*

X

Aunque no lo creas, Facebook realmente no quiere que veas esta imagen

Por: pijamasurf - 03/03/2015

Las ridículas políticas de censura que ejerce Facebook sobre imágenes del cuerpo humano alcanzan un nuevo récord

25946-1bphq9h

Ya mucho se ha cuestionado la política de Facebook para decidir qué imágenes pueden circular y cuáles no. Históricamente su criterio ha pecado de ridículo, bloqueando incluso fotografías de obras de arte clásico que muestran o sugieren desnudez. Pero esta vez, la red social podría haber alcanzado un nuevo récord de ridiculez y falta de criterio.

Se trata de de una pieza llamada Symbiosis, una ilustración impresa sobre tela, en tamaño real, cuya creación fue comisionada para promover la exposición científica Invisible You: The Human Microbiome, que alojará el Eden Project a las afueras de Londres y la cual está respaldada por la prestigiada fundación Wellcome Trust. 

La autora de la imagen, Rebecca Harris, fue advertida de que su ilustración era "demasiado sexual", por lo que intentó reemplazarla con una imagen similar que sobre el pecho, cubriendo las "tetas" para no revelarlas, incluye una banda con la palabra "censored". Sin embargo, el esfuerzo de Harris no fue suficiente:

Gracias por la nueva imagen. Desafortunadamente incluso con la barra negra de "censurado" la imagen le sugiere desnudez al usuario. El espíritu de nuestra política tampoco permite esto. Sugeriría otro tipo de imagen para activar tu campaña de anuncios con nosotros. Una disculpa por la confusión.  

Por cierto, más allá de este caso en particular, resulta notable cómo, sin importar el maltrato absoluto a la privacidad de sus usuarios, la demostración de una falta de ética contundente, el experimentar con la data que obtiene de nosotros o el incurrir en absurdas políticas de censura, millones de personas continúan regalando diariamente horas de su vida, muchas, a Zuckerberg y compañía. Pero esto sólo es una observación. 

22521-6sjh25

Huellas de fe: este monje lleva 20 años orando en el mismo sitio (FOTOS)

Por: pijamasurf - 03/03/2015

Ahora que ha alcanzado los 70 años, el monje afirma que ha reducido sus reverencias a "solamente" mil por día, lo cual sigue siendo un número impresionante

A diferencia de muchas religiones occidentales, las religiones de Oriente practican una forma práctica de fe: primero se reza y luego se cree, no al revés. Un eminente ejemplo de constancia y práctica es el monje budista Hua Chi, de 70 años, quien ha rezado justo en el mismo sitio durante más de 20 años.

Las marcas de sus pies sobre las tablas de madera del templo tienen más de 1 pulgada de profundidad, y son el resultado de inclinarse y levantarse hasta 3 mil veces en un solo día. Ahora que ha alcanzado los 70 años, el monje afirma que ha reducido sus reverencias a "solamente" mil por día, lo cual sigue siendo un número impresionante.

Genden Darji, un monje de 29 años, afirma: "Cada día vengo aquí y cada día observo la madera, y me ha inspirado a continuar haciendo mis propias huellas".