*

X

Esta es la emoción que debes experimentar si quieres mantener tu cuerpo saludable

Por: pijamasurf - 04/06/2015

De acuerdo con una investigación realizada hace poco en la la Universidad de California en Berkeley hay una emoción que, entre todas las demás, es la que más desinflama el cuerpo humano

 

Casi desde siempre la naturaleza humana se ha entendido bajo un esquema dual en el que el cuerpo se opone a una entidad que en distintas épocas se ha llamado alma, espíritu, mente y algunas otras denominaciones. La materia física contrasta así con una abstracción que le da sentido: el cuerpo siente, pero es como si eso otro otorgara el significado auténtico de dicha emoción.

En años recientes, esta dualidad ha pasado del pensamiento especulativo a la realidad de la ciencia, en especial la del ámbito del cerebro y la mente, en cuyos terrenos esa naturaleza alguna vez espiritual se ha convertido en objeto de estudio. Entre otras consecuencias, destaca cierta reconciliación entre ambas entidades: la neurociencia y otras disciplinas han demostrado con suficiencia que nuestros pensamientos, sentimientos, estados de ánimo y más tienen una incidencia directa en nuestra salud física, incluso más allá de lo que creeríamos.

En un nuevo estudio que aporta más información al respecto, recientemente investigadores de la Universidad de California en Berkeley analizaron la relación entre distintas emociones, los químicos corporales que estas producen y su efecto sobre la salud en general, esto con el fin de conocer alguna en específico que sería mejor evitar si deseamos mantenernos lejos de ciertas enfermedades. En específico, los investigadores se enfocaron en una sustancia conocida como interleucina-6 (IL-6), una secreción asociada con la inflamación corporal, probablemente uno de los enemigos silenciosos más peligrosos para nuestra salud.

Entre las varias emociones tomadas en cuenta, el estudio concluyó que la más benéfica es el asombro (awe). Daniel Kelcher, autor del estudio, define al asombro como aquello que puede ocurrir cuando "escuchamos música, vemos un atardecer, asistimos a una marcha política o vemos a unos niños jugar". En otras palabras, todo aquello que provoque “piel de gallina”. Agrega que, aunque podríamos pensar que el asombro es algo poco común, hay formas de vivirlo cotidianamente. Los estudiantes que participaron en el estudio reportaron sentir asombro tres veces a la semana y su nivel de inflamación fue el más bajo.

Existe una posibilidad, sin embargo, de que las emociones positivas no sean la causa de una menor inflamación. Es posible que las personas que producen de manera natural menos citocinas inflamatorias tengan mayor facilidad para experimentar emociones positivas. Sin embargo, existe una gran cantidad estudios en la literatura médica que comprueban que las emociones positivas actúan de manera similar al efecto placebo, el cual tiene efectos de sanación o reducción del dolor.

Lo que los investigadores del estudio denominan "el efecto de piel de gallina" (goosebumps effect) se parece mucho a lo que el doctor Ernest Rossi llama el efecto de la "novedad-numinosa-neurogénica" (novelty-numinosum-neurogenesis effect). Rossi ha encontrado que exponer al cerebro a experiencias estéticas o morales (las cuales agrupa en belleza, arte y verdad) suele producir un efecto de neurogénesis (provoca el crecimiento de nuevas neuronas) y puede modificar la expresión de ciertos genes. El ejercicio físico y exponer al cerebro a lo nuevo también produce estos efectos, lo cual nos regresa a la idea de asombro. En otras palabras, podemos definir al asombro como una especie de encuentro secular con lo numinoso. 

El asombro, por otro lado, según el psicólogo Nicholas Humphrey, podría tener una función evolutiva importante, ya que es aquello que nos brinda un significado y un sentido de pertenencia cósmica. En su Metafísica, Aristóteles escribe que "es debido al asombro [y al misterio] que los hombres empiezan y empezaron a filosofar". 

Aquí una dosis digital de (medicina o) asombro:

 

También en Pijama Surf: Cómo mantenerte sano incluso si comes chatarra, fumas, no haces ejercicio y bebes

El documental de HBO que la Iglesia de la Cienciología no quiere que veas

Por: pijamasurf - 04/06/2015

La Cienciología promulga una religión del dinero donde los grados se adquieren mediante contribuciones. Recuerda al Vaticano durante la Edad Media pero, ¿la Cienciología vivirá tanto como para ser una religión seria, o este documental de HBO es el último clavo de su ataúd?

p02mf1lx

Un documental sobre la Cienciología producido por HBO se ha convertido en el documental más visto a poco de su estreno, sumando 1,7 millones de espectadores.  

La Iglesia de la Cienciología es un viejo favorito del internet. Mezcla extraña entre fanáticos religiosos y otakus de la ciencia ficción, sus adeptos no se caracterizan por ser autocríticos, pero sus campañas de desprestigio contra aquellos que atenten contra su doctrina son legendarias. Como respuesta a uno de estos ataques surgió el grupo de ciberhacktivistas Anonymous, y "la Iglesia" fue uno de sus primeros objetivos estratégicos.

Titulado Going Clear: Scientology and the Prison of Belief, el filme toma sus bases de un libro homónimo ganador del Pulitzer, escrito por Lawrence Wright, y una serie de testimonios de antiguos miembros de la Iglesia, así como footage comprometedor de algunas celebridades de Hollywood como Tom Cruise y John Travolta (la imagen de Travolta predicando sobre paz y comprensión enfundado en un traje de soldado es notable en sí misma).

Más que una crítica teológica, el documental centra sus ataques en el aspecto financiero y el carácter franquiciatario de la Iglesia: sobre las gestiones de David Miscavige, actual líder de la Cienciología, para chantajear a diversos miembros del IRS (Servicio de Recaudación Fiscal) para que su empresa tuviera estatus de Iglesia, una brecha legal que también ha explotado la Iglesia de Satán.

GoingClearCover

A pesar de que a muchos les parece un mal chiste de aficionados de Buck Rogers, la Cienciología es cosa seria, y los abogados que pueden comprar la fe son un auténtico milagro de Hubbard. Rápidamente emprendieron una campaña de desautorización del documental, argumentando que "se realizó sin pedir la versión de la Iglesia". Pese a ello, y con una vocación envidiable, afirman su compromiso "con la libertad de expresión", puntualizando que esta "no da carta blanca para emitir o publicar información falsa".

Se trata de un enfoque contextual sólo comparable con la genial ocurrencia duchampiana de sacar un objeto de un contexto (un baño de hombres) para colocarlo en otro (un museo): la Cienciología no se mete en debates teológicos que no pueda ganar, simplemente porque el discurso de ventas carece de pensamiento y funciona con la misma ciega eficacia que las fábricas de automóviles o las oficinas de telemarketing.

Con su buen gusto habitual, los cientólogos han comenzado una campaña de desprestigio para todos los que aparecen en Going Clear, siguiendo (y confirmando) punto por punto la estrategia de chantajes bajo la que mantienen en cintura a los miembros, algunos de los cuales se sienten encadenados "moralmente" a la Iglesia debido a los secretos que han compartido: todo lo que han dicho podría ser usado en su contra. 

Lo cierto es que HBO dio por sentada una reacción así, por lo que la ejecutiva Sheila Nevins bromeaba hace unos meses diciendo que la cadena tenía "probablemente a 160 abogados analizando el film". Incluso, antes de su estreno, la Iglesia de la Cienciología publicó desplegados en The New York Times Los Angeles Times donde desacreditaba formalmente el contenido del film.