*

X

Policía en Indonesia quema 3 toneladas de marihuana y deja a todo un pueblo "fumado"

Por: pijamasurf - 03/27/2015

Una nube de humo de marihuana provocó mareos, dolores de cabeza y esperamos que también algunos risueños viajes en los pobladores de Palmerah, Indonesia

Un hot box de proporciones épicas se creó en Indonesia luego de que la policía quemó 3.3 toneladas de marihuana incautadas, haciendo que el humo de la marihuana se quedara en la atmósfera y provocando un estado cannábico colectivo. Un mega oops que seguramente derivó en innumerables ataques de risa y de paranoia.

Según reportes, los residentes de Palmerah reportaron mareos, dolores de cabeza y una sensación de intoxicación después de que una enorme nube de ganja se elevó sobre el poblado.

Al parecer también fueron incautadas miles de pastillas de éxtasis. Esperemos que la policía haya decidido deshacerse de ellas de una forma más discreta.

 

Un caso así de estupefacción masiva remite solamente al experimento de la CIA dosificando a un pueblo entero con LSD. Esto ocurrió en 1951 en un tranquilo pueblo del sur de Francia, el cual fue sacudido por alucinaciones masivas y delirios colectivos; al menos cinco personas murieron, 12 fueron internadas y más de 100 se vieron afectadas por un extraño psicótico. En un principio se creyó que se trataba de un envenenamiento involuntario debido al hongo ergot que crece en el centeno. Más tarde se supo que no había sido negligencia del panadero, sino que la CIA había dosificado el pan con LSD.

 

Por qué Ayotzinapa no morirá en mucho tiempo (la antibarbarie como bandera)

Por: Ana Paula de la Torre - 03/27/2015

En 6 meses van al menos 10 marchas: los motivos por los que el movimiento seguirá

Marcha-normalistas-Ayotzinapa-EFE-800x600Según la lógica (y la historia), cualquier movimiento social tiende a debilitarse. Los gobiernos suelen hacer uno que otro cambio, pocas veces profundo, para que los indignados se sientan un poco más conformes, o bien, dejan pasar el tiempo como un antídoto casi infalible. 

Sin embargo, a más de 6 meses del caso Ayotzinapa, las marchas continúan –recién se celebró la décima en la ciudad de México. Es verdad que la afluencia a las marchas ha disminuido notablemente, pero es un movimiento que a todas luces parece asentarse. Los 43 padres de los estudiantes desaparecidos han comenzado un movimiento que no descansará. 

Los motivos por los que Ayotzinapa perdurará

Un día, antes del caso Ayotzinapa, hablaba con un grupo de austriacos asombrados de la aparente serenidad en la que vivían los mexicanos pese a la espeluznante violencia en el país. Para ellos, parecía como si los locales no estuviesen siquiera enterados de lo que ocurría aquí. Sin embargo, la desaparición de los estudiantes destapó una indignación acumulada. 

Quizá, jamás en la historia del país la impunidad había llegado a niveles tales: en un país como Siria, abiertamente en guerra durante 5 años, han muerto alrededor de 250 mil personas, cifra no muy lejana en un país como México (más de 100 mil muertos y al menos 26 mil desaparecidos, con cifras oficiales confusas). Si a esto añadimos las desapariciones forzadas (aquellas en las que está involucrado el Estado), como en el caso de Ayotzinapa, entonces el escenario es aún más doloroso. 

B_bM4J-UIAAPYkF

                                                    Mapa: MORLAN (cada punto rojo representa una persona desaparecida)

Así, Ayotzinapa destapó una indignación que ya muchos sentían al pensar en la gran cantidad de desaparecidos: personas generalmente de escasos recursos, con pocas oportunidades y que por ello poco cuentan para el sistema . 

No existe una vuelta atrás después de Ayotzinapa, porque los padres no dejarán morir este movimiento; también porque representa un momento en el que muchos mexicanos han decidido cambiar su actitud: mantenerse un poco más enterados de lo que sucede, hacer ciberactivismo, salir esporádicamente a las calles… 

La burbuja, afortunadamente, dejó de ser cool. Vivir ignorando una realidad que conlleva los horrores de cualquier guerra es imposible para cualquier mente sensible. 

Probablemente, el movimiento irá mutando y se convertirá en uno cuya demanda primordial será el freno a la impunidad general. Lo cierto es que Ayotzinapa es la bandera de un antes y un después, incluso en la forma en que la sociedad se mira a sí misma… 

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.