*

X
El encuentro de la pareja ideal puede necesitar de la destrucción del ego y los miedos irracionales
Marriage http://stockarch.com/images/events/wedding/happy-wedding-couple-2491<br />this image by stockarch / stockarch.com is licensed under aCreative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Marriage Photo: stockarch.com

Está comprobado: las estadísticas concuerdan en que el matrimonio hace feliz a la gente, por encima del dinero, de cualquier pertenencia y de la religión, por lo que muy probablemente, las personas felizmente casadas se sienten más dichosas que las solteras o las contrapartes divorciadas.

Pero hay un riesgo: aunque algunas parejas permanecen juntas casi por la eternidad (como esta pareja que lleva casada desde hace 87 años), aquellas que corren con la inherente posibilidad de un matrimonio ‘fallido’ resultan ser más infelices que su contraparte soltera, según las estadísticas.

De esta forma, en el panorama amoroso encontramos de todo: matrimonios felices e infelices y solteros empedernidos felices o solteros desesperados por encontrar el amor; cualquier situación sentimental es un arma de doble filo.

Independientemente del estatus, cada cual debe vislumbrar que, más que un romántico evento azaroso, el encuentro de la pareja ‘perfecta’ está bajo nuestro control, es una decisión que, como tal, se ve influenciada por numerosos factores, deseos, miedos e inseguridades; por lo tanto, no siempre es la más objetiva ni la mejor.

Esto podría explicar por qué un sinnúmero de personas se embarcan en matrimonios insatisfactorios.

No hay fórmula para el amor, pero ciertos expertos coinciden en que definitivamente hay errores que nos alejan del encuentro de la formula ‘relación feliz’, como sucumbir a estas actitudes:

  • Realmente no sabemos qué buscamos ni qué esperamos de una relación amorosa.
  • La sociedad ejerce presión y, cual dictador, incita al poco o nulo criterio, al conformismo (así como se pierde la esperanza en los gobiernos, se pierde en el amor) y a las convenciones.
  • La biología nos hipnotiza, mediante gradientes de concentración de neurotransmisores y ciclos biológicos que modulan cuerpo y mente (efectos físicos del enamoramiento). El amor se manifiesta en distintas partes del cuerpo.

Muy probablemente, la principal responsable de terminar en una relación infeliz e insatisfactoria es la presión de tener pareja para encajar en los eslabones sociales.

En medio del vórtice ‘pánico-presión’, diferentes e intrigantes tipos de personalidades humanas afloran:

  1. El romántico ‘amor-lo-puede-todo’: el amor es parte fundamental de una relación exitosa, pero existen muchos otros factores adicionales. La visión siglo XII de amor trágico y sufrido estilo Tristán e Isolda resulta más atractiva en los libros.
  2. ‘Sí, sí acepto’: matrimonio con X, Y o Z, da igual, con tal de pasar por el altar. Encarnación del miedo a la soledad, a lidiar con nosotros mismos, a creer que estar solo es peor que mal acompañado.

Esta foto de los caóticos festejos de Año Nuevo en Manchester ha sido comparada con una obra maestra del Renacimiento

Buena Vida

Por: pijamasurf - 08/19/2015

El divertido caos de Manchester inmortalizado por una imagen que es casi una pintura

joel-goodman

Esta imagen, tomada por fotógrafo Joel Goodman durante los festejos de Año Nuevo, ha encendido un fuego viral en las redes de manera sumamente divertida. La imagen primero fue subida al sitio del Manchester Evening News y de ahí fue reposteada por un editor de la BBC, Roland Hughes, en su cuenta de Twitter con el ancla de texto "parece una hermosa pintura".

La composición del cuadro más la forma en la que capta la esencia tumultosa de los festejos alcoholizados de Año Nuevo, con diversos protagonistas en acción, hacen memorable la imagen, como una de esas ambiciosas pinturas del Renacimiento que tienen toda una serie de capas de significado. Especialmente llamativos son el caballero con su traje sedoso alargando su mano en el asfalto como si fuera la arena de una playa para retomar su cerveza en medio de una muchedumbre atónita, y la policía forcejeando con otro individuo. 

Un usuario de Twitter incluso la convirtió en una acuarela. Otro la puso a prueba con la proporción áurea como si fuera una pintura de Leonardo da Vinci y otro más hizo que el "gentleman" que busca su vaso de cerveza fuera el dios de Miguel Ángel que se acerca a tocar al hombre con su chela chispa divina. La foto ha sido compartida decenas de miles de veces y transformada por el poder memético de la multitud.

Screen shot 2016-01-04 at 9.31.51 AM Screen shot 2016-01-04 at 9.31.40 AM

Screen shot 2016-01-04 at 9.33.08 AM