*

X

Fascinante estudio revela por qué hay quien ve a Jesucristo en un pan tostado

Por: Samuel Zarazua - 08/10/2015

La neurosis toma la forma de una cara

Algunas personas son más propensas a ver rostros en los objetos inanimados, hombres en la Luna, demonios en las flamas, la Virgen en la corteza de un árbol o Jesucristo aparecido en el ano de un perro, en los pisos, en las manchas o en pan tostado. Ello según los resultados de un nuevo estudio sobre la pareidolia presentado por la Asociación para el Estudio Científico de la Conciencia en París. 

Virgen maría sandwich de queso

Además, un artículo publicado por el laboratorio del doctor Jiangang Liu muestra cómo la función de la cara fusiforme derecha del cerebro está especializada en ver rostros verdaderos, y es también la que se activa cuando el cerebro cree distinguir una cara en el interior de lo que percibe como ruido. Como los que 'ven' figuras demoníacas en la estática del televisor. Un sinnúmero de fotografías se han publicado; una mujer incluso vendió por 28 mil dólares en eBay su sándiwich de queso con la imagen de la Virgen María. Esto lo explican Norimichi Kitagawa y sus colegas del Laboratorio de Ciencias de Comunicación NNT, quienes encontraron que los neuróticos tienden a ver caras en las cosas.

Photo: Flickr

Photo: Flickr

Según apunta Moheb Costandi en BrainDecoder, después de todo, el estudio del Dr. Liu se centra en las personas y en cómo su nivel de estrés y estado de ánimo hacen que vean a Jesús en un pan tostado (cuando no es que se utiliza la tostadora que imprime el rostro de Jesús en el pan).

También en Pijama Surf: Descubre nuevas constelaciones mediante pareidolia cósmica (FOTOS)

Este es el libro más grande del mundo

Por: pijamasurf - 08/10/2015

En la pagoda de Kuthraw en Birmania se encuentra este libro escrito en tablas enormes de mármol, que contiene todo el canon de budismo Theravāda

 image-1

El libro más grande del mundo está escrito en piedra y rodea la centelleante pagoda de Kuthraw en Birmania. Sus 730 hojas y mil 460 páginas ponen a prueba incluso al lector más ávido del planeta. Cada una de las 730 tablas de mármol, de 107cm de ancho, 153cm de altura y 13cm de grosor, está escrita densamente y por ambos lados en oro, tiene su propio techo y una joya preciosa corona la estructura que la contiene.

Juntas, las 730 rocas comprenden todo el Tipitaka Pali, el canon del budismo Theravāda que, hasta la construcción de este templo en 1860, existía sólo como manuscritos de hoja de palma en las bibliotecas reales. Fue el rey Mindon Min quien mandó construir este impresionante tomo, ya que las enseñanzas budistas se vieron gravemente afectadas por la invasión inglesa a mediados del siglo XIX y quería salvar las escrituras para la posteridad.

 image-2

Cuando las tablas fueron develadas en 1868, cada línea de texto estaba rellena de oro y las tablas rodeadas de rubíes y diamantes. Desafortunadamente, cuando los ingleses al fin llegaron a Birmania a mediados de 1880, las tropas saquearon el templo y se llevaron el oro y las piedras preciosas.

 image

Hoy, sin embargo, el libro entero sigue en pie y la escritura ha sido rellenada con tinta negra para que el mensaje sobreviva a varias generaciones. Este enorme antikindle de mármol es una de las obras más importantes para los estudiantes budistas de todo el mundo, y uno de los sitios sagrados menos conocidos y más bellos del planeta.