*

X

Una selección de buenas películas que puedes ver en YouTube (y un par de sitios con muchas más opciones)

Por: pijamasurf - 12/24/2014

Una rápida exploración por YouTube nos hizo llegar a estas películas que sin duda te harán pasar un buen momento

¿Tienes un par de horas libres y una buena conexión de internet? ¿Por qué no ver una película? Sabemos bien que en los últimos años se han consolidado servicios de renta, streaming y compra en línea, pero por fortuna en internet todavía no se extingue ese hábito loable de compartir contenido desinteresadamente.

Así, en YouTube todavía es posible encontrar varias películas que están ahí a disposición de cualquiera. Esta vez, pensando que casi cualquier oportunidad es buena para dedicarla a un buen filme, nos dedicamos a explorar un poco para ofrecer a nuestros lectores una selección con varias opciones de ocio, entretenimiento, reflexión y todo aquello que brinda el cine.

Sin más, aquí los videos.

 

El sabor de las cerezas, Abbas Kiarostami (1997)

Un ejemplo perfecto del cine hecho para contemplar. Una celebración de la vida encontrada en el punto menos esperado del planeta.

 

 Les amours imaginaires, Xavier Dolan (2010)

Xavier Dolan es el enfant terrible del cine de autor de nuestra época. Su película más reciente, Mommy (2014), compartió el Premio del Jurado de Cannes nada menos que con Adiós al lenguaje, de Jean-Luc Godard. Es joven y parece dispuesto a ganarlo todo, a hacer una película tras otra y ver cómo los premios van acumulándose en su carrera.

 

 Das Schloß (El castillo), Michael Haneke (1997)

Kafka + Haneke. Una combinación para manejarse con cuidado.

 

Él, Luis Buñuel (1952)

Un corrosivo cuestionamiento del modo de ser burgués como sólo Buñuel sabía hacerlo.

 

Akira, Katsuhiro Otomo (1988)

Quizá la primera gran película de anime, la cual detonó el interés mundial por la animación japonesa.

 

Happy Together, Wong Kar-wai (1997)

 

2046, Wong Kar-wai (2004)

Un par de filmes en que Wong Kar-wai explora los vaivenes de las relaciones amorosas.

 

Heya (La habitación), Sion Sono (2002)

Sion Sono es el maestro del terror japonés contemporáneo. Aquí monta un thriller psicológico que tiene como protagonista a un asesino.

 

Invasión, Hugo Santiago Muchnick (1969) 

Borges y Bioy Casares escribieron varias cosas juntos, por ejemplo, esta película distópica que traslada la Ilíada al lenguaje de la ciencia ficción y las técnicas de la nouvelle vague.

 

Mishima: A Life in Four Chapters, Paul Schrader (1985)

Un ejercicio experimental que combina la vida y la obra narrativa del japonés Yukio Mishima, uno de los escritores japoneses más polémicos del siglo XX. El soundtrack es de Philip Glass.

 

Los idiotas, Lars von Trier (1998)

Piensa en que tienes un "idiota interno". Piensa que de ese modo puede confesar lo inconfesable. Esa es la premisa de este filme.

 

Dancer in the Dark, Lars von Trier (2010) 

Una interpretación cruel y descarnada del género musical protagonizada por Björk.

 

Rabid, David Cronenberg (1977)

Una joven desarrolla sed de sangre humana luego de ser sometida a una cirugía plástica experimental, y sus víctimas se convierten en seres rabiosos que propagan la infección.

  

M. Butterfly, David Cronenberg (1993)

Una relación homosexual en tiempos de prohibición. Una adaptación fílmica de una obra de teatro de David Henry Hwang.

  

Animal Farm, Joy Batchelor y John Halas (1954)

Los dibujos animados fueron la mejor forma de adaptar al cine la estimulante novela de George Orwell.

 

También les recomendamos este enlace para ver 12 películas de buen cine mexicano, una fina selección por +DeMX 

Finalmente, compartimos tres sitios en los cuales también es posible ver muy buenas películas, documentales y en uno de ellos incluso series.

Cultmoviez: Cine de autor, animación, algunos títulos del cine comercial, series (con un par de títulos inesperados) y alguna otra sorpresa. Un sitio muy completo.

Cineteca Universal: Sólo cine de autor.

Cine Asia Online: Cine de autor exclusivamente asiático.

 

También en Pijama Surf:

Top: 20 películas indispensables para todo estudiante de filosofía (VIDEOS)

TOP 100: Películas que puedes ver gratuita y legalmente en internet

Te podría interesar:

10 dimensiones de la teoría de supercuerdas ilustradas

Por: pijamasurf - 12/24/2014

¿Es posible explicar las infinitas complejidades del universo con sencillos gráficos tomados de internet? Probablemente no, pero lo intentaremos de cualquier forma

Todo nuestro entendimiento de la realidad pasa por una experiencia de representación, de una forma u otra: están las matemáticas, la lengua, incluso el pensamiento anterior a la palabra, pero la realidad --eso elusivo que nos conforma y de lo que formamos parte-- no se deja reducir por ninguna de sus representaciones. Pero sigue siendo divertido intentarlo.

La teoría de supercuerdas, la teoría M, la teoría de cuerdas bosónica y todas esas explicaciones sobre el universo no son nada si no partimos de lo simple. Kandinsky decía que la obra de arte comienza con un punto, así que trataremos de ilustrar las 10 dimensiones de la teoría de supercuerdas comenzando con nociones sencillas y luego poniendo gifs psicodélicos en las partes más complejas. (Si usted es una eminencia científica y se siente ofendido por nuestro pobre entendimiento de las complejidades del universo, lo invitamos a compartir sus infinitos conocimientos en los comentarios).

Primera dimensión: longitud

La primera dimensión es el eje X, una línea recta sin otra característica.

 

Segunda dimensión: altitud

La altitud o eje Y, puede unirse al eje X para producir un objeto bidimensional, como un triángulo o un cuadrado.

 

Tercera dimensión: profundidad

La profundidad, o eje Z, se añade a las dos dimensiones previas para formar objetos con volumen, como un cubo, un cono, una esfera o una pirámide. Este es el fin de las dimensiones físicamente perceptibles para los humanos, y a partir de aquí todas las dimensiones son teoréticas.

 

Cuarta dimensión: tiempo

La cuarta dimensión es la posición en el tiempo de un objeto tridimensional. 

 

Quinta dimensión: mundos posibles

La quinta dimensión es un mundo ligeramente distinto del nuestro, del que podríamos evaluar similitudes y diferencias (la utopía, por ejemplo).

 

Sexta dimensión: plano de todos los mundos posibles con las mismas condiciones iniciales

La sexta dimensión es el plano que contiene todos los posibles universos con las mismas condiciones iniciales que el nuestro; por ejemplo, el Big Bang.

 

Séptima dimensión: un plano de todos los mundos posibles con diferentes condiciones iniciales

La séptima dimensión es una expansión de las posibilidades de la sexta, donde todos los mundos posibles comienzan con diferentes condiciones iniciales. 

 

Octava dimensión: un plano de todos los mundos posibles, cada uno con diferentes condiciones iniciales, cada uno desarrollándose infinitamente

Aquí comenzamos a hacer uso de gráficas psicodélicas, pero la octava dimensión podría ejemplificarse también como un árbol de infinitas ramas cuyas hojas son diferentes entre sí, tienen orígenes diferentes y crean, a su vez, cada una, árboles diferentes. 

 

Novena dimensión: todos los mundos posibles, comenzando con todas las posibles condiciones iniciales leyes físicas

En cada una de estas dimensiones, que representan todas las posibles condiciones iniciales, las leyes de la física son completamente diferentes a las que conocemos.

 

Décima dimensión: posibilidades infinitas

En esta dimensión todo es posible. Son los sueños de Dios, son las exigencias de los adolescentes, es la realidad de la ausencia del deseo, donde los políticos son honestos, los trenes siempre llegan a tiempo y el gato de Schrödinger está vivo y muerto pues todo existe y no existe a la vez.

 

Con información de Ultraculture