*

X

Ziggy y la nada: una charla filosófico-existencial con David Bowie (VIDEO)

Filosofía

Por: pijamasurf - 01/15/2016

Una entrevista de 2002 donde David Bowie resume en un par de minutos los grandes cambios en la filosofía del siglo XIX y XX, pasando por Nietzsche, Einstein y Freud

bowiedurand

David Bowie fue un lector voraz y dedicado, pero no un mero consumidor de ideas. A pesar de que gozó de una fama de enfant terrible como la pesadilla de los entrevistadores, también existen algunas joyas donde podemos ver a Bowie hablando sobre las ideas que lo ayudaron a desarrollar su arte, ya fuera a través de la pintura, la escritura o la música.

En 2002, Bowie fue entrevistado en la televisión francesa por Guillaume Durand con motivo del lanzamiento del disco Heathen. Durante la conversación, Bowie explica la elección del arte que acompaña al disco, así como sus motivaciones para rechazar ciertos tipos de idealizaciones humanistas, siguiendo el rastro del “endiosamiento” de las humanidades después de la Ilustración hasta la bomba atómica y sus terribles consecuencias. 

Con un eco existencialista-sartreano que coloca la libertad en el polo del sujeto, Bowie charla acerca de la terrible y maravillosa posibilidad de que no seamos dioses, y de que un universo sin propósito puede ser el principio de una verdadera acción creativa sobre el mundo. (Transcripción después del salto).

 

El contenido de la mayoría de lo que he escrito tiene que ver con la soledad y la alienación, así que si hay una cosa de la que ha hablado es de los sentimientos y pensamientos ligeramente negativos. Este álbum [Heathen, 2002] es un poco menos pesimista que los anteriores, y esto se debe a mi recién adquirido estatus como padre. 

Las pinturas [incluidas en el booklet del disco] están dañadas en alguna medida, y quería ilustrar en este sentido el ser “heathen” como ser “bárbaro” o “filisteo”, un rechazo a la cultura o alta cultura; quería destruir todo lo que habíamos creado para expresarnos a nosotros mismos. Y los tres nombres de los tres libros que fueron importantes y aparecen en el disco fueron La gaya ciencia, de Nietzsche, donde escribió “Dios está muerto”, lo que fue una culminación de todo el pensamiento del siglo XIX. La gente se sentía demasiado agrandada con su propio sentido de la ciencia después de la Ilustración, y sobre cómo el hombre podía mejorar el mundo. Eso, claro, llevó entre otras cosas a decir a Nietzsche que “Dios estaba muerto”. Y llevó a Einstein a descubrir que el tiempo y el espacio no son lo que pensábamos que eran, y a Freud y al entendimiento de otro tipo de humano dentro del humano. Todas estas cosas culminaron en la idea de que todo lo que sabíamos antes estaba equivocado. ¡Todo! Así que comenzamos el siglo XX haciendo tabula rasa: 'Ahora nosotros somos los dioses'. Y lo más grande que pudimos hacer, en tanto dioses, durante este siglo, fue construir la bomba [atómica]. Para eso fuimos buenos.

Y creo que durante los 50 y 60 tomamos conciencia de las repercusiones de lo que habíamos hecho al defender esta moralidad ideal —creada por y para nosotros únicamente, tan destructora y fija que todavía seguimos viviendo a partir de ese caos el día de hoy. No tenemos nada de vida espiritual, por decirlo así, sólo estás cuasi-religiones nuevas, pero no existe una orientación clara de cuál debería ser nuestro propósito.

Ahora bien, esto podría resultar ser algo bueno ya que puede mostrarnos que, en realidad, no tenemos propósito alguno. ¿Somos suficientemente grandes o maduros para existir bajo estas condiciones? ¿Somos lo suficientemente maduros para aceptar que no existe plan, que no existe a dónde ir, que la inmortalidad no nos espera como un regalo al final de todo esto si logramos evolucionar? ‘Si evolucionamos lo suficiente, puede que no tengamos que morir’. Ese parece ser el legado del pasado. Bueno, pues tal vez sí podemos vivir así; tal vez podemos vivir y existir bajo la noción de que tenemos un solo día a la vez. ¿Podemos hacer eso? Porque si podemos hacerlo, creo que podemos servir para algo realmente increíble.

Esta plataforma reúne a mentes brillantes y creativas para exponer ideas

Filosofía

Por: pijamasurf - 01/15/2016

Se trata de un archivo de videos con entrevistas a personas que hacen ricas aportaciones a la mente colectiva, entre ellos Jim Jarmusch, Ólafur Arnalds, Oliver Stone, Terry Gilliam o Miranda July

Makers and Founders es un proyecto con base en Montevideo, Uruguay, que publica videos protagonizados por creadores y emprendedores con distintas perspectivas. Su objetivo es conectar a fundadores y creadores para acercarlos y favorecer la creación de nuevos proyectos e intercambios de ideas por medio de e-mail, Twitter o Facebook.

La mayoría son videos de aproximadamente 3 minutos en donde se muestran distintos trabajos, perspectivas y personalidades. Viejos o nuevos, la colección incluye materiales realizados en los años 40 de distintos diseñadores de muebles, piezas actuales grabadas en contextos disimiles tales como inauguraciones de exposiciones de arte, o fragmentos de históricas entrevistas. También publica minibiografías de personajes relevantes para la evolución del pensamiento y el arte.

Entre el acervo de entrevistas e intervenciones se incluyen figuras reconocidas como los cineastas Oliver Stone, Terry Gilliam o Woody Allen. Sin embargo, la compilación está enfocada en promover las ideas de artistas y profesionales de bajo perfil que desde sus distintas trincheras están cambiando o proponiendo nuevas formas de abordar y replantear las ideas que promueven tanto la ciencia como el arte.

Este sitio pretende fungir como un potencializador de ideas, enriquecer el debate y el pensamiento global, inspirar a la autenticidad y al mismo tiempo facilitar la simbiosis entre creativos y emprendedores, al menos para incubar nuevas propuestas, imaginar alternativas o enriquecer tendencias actuales.