*

X

El número áureo también rige el tiempo-espacio (así imprime un orden en el caos universal)

Por: Javier Barros Del Villar - 12/09/2014

Una investigación reciente advierte que este principio matemático no sólo se impone en física, química, astronomía y biología, sino también en la topología del tiempo-espacio

23C5FC9600000578-0-South_African_researchers_have_claimed_that_the_universe_is_gove-a-14_1417786870353

Lo más probable es que al fondo de las casi interminables secuencias de estructuras y demás manifestaciones anti-entrópicas se encuentre un indomable vacío al cual podríamos llamar caos. Pero también parece evidente que al interior de esta inercia omnipresente, de este lienzo impredecible, existen planos materializados de acuerdo a guías puntuales, por ejemplo la geometría, y es ahí donde se puede hablar de una coexistencia o superposición entre orden y caos.

e7549ceed3c4dc0d37e777962beb7397

Dentro de este pulso orquestado al que nos podríamos referir como orden, existe un protocolo puntual, una especie de preciosa brújula, que se conoce como el número áureo, el cual está impreso en la figura que rige los huracanes, en las galaxias espirales y los rizomas de los helechos, en incontables formas naturales que destacan por su limpieza y perfección (algo así como un eco arquetípico que guía el desdoblamiento geométrico).

También llamada proporción áurea, este protocolo ha orbitado el pensamiento humano, de manera consiente y explícita, durante alrededor de 2 mil 500 años. Algunos de los más brillantes pensadores y creativos de la historia han sostenido apasionados encuentros  con él: Platón, Euclides, Fibonacci, Kepler, da Vinci, Satie, Mondrian, Bartok y Mandelbroth, por mencionar sólo algunos. Y si bien desde hace tiempo se le adjudica como principio rector en fenómenos propios de la física, la química, la astronomía y la biología (además de en preceptos como la estética), recientemente se concluyó una investigación que asegura que también la topología del tiempo-espacio está delineada según este principio. 

peacock

El estudio fue encabezado por el Dr. Jan Boeyens, de la Universidad de Pretoria, y por el Dr. Francis Thackeray de la Universidad de Witwatersrand, en Sudáfrica. Y lo que estos investigadores concluyeron es que el número áureo, 1.618, es un principio matemático al cual sucumbe el discurso geométrico del universo. 

De acuerdo con los autores, en declaraciones recogidas por el diario británico Daily Mail, la "omnipresencia" de este principio sólo puede explicarse si lo consideramos en sí como una propiedad del tiempo-espacio.

Un aspecto convincente para asumir un carácter cósmico del número áureo se puede obtener con base en la ubicuidad de logaritmos espirales. Existen ejemplos espectaculares que incluyen la Galaxia Whirpool o M51, las ammonoideas, la forma de los nautilus pompilius (molúsco cefalópodo con forma espiraloide), el huracán Katrina y la distribución de planetas, lunas, asteroides y anillos dentro del Sistema Solar.

El argumento de que esta impactante consiliencia (auto-similaridad) emerja a partir de una restricción común del entorno, que sólo puede ser una particularidad intrínseca del tiempo-espacio curveado, resulta convincente.    

Esta nueva investigación sugiere algo que ya era bastante "intuible", sobre todo para aquellos que advierten la existencia de una cartografía ubicua, auto-replicable y trascendental, por ejemplo la geometría sagrada. En este sentido estamos, una vez más, presenciando la llegada de la ciencia a una fiesta que ya disfrutan, desde hace milenios, ciertas tradiciones místicas o intuiciones metafísicas. Pero no por ello deja de ser emocionante atestiguar cómo ese fascinante diálogo entre la ciencia y la mística va retomando su armonía, un fenómeno que no podría más que traducirse en beneficios para la realidad que, como especie humana, compartimos. 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 

 

De la protesta a la propuesta: surge en México el #YaMeCansé, Por eso Propongo

Por: Ana Paula de la Torre - 12/09/2014

Las protestas multitudinarias de las calles en México por los normalistas desaparecidos son un reflejo de mentes que también imaginan propuestas contundentes

10678833_912213332136568_2530606265168285536_nMuchas de las recurrentes críticas a las protestas en las calles es que carecen de exigencias contundentes y, por lo tanto, de claridad. Como si los ciudadanos marcharan por un sentimiento más que por una demanda, los críticos de estas expresiones cómodamente aluden a esta situación. La realidad es que sentir es más fácil que ponerle palabras a eso que sentimos; por ello, está surgiendo una propuesta para encausar las manifestaciones multitudinarias que nos han impulsado a muchos a las calles por un hartazgo integral hacia la clase política.

Hay quienes dicen que no habría tales niveles de violencia si no hubiese tal marginación (recordemos que, en los últimos 30 años de reformas neoliberales, apenas ha crecido la economía y la pobreza se ha mantenido en al menos 50% de la población); otros creen que la violencia se deriva de una guerra contra las drogas que responde a intereses estadounidenses. Otros, por su lado, consideran que la impunidad es culpa de un sistema político corrupto que ha permitido que la ilegalidad llegue a tales dimensiones. Lo cierto es que la actual crisis de México es un confluencia de muchos factores; aunque, en lo personal, considero que la más grave de ellas es la falta de movilidad social y una política económica que benéfica a unos pocos.

En este sentido, para hacer propuestas y dar palabras a las problemáticas que tenemos con el cauce de las soluciones, ciudadanos mexicanos han creado el #PorEsoPropongo, que documentará propuestas en formas de tarjetas postales que serán remitidas a la sociedad civil organizada y a funcionarios por medio del sitio www.postcard.com/join-a-movement o la aplicación Postcard.com. La dinámica es crear una imagen, añadir el #YaMeCansé, Por Eso Propongo, y subir la propuesta (puedes usar su correo si no quieres registrarte: poresopropongo@gmail.com). 

La imaginación es quizá el arma más profunda para cambiar las cosas. De alguna manera, a los culpables los tenemos en la mira: la corrupción, el compadrazgo político, la aplicación de agendas que favorecen a unos pocos, los políticos que han aplicado esa visión; pero los señalados quedan cortos cuando las propuestas opacan con su halo luminoso.

La cuenta de Twitter de esta iniciativa es @poresopropongo y su Facebook: Ya me cansé, por eso propongo. Si quieres seguir en redes sociales con el #YaMeCansé te recordamos que los bots de Enrique Peña Nieto ya han tirado dos campañas; sin embargo, como la indignación es más real que cualquier maniobra virtual, ahora se está usando el #YaMeCansé3… y así hasta el infinito.

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.