*

X

Italia comienza histórico proceso de despenalización de la cannabis

Por: pijamasurf - 09/02/2015

El proyecto pretende acercar la marihuana medicinal a quienes la necesitan, además de cortar los ingresos provenientes del narcotráfico, históricamente administrados por la mafia

ITALIAEJERCITO_blog_full

Italia está a punto de hacer historia gracias a un proyecto de ley que pretende despenalizar el consumo y el autocultivo de la marihuana en diversos ámbitos --proyecto que aún deberá pasar por el visto bueno del Parlamento italiano, pero que ya cuenta con el apoyo de 218 políticos de distintas extracciones partidistas. Además de Holanda, sería el primer país de la Unión Europea en adoptar la medida a este nivel.

El proyecto del Intergrupo Parlamentare Cannabis Legale, impulsado por Benedetto Della Vedova, buscará que los italianos puedan cultivar un máximo de cinco plantas, almacenar hasta 15gr (media onza), y portar hasta 5gr en público. La venta será estrictamente regulada por tiendas del gobierno, y un proyecto paralelo pretende que sean los propios militares quienes la produzcan en condiciones de máxima seguridad. 

Della Vedova afirma que la aprobación provisional del texto de la ley (que debe aún ser ratificada por el Parlamento) "muestra que incluso en Italia, un acercamiento pragmático, basado en rigurosos análisis de costo-beneficio, se vuelve cada vez más popular en el debate político y cultural, no sólo fuera sino también dentro del Parlamento".

Aunque la marihuana con fines medicinales ya ha sido aprobada en Italia, no se permite venderla, cultivarla ni transportarla, y su posesión se considera una ofensa menor. El texto también especifica prohibiciones estrictas en cuanto a menores de edad, y cada planta de autocultivo deberá ser debidamente registrada en la Agencia de Monopolio. Como en el caso de Uruguay (donde el presidente Tabaré Vázquez ha enfriado el movimiento legalizador impulsado por el ex presidente José Mujica, imponiendo incluso nuevas medidas prohibicionistas respecto al alcohol), los adultos también podrán formar entidades comunitarias de un máximo de 50 integrantes con cinco plantas cada uno. 

La medida encuentra sustento pragmático en la experiencia positiva de recaudación fiscal en Colorado, Estados Unidos, donde el gobierno se planteó incluso devolver dinero en efectivo a los contribuyentes dadas las altas tasas de recaudación, pero también sustento político en la posibilidad de reducir el margen de ganancia de la mafia.

La comunidad de leprosos que aún funciona en Hawái

Por: pijamasurf - 09/02/2015

El gobierno de Estados Unidos debe decidir qué hacer con el territorio de Kalaupapa una vez que el último de estos pacientes muera

lead_960

Alguna vez la pintoresca isla de Hawái estuvo asolada por enfermedades traídas en barcos extranjeros. A principios del siglo XIX, las enfermedades venéreas mataron a 10 mil personas en el curso de 2 décadas; la tifoidea mató a 5 mil; la varicela a unos 15 mil y, en la década de 1860, la lepra arrasó con los habitantes. El estado decidió segregar a los enfermos de lepra en un territorio muy pequeño llamado Kalaupapa, en la isla Molokai. 8 mil personas fueron exiliadas aquí en el curso de un siglo.

16 de esos pacientes, de 73 a 92 años, siguen vivos. Entre ellos, seis han decidido permanecer en Kalaupapa voluntariamente, incluso aunque la “cuarentena” forzosa fue retirada en 1969, 1 década después de que Hawái se convirtiera en estado, y 2 décadas después de que se desarrollaran medicinas para tratar la lepra.

Screen shot 2015-09-02 at 7.08.03 PM

La experiencia de ser exiliados y alejados de sus familias fue tan traumática tanto para los pacientes como para las familias, que al parecer este sentimiento de abandono y quizás el amparo de la reclusión han trascendido generaciones. Kalaupapa está apartado de Molokai por enormes arrecifes y acceder allí, hoy en día, resulta difícil.

El National Park Service estadounidense, que designó a Kalaupapa Parque Nacional en 1980, ahora debe decidir qué hacer con la península cuando el último de sus habitantes muera. La Agencia Federal quiere abrir el territorio a turistas, pero hay otros planes de dejar que el área siga siendo remota y proteger su biodiversidad.

Hoy en día, en Kalaupapa sólo viven algunas docenas de personas, incluyendo a 40 trabajadores federales que se concentran en la preservación del ecosistema, algunos trabajadores de salud cuyo trabajo es encargarse de los problemas sanitarios y, desde luego, los seis pacientes con lepra. Dejar la península, para estos últimos, sería una nueva forma de exilio. Otra más.