*

X

¿Quieres argumentos para defender tu decisión de no tener hijos? Lee este libro

Arte

Por: María José CA - 11/03/2014

Las mujeres, aquellas que han luchado para alcanzar la equidad de género, continúan siendo víctimas de este encierro hogareño que las imposibilita a ser ellas mismas, para convertirse en una imagen distorsionada de la realidad

contra-los-hijos-tumbona-ediciones-interior

¿Los hijos son la representación simbólica de la libertad femenina? Desgraciadamente, no siempre: a la mujer se le impone un rol de perfección en cuanto se convierte en una madre (y empeora si también es trabajadora). Las consecuencias son evidentes, aunque silenciosas: ¿cómo decir que el cuidado de un hijo requiere de un esfuerzo sobrenatural que no todas las mujeres tenemos (o queremos) para ofrecer sin sentir un mínimo de vergüenza?

Contra los hijos (2014), de la escritora chilena Lina Meruane, se arroja al mundo como un llamado a la emancipación de la “impunidad tiránica de los hijos y terminar con la dictadura social de la gestación”. Haciendo uso de técnicas de argumentación política, Meruane plantea la realidad estereotipada de cada mujer inmersa en una cultura falocéntrica. 

De acuerdo con la autora, a través de los años las mujeres no sólo han sido víctimas de una innumerable cantidad de injusticias asociadas a su género, sino también de una premisa basada en la perfección femenina que se logra a través de la maternidad. Es decir que, a diferencia de los hombres, las mujeres sólo cuentan con una alternativa para ser consideradas como utópicamente completas: el ser madres perfectas y angelicales, “servicial, silenciosa, sonriente, sentimental: la madre dispuesta a sacrificarlo todo por los demás”. De lo contrario, a las mujeres que tomaron la decisión de ser activas en el ámbito laboral (en vez del familiar), las tildan de “distraídas” o “enfermas”; o quizá hasta les llueven comentarios de “Espérate y ya verás; al rato tendrás ganas”. 

Esta noción estereotipada de la mujer angelical, proveniente de la época victoriana, se presenta como un autorregulador aleostático de una sociedad violenta que se vive como un paradigma de vida. De modo que aquella mujer que rompe este molde al entrar al mundo laboral requiere un doble esfuerzo en su rol de “mujer angelical” ya que, de lo contrario, es tratada como inepta o anormal: 

No hace falta ser vidente para vislumbrar que en esta manía de asumirlo todo, esta madre lleva a una dimensión superlativa el añejo ideal del sacrificio femenino: es la excelente-profesional, la buena sustentadora (aun cuando haya un marido proveedor); es la dulce esposa y la siempre dispuesta amante y la madre espléndida: doña perfecta.

Cuando, en realidad, aquella madre trabajadora vive en un mundo de frustración, fatiga y depresión (en ocasiones psicótica). No obstante, ante la vergüenza de ser “la anormal”, estos trastornos pueden pasar desapercibidos y ahogados. En consecuencia, este “pequeño dictador” se convierte en la autoridad omnipresente que moldea el nuevo estilo de vida de las madres trabajadoras, partiéndolas en ser una profesional exitoso a altas horas de la noche y en una madre ejemplar durante 12 horas en el día. Sin mencionar el doble mensaje esquizofrénico de la presencia-ausencia de esta figura paterna, cuya única labor familiar es el sustento económico.

Las mujeres, aquellas que han luchado para alcanzar la equidad de género, continúan siendo víctimas de este encierro hogareño que las imposibilita a ser ellas mismas, para convertirse en una imagen distorsionada de la realidad. Esto, entre otras nociones presentadas a través de un humor negro único, es lo que Meruane resumió en 142 páginas y Tumbona Ediciones presentó “mientras nos tomábamos la pastilla del día siguiente”.  

Contra los hijos
Lina Meruane
Colección Versus
Tumbona Ediciones
México, 2014
143 pp

Una ventana a la mente del lector: Amazon revela los pasajes favoritos de los libros más populares

Arte

Por: pijamasurf - 11/03/2014

Otro tesoro del Big Data: los pasajes subrayados en los libros de Kindle muestran los puntos nodales de los textos más populares y ofrecen insight sobre la forma en la que consumimos información

kindle1 

Los gigantes de internet detentan un enorme activo al almacenar y analizar nuestra información personal: Google con nuestro historial de búsqueda, Facebook con nuestro historial de interacciones y Amazon con nuestro historial de compras. Este capital latente es lo que hace que estas empresas valgan proporcionalmente mucho más de lo que ingresan --los mercados y las compañías de marketing saben que la montaña de información en los servidores de estas empresas se puede (algún día) traducir en oro, especialmente cuando el poder analítico del Big Data llegue a la frontera ansiada.

A este tesoro binario habría que añadir uno un poco más sutil --aunque también con potencial de incrustarse en el mercado de la información como divisa--, esto es, la ventana a la mente de los lectores que representa un aparato como el Kindle de Amazon,  principalmente a través del registro de los pasajes subrayados (la función de highlight).

Pocas cosas son más ricas e íntimas en mostrarnos cómo consumen información las personas que saber cuáles son los pasajes en los que se detienen en los libros que leen, ya sea para utilizarlos después como citas o regresar y releerlos para entenderlos o saborearlos mejor. Esto es una retroalimentación inmensamente valiosa para un escritor, pero también para cualquier tipo de análisis cultural y psicológico... Podemos penetrar al fuero interno de suspiros literarios.

Amazon ha revelado a The Atlantic cuáles son los pasajes más subrayados digitalmente en sus libros más populares --una muestra novedosa del zeitgeist. Aquí momentos emblemáticos de conexión entre el autor y el lector, perlas de interconexión y sabiduría (o quizás sólo crestas emocionales que revelan el talento artesanal del escritor). (Por el momento, los datos sólo existen en inglés).

 

Pride and Prejudice:

It is a truth universally acknowledged, that a single man in possession of a good fortune, must be in want of a wife.

The Lord of the Rings:

The wide world is all about you: you can fence yourselves in, but you cannot for ever fence it out.

Bible

Do not be anxious about anything, but in every situation, by prayer and petition, with thanksgiving, present your requests to God. And the peace of God, which transcends all understanding, will guard your hearts and your minds in Christ Jesus.

Little Women:

There are many Beths in the world, shy and quiet, sitting in corners till needed, and living for others so cheerfully that no one sees the sacrifices till the little cricket on the hearth stops chirping, and the sweet, sunshiny presence vanishes, leaving silence and shadow behind.

A Wrinkle In Time:

But of course we can’t take any credit for our talents. It’s how we use them that counts.

The Lion, the Witch, and the Wardrobe:

Wrong will be right,
when Aslan comes in sight,
At the sound of his roar,
sorrows will be no more,
When he bares his teeth,
winter meets its death,
And when he shakes his mane,
we shall have spring again.

The Hunger Games:

The rules of the Hunger Games are simple. In punishment for the uprising, each of the twelve districts must provide one girl and one boy, called tributes, to participate. The twenty-four tributes will be imprisoned in a vast outdoor arena that could hold anything from a burning desert to a frozen wasteland. Over a period of several weeks, the competitors must fight to the death. The last tribute standing wins.

Sorcerer’s Stone:

It does not do to dwell on dreams and forget to live, remember that. Now, why don’t you put that admirable Cloak back on and get off to bed?

Harry Potter and the Chamber of Secrets:

'Because that’s what Hermione does,’ said Ron, shrugging. ‘When in doubt, go to the library.’

Harry Potter and the Prisoner of Azkaban:

‘THEN YOU SHOULD HAVE DIED!’ roared Black. ‘DIED RATHER THAN BETRAY YOUR FRIENDS, AS WE WOULD HAVE DONE FOR YOU!’

Harry Potter and the Goblet of Fire:

'You fail to recognize that it matters not what someone is born, but what they grow to be!'

Harry Potter and the Order of the Phoenix:

'Just because you’ve got the emotional range of a teaspoon doesn’t mean we all have.'

Harry Potter and the Half-Blood Prince:

'Voldemort himself created his worst enemy, just as tyrants everywhere do! Have you any idea how much tyrants fear the people they oppress? All of them realize that, one day, amongst their many victims, there is sure to be one who rises against them and strikes back!'

Harry Potter and the Deathly Hallows:

'Of course it is happening inside your head, Harry, but why on earth should that mean that it is not real?'