*

X
Estos GIFs nos muestran todas las maravillas del reino Fungi que nuestros ojos no alcanzan a ver

Los hongos tienen una vida discreta y, debido al ritmo en que crecen y mueren, sus increíbles cambios físicos son difíciles de capturar para el ojo humano. Lo cierto es que estos organismos son los ejemplos más claros que tenemos de lo maravilloso en el mundo natural; del fortuito encuentro entre lo real y lo fantástico.

Estos time-lapses muestran el sorprendente poder que tienen los capullos de hongo mientras explotan del suelo como bombas atómicas y expanden sus capas. Lo que vemos en la superficie, no obstante, es sólo la fruta del hongo, que consiste en 92% de agua (por ello crece tan rápido); debajo de las frutas está el micelio de hongos, que conecta a todos los hongos desde el subsuelo y es lo que utilizan los árboles para comunicarse y ayudarse entre sí.

Si te gustan los hongos, esa materia negra de la biología, estos GIFs son una buena manera de entender su forma.

growing-mushrooms-timelapse-1

Crédito: WANDERMENT

growing-mushrooms-timelapse-2

Crédito: youtube.com

growing-mushrooms-timelapse-4

Crédito: BBCWorldwide

growing-mushrooms-timelapse-7

Crédito: roguedreamscape.tumblr.com

growing-mushrooms-timelapse-8-1

Crédito: youtube.com

 

growing-mushrooms-timelapse-9-1

Crédito: youtube.com

growing-mushrooms-timelapse-3

Crédito: youtube.com

growing-mushrooms-timelapse-5

Crédito: BBCWorldwide

growing-mushrooms-timelapse-6

Crédito: Adam4nt

Un enorme silencio se extiende sobre el mar: el desolado sonido de la extinción

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/14/2015

El músico y naturalista Bernie Krause lleva 40 años grabando sonidos de la naturaleza, pero tal es la velocidad de la extinción que ahora encuentra cada vez más silencio

422px-Haeckel_Trachomedusae

Cuando el músico y naturalista Bernie Krause sumerge su micrófono en los arrecifes de coral de Fiji escucha crustáceos, anémonas, tiburones, camarones, peces payaso y peces globo. Cada uno tiene su sonido y juntos son una orquesta que toca la música de la vida del mar.

Pero a 1km de allí, donde el mismo arrecife está severamente dañado, sólo puede escuchar el ir y venir de las olas y algunos camarones saltantes. Es, dice, el desolado sonido de la extinción.

La música electrónica de Krause ha sido usada en películas clásicas como Rosemary’s Baby y Apocalypse Now, y ha trabajado regularmente con Bob Dylan, George Harrison y The Byrds. En 40 años ha grabado a más de 15 mil especies y coleccionado 4 mil 500 horas de sonidos de muchos de los lugares más prístinos del planeta.

Dr. Bernie Krause

Pero él, al igual que el marinero Ivan Macfadyen, quien en su último viaje por el mar encontró que “el océano está roto”, estima que algo gravísimo sucede en el mar. “Un gran silencio se expande sobre el mundo natural incluso cuando el sonido del hombre se ha vueld11bab2fc0753cef7b3609be270c5150to ensordecedor”, escribe en su nuevo libro The Great Animal Orchestra:

Poco a poco la vasta orquesta de la vida, el coro del mundo natural, está en proceso de ser acallado. Ha habido un declive masivo en la densidad y diversidad de criaturas vocales clave, tanto grandes como pequeñas. El sentimiento de desolación se extiende más allá del mero silencio.

De primera mano, y como alguien que se ha dedicado tantos años a escuchar las sinfonías animales del planeta, Krause cree que todos esos sonidos que ha grabado serán muy pronto sólo un archivo de algo que no existe más, imposibles de repetir porque los hábitats ya no existen o han estado demasiado comprometidos con el ruido humano. Sus cintas son quizás el único testimonio de la diversidad original del planeta.