investigadores que trabajaban en el nushu fueron enviados a campos de trabajo forzado en esa época, y no se volvió a prestar atención al nushu sino hasta los 80.