*

X

Control mental en el pan: la CIA dosificó a un pueblo francés con LSD

Por: pijamasurf - 03/18/2010

Un extraño incidente de locura colectiva en Francia y otro experimento en el metro de Nueva York con LSD realizados por esta oscura agencia de inteligencia son expuestos por un nuevo libro.

lsd-pan

En 1951 las puertas del infierno se abrieron en un tranquilo pueblo del sur de Francia: misteriosamente el pueblo fue sacudido por alucinaciones masivas y delirios colectivos; al menos cinco murieron 12 personas fueron internadas y más de 100 se vieron afectados por un extraño psicótico.

Por décadas se pensó que el panadero local de Pont-Saint-Esprit había involuntariamente envenenado a los habitantes con un hongo psicodélico, el ergot que a veces se genera en el cornezuelo de centeno y que fuera utilizado en los Misterios de Eleusis. Pero ahora nueva evidencia apunta a que la CIA aplicó LSD a la comida local como parte de sus experimentos de control mental durante la Guerra Fría.

El evento conocido como el misterio de Le Pain Maudit (Pan Maldito) provocó, según reporta el Telegraph, que un hombre se ahogara mientras gritaba que su estomaco estaba siendo devorado por serpientes. Un niño de 11 años ahorcó a su abuela. Un hombre gritaba "soy un aereoplano", antes de brincar de un segundo piso. Otro vió como su corazón se arrastraba por el pasto y le pidió a un médico (como al hombre de hojalata al Mago de Oz) que le colocara su corazón en su cuerpo de regreso. Y otro más observaba como flores rojas crecían de su cuerpo.

Hay que recordar que el LSD, como su supremo explorador John Lilly nos relata, es una sustancia que permite programar y autoprogramar la biocomputadora humana, pero si el sujeto no sabe que lo ha tomado entonces se ve asaltado violentamente por los programas de su inconsciente sustituyendo su realidad inmediata.

El periodista H. P. Albarelli Jr ha determinado que el brote se debió a un experimento conjunto de la CIA y la División de Operaciones Especiales del Ejercito de Estados Unidos, basado en Fort Detrick, Maryland.

Según el periodista, los científicos que generaron la interpretación del envenenamiento involuntario trabajan en ese entonces en Sandoz, la compañía que suministraba LSD a la CIA.

Albarelli encontró documentos de la CIA mientras investigaba el caso de la misteriosa muerte Frank Olson quien supuestamente se arrojara de un 13 piso después de consumir LSD, pero que más tarde una autopsia reveló que Olsen, que trabajó en proyectos secretos de control mental y estuvo en Francia al momento del incidente del "pan maldito", había sido asesinado. En una transcripción un agente hace referencia al "secreto de Pont-Saint-Esprit" y dice que se trató de "D", dietilamide, la D en LSD.

Científicos de Fort Detrick le dijeron que habían llenado la comida local con LSD y el aire con spray (alqo que también hicieron en el metro de Nueva York). La evidencia más contundente vino de documentos de la comisión Rockefeller en los que se mencionan los nombres de los agentes franceses empleados por la CIA durante el incidente. En lo mismos documentos se menciona que se drogaron a 5,700 funcionarios sin su conocimiento entre 1953 y 1965.

El mismo autor revela que en los 50 la CIA utilizó LSD en forma de aereosol dentro del metro de Nueva York, como part de sus experimentos de control mental Artichoke y Paper Clip. Por supuesto la CIA parece gozar de una secreta e inalienable impunidad global.

 

Chimpancé en estudio con cocaína empieza a mentir a su familia

Por: pijamasurf - 03/18/2010

Estudio revela que chimpancés manipulan emocionalmente a sus compañeros cuando toman cocaína.
 
Preocupados los miembros del National Primate Research Center, dijeron que Bobo, un chimpancé que participa en un estudio de 16 meses con cocaína, ha sido observado diciendo mentiras a sus amigos, familia y staff.
 
"Nuestro trabajo era determinar si grandes dosis del estiumlante mejorarían o empeorarían la habilidad del chimpancé para realizar tareas de memoria y de lenguaje", dijo el investigador Daniel Martin. "Lo que notamos fue que la cocaína no sólo afectó la concentración y la memoria de Bobo, sino también lo hizo mentir y manipular emocionalmente a las personas a su alrededor".
 
En un principio los resultados parecían prometedores, ya que Bobo había obtenido buenos resultados en sus primero exámenes, particularmente impresionantes por la velocidad con la que los completó.
 
Pero poco tiempo después Bobo desarrolló cambios de humor volátiles y delirios de grandeza, lo cual le valió el rechazo de sus compañeros, especialemente de las del sexo femenino.
 
Los investigadores notaron que algo estaba mal cuando Bobo dejo de interesarse por las bananas que antes tanto le gustaban, con una monomanía cuya unica saciedad era la cocaína.