*

X
Los hongos expulsan esporas al ambiente que siembran las nubes, y así aseguran la existencia de nuevas generaciones

puffball_fungus_shooting_spores-_151028

Los hongos son una especie maravillosa, con su propio reino en el árbol de la vida. Entre animales y plantas, estos  antiquísimos organismos que surgieron hace más de 1.3 mil millones de años han sido celebrados por la religiones más antiguas, encumbrados a inteligencias astrales por modernos antropólogos (como Terence McKenna) y considerados la clave para salvar al planeta por un micólogo como Paul Stamets.

Un estudio reciente publicado en la revista PLOS ONE descubrió que los hongos son capaces de "sembrar" las nubes para producir lluvia y de esta forma asegurar su supervivencia como especie, en un astuto mecanismo de retroalimentación. La investigación mostró que los hongos maduros desprenden esporas que luego resultan en lluvia. Como es sabido, los hongos a su vez se forman a partir de la humedad.

Nicholas Money, uno de los autores del estudio, señala: "Podemos ver grandes gotas de agua crecer mientras se condensa el vapor en la superficie de la espora de un hongo. Ninguna otra cosa funciona así".

Si bien el yoduro de plata puede también producir lluvia, lo hace a través de un proceso contaminante, lo cual no ocurre con los hongos. El reino fungi juega también un papel primordial en la vida de los bosques, al descomponer los tejidos vegetales y reciclar los nutrientes. A esto se suma la lluvia. "Sin hongos  no hay bosques, y sin bosques los seres humanos no habrían evolucionado", señaló Money. Nunca desestimes el nivel de interconexión entre todas las cosas.

El antropólogo británico Robert Gordon Wasson consideraba que el hongo amanita muscaria era el "rey Soma", el dios al cual se refieren los antiguos Vedas.

Lee: 6 maneras en las que los hongos pueden salvar el mundo

Axel Erlandson, el hombre que moldeaba árboles para crear esculturas vivientes (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/15/2015

Las esculturas vivientes de Axel Erlandson han creado un movimiento de arte con árboles; sus creaciones pueden observarse todavía en los Gilroy Gardens

Axel_Erlandson_top.jpg.662x0_q70_crop-scale

En primera instancia los árboles nos parecen seres rígidos que crecen conforme a leyes inexorables difíciles de encaminar. Si bien sabemos que en su búsqueda de agua, sol y nutrientes, adaptándose a las condiciones de su existencia, un árbol puede tomar formas poco convencionales, difícilmente esperaríamos ver árboles con estas formas geométricas, los cuales han sido llamados un "circo viviente".

El creador de estas extraordinarias formas arborescentes es Axel Erlandson, un hombre que hizo esto sólo para entretener a su familia pero que se ha convertido en un hito que ha influido a numerosos experimentadores de esta forma de land art. Erlandson nació en Suecia, pero se convirtió en un ciudadano estadounidense y obtuvo fama póstuma por sus pacientes creaciones. Se inspiró en la inosculación, el fenómeno por el cual algunos árboles se unen a otros. Según él, su secreto para lograr estas formas era hablarle a los árboles.

En 1963 Erlandson vendió su propiedad en California y varios de sus árboles murieron. Por suerte los restantes fueron rescatados en 1977, cuando se tenía planeado derribarlos para construir un centro comercial. El empresario Michael Bonfante tuvo la visión de rescatarlos y crear ahí los Gilroy Gardens, un parque temático de árboles.

¿Qué te parecen estos árboles; son hermosos ejemplos de la ingeniería humana participando en armonía con la naturaleza o consideras que son un circo en el sentido abominable de la intervención humana en los procesos naturales?

tree-circus-double-knots

image (5)

gilroy_garden_circus_tree

image (4)