*

X
La música tiene una formidable tradición de hacernos escapar y transportarnos a otros espacios. Es una libertad de la mente

 

tumblr_lyg138jwun1qc8qke

La música sensible es engendrada por una música anterior a lo sensible.

Plotino, Enéadas

En el libro El odio a la música, el escritor y músico francés Pascal Quignard dice que: “Es posible que escuchar música consista menos en desviar la mente del sufrimiento sonoro que en esforzarse por refundar la alerta animal. La característica de la armonía es resucitar la curiosidad sonora, extinta desde que el lenguaje articulado y semántico se propaga en nosotros”. Música para sacarnos de la estructura del lenguaje e insertarnos en otra estructura más primitiva, más primaria y por tanto animal, vital.

Hay otras estructuras rígidas que enmarcan nuestro cotidiano, como la del trabajo. ¿Cómo salirse con la música del trabajo? O mejor aún: ¿Cómo volver el trabajo música?

En una oficina de servicio postal en Ghana el encargado de poner los sellos hace con las herramientas de su trabajo (y con la labor que debe cumplir) distintas bases rítmicas, haciendo de las cartas y del sello sus instrumentos y agregando melodías con su voz:

 

“Varios caminos llevan a Dios yo he escogido el de la danza y la música” dice el poeta sufí Rumi, y tal vez es que en el ritmo, en su repetición (como la mayoría de los rezos) se encuentra una claridad interna que no existe igual en otros rituales. La música también es rito.

Hay otra música que nace a partir de las herramientas y la labor que se tiene que realizar con ellas, sin embargo, en este caso, la estructura de la que depende este trabajo es mucho peor: la cárcel.

Mientras trabajan en los campos de caña,  los presos de la granja penal Parchman en Mississippi hacen música haciendo el sonido de percusiones con el azadón mientras cantan, ya sea para llegar a Dios o para ser libres durante el tiempo que dure la música.

Esta canción, "Berta", simboliza las mujeres que dejaron atrás. Los hombres se imaginan ver a Berta caminar hacia ellos:

O Berta

Well, Lord gal.

Lord, Berta

Well Lord gal, well.

 

Ain’t that Berta comin, down that road, well.

She walk like Berta but she, want you so, well.

She want you so baby, she want you so, well.

She walk like Berta but, she want you so, well.

Estos dos ejemplos nos demuestran que no sólo los audífonos son un buen método para abstraerse y salirse de las estructuras cotidianas, sino que dentro de éstas podemos encontrar otras que nos conduzcan a otro ritmo, uno fuera incluso de nosotros mismos.

 

Twitter del autor: @tplimitrofe

Sólo 2% de la gente puede resolver este acertijo, ¿tú serás de ese 2%?

Arte

Por: pijamasurf - 09/01/2015

Un acertijo inventado por Albert Einstein cuando apenas era un niño

Young_Albert_Einstein

 

Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes.

Albert Einstein

 

Según la la leyenda, el siguiente acertijo fue inventado por Albert Einstein cuando era apenas un niño.

Para añadir a su mística, diversos informes indican que sólo 2% de la población mundial puede resolverlo, y debido a su dificultad goza de una inmensa popularidad en línea, donde ha resurgido de nuevo esta semana.

 

Acertijo de Einstein

Premisas:

Hay una calle con cinco casas en fila, de izquierda a derecha. En cada casa vive una persona con un nombre diferente y cada casa está pintada de un color diferente. Los dueños de estas casas son de distinta nacionalidad, beben distintas bebidas, fuman distintas marcas de cigarros y tienen una mascota diferente.

Pregunta:

¿Quién es el dueño del pez?

Pistas:

1. El británico vive en la casa roja.

2. El sueco tiene un perro.

3. El danés bebe té.

4. La casa verde está a la izquierda de la casa blanca.

5. El dueño de la casa verde bebe café.

6. La persona que fuma Pall Mall cría pájaros.

7. El dueño de la casa amarilla fuma Dunhill.

8. El hombre que vive en la casa del centro toma leche.

9. El noruego vive en la primera casa.

10. El hombre que fuma Blends vive al lado del que tiene gatos.

11. El hombre que tiene caballos vive al lado del hombre que fuma Dunhill.

12. El hombre que fuma Blue Master bebe cerveza.

13. El alemán fuma Prince.

14. El noruego vive al lado de la casa azul.

15. El hombre que fuma Blends tiene un vecino que bebe agua.

Aclaraciones:

Es conveniente trabajar con lápiz y papel; la clave está en el orden de las casas. Toda la información que se necesita para responder este acertijo se puede averiguar con las pistas. No hay trucos, es pura lógica.

Una buena manera de resolver este acertijo es creando una hoja de referencia (crib sheet) como la de abajo y rellenar las respuestas.

8569-1jgukno

El siguiente video explica el acertijo de Einstein un poco más de detalladamente:

 

 

Si logras resolverlo deja tu respuesta en los comentarios, así se podrán comparar las distintas respuestas posibles.

[http://i100.independent.co.uk/]