*

X
Estos GIFs nos muestran todas las maravillas del reino Fungi que nuestros ojos no alcanzan a ver

Los hongos tienen una vida discreta y, debido al ritmo en que crecen y mueren, sus increíbles cambios físicos son difíciles de capturar para el ojo humano. Lo cierto es que estos organismos son los ejemplos más claros que tenemos de lo maravilloso en el mundo natural; del fortuito encuentro entre lo real y lo fantástico.

Estos time-lapses muestran el sorprendente poder que tienen los capullos de hongo mientras explotan del suelo como bombas atómicas y expanden sus capas. Lo que vemos en la superficie, no obstante, es sólo la fruta del hongo, que consiste en 92% de agua (por ello crece tan rápido); debajo de las frutas está el micelio de hongos, que conecta a todos los hongos desde el subsuelo y es lo que utilizan los árboles para comunicarse y ayudarse entre sí.

Si te gustan los hongos, esa materia negra de la biología, estos GIFs son una buena manera de entender su forma.

growing-mushrooms-timelapse-1

Crédito: WANDERMENT

growing-mushrooms-timelapse-2

Crédito: youtube.com

growing-mushrooms-timelapse-4

Crédito: BBCWorldwide

growing-mushrooms-timelapse-7

Crédito: roguedreamscape.tumblr.com

growing-mushrooms-timelapse-8-1

Crédito: youtube.com

 

growing-mushrooms-timelapse-9-1

Crédito: youtube.com

growing-mushrooms-timelapse-3

Crédito: youtube.com

growing-mushrooms-timelapse-5

Crédito: BBCWorldwide

growing-mushrooms-timelapse-6

Crédito: Adam4nt

Quizá, el video más adorable del año

Este video de un colibrí dormido ha estado circulando la web, un candidato sin duda al video más adorable del año, cuteness overload. Aunque también tiene algo de perturbador debido al contenedor metálico en el que está este colibrí hembra, soñando acaso con flores eléctricas. Podemos escuchar el sonido del colibrí mezclado con el sonido de máquinas que miden el oxígeno que consume el pájaro, así mezclando los sonidos angelicales de colibrí garganta-de-amatista-ángel-solar (Heliangelus amethysticollis) con los sonidos industriales. La poesía con la tecnología y el mundanal ruido.

Los autores del video aclaran que el colibrí no fue herido durante este experimento realizado por expertos ornitólogos y al terminar fue liberado, volando naturalmente de regreso a su vida cotidiana de picaflor. El ave fue alimentada con azúcar, así que seguramente esta pequeña ninja del aire tuvo dulces sueños.