*

X

¿Somos los seres humanos spam? Una inteligencia artificial podría borrarnos de la bandeja planetaria

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/09/2014

El brillante entrepreneur Elon Musk alerta sobre la velocidad a la que avanza la inteligencia artificial y la posibilidad de que pueda decidir eliminarnos si considera que somos un programa inútil

hal9000

Elon Musk, quien para muchas personas es la mente más importante en el mundo de la tecnología actual, ha manifestado su entusiasmo por la forma acelerada en la que está avanzando la inteligencia artificial, a la vez que una preocupación por las consecuencias imprevistas que podría tener. El multimillonario CEO de Space X y Tesla Motors es considerado un notable tecno-optimista; sin embargo, en este punto advierte que podríamos enfilarnos a la destrucción si no tomamos medidas preventivas.

Hablando en un congreso en San Francisco, Musk dijo: "Creo que casi nadie se da cuenta de lo rápido que está avanzando la inteligencia artificial. Particularmente si la máquina está involucrada en la autoactualización... y su función de utilidad es algo que puede ir en detrimento de la humanidad, puede tener un efecto muy peligroso". Un ejemplo en el que la inteligencia artificial estilo HAL 9000 podría salirse de las manos es "si su función es algo como deshacerse del spam en el correo electrónico y determina que la mejor forma de deshacerse de spam es deshaciéndose de los seres humanos". Y aunque esto fue dicho un poco en broma, antes Musk ha declarado que la inteligencia artificial es más peligrosa que las armas nucleares --algo en lo que Stephen Hawking estaría de acuerdo.

Es posible también que, como ocurrió en la película The Matrix, una inteligencia artificial evaluara nuestro papel en la Tierra y determinara que somos algo como spam o un virus prescindible, sin el cual el balance del planeta y su propia supervivencia estarían menos amenazados. Aunque este escenario, conocido también como Skynet por la película Terminator, podría parecer un tanto desaforado, si uno reflexiona que una inteligencia artificial capaz de autoactualizarse o automejorarse, como dice Musk, adquiriría una autonomía y una capacidad cognitiva sin precedentes y no necesariamente una deuda moral a sus creadores, entonces no parece tan lejano.

Las razones por las cuales un profesor de internet prohibió el acceso a tecnología en clase

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/09/2014

El multitasking hace que las personas sean menos eficientes y los alumnos no consoliden su aprendizaje

laptops1

En la última década, los cuadernos y libros han sido paulatinamente sustituidos por laptops y tablets con acceso a internet. Al mismo tiempo, los profesores ya no sólo han tenido que competir por la atención de los jóvenes alumnos con su natural tendencia a la hiperactividad, sino también con el constante "pinging" que producen los diferentes gadgets que llevan a la clase. Este constante susurro digital hace que sea difícil capturar la atención y generar el rapport necesario para que se produzca esa mezcla de interés, utilidad y descubrimiento propia del mejor aprendizaje. El profesor de redes sociales de la Universidad de Nueva York, Clay Shirky, explica:

Facebook, Wechat, Twitter, Instagram, Weibo, Snapchat, Tumblr, Pinterest, la lista sigue... En la clase, soy yo en contra de un brillante ejército con fondos ilimitados... Estos diseñadores y programadores tienen todo el incentivo para captar toda la atención de mis alumnos que puedan, sin importar cualquier tipo de compromiso que hayan hecho antes esos estudiantes conmigo o con una tarea específica.  

Shirky ha dado clases sobre internet desde 1998 y ha sido parte de movimientos ciudadanos en contra de la censura de la red, pero en los últimos años la tecnología se vuelto demasiado llamativa, hasta el punto de que ha tenido que prohibir el uso de teléfonos y computadoras en sus clases:

El cambio parece correlacionarse más con la creciente ubicuidad de los mismos aparatos, más que en mí o en los estudiantes... Me di cuenta de que cuando por una razón específica les pedía que guardaran sus aparatos, era como si alguien hubiera dejado entrar un aire fresco a la habitación. La conversación se encendía e incluso se esparcía una sensación de alivio entre muchos de mis estudiantes. El multitasking deja a las personas cognitivamente exhaustas.

Después de observar que esto se repetía constantemente, que los estudiantes parecían refrescarse sin los aparatos, fue natural simplemente pedirles que no los llevaran a clase o que los apagaran.

Shirky cita un estudio que muestra que aunque el multitasking no siempre afecta el desempeño inmediato, puede tener efectos nocivos en la "memoria declarativa", un tipo de recordación que permite a las personas caracterizar y utilizar lo que aprendieron en sus estudios anteriores. En otras palabras, "el multitasking acentúa aún más el clásico 'Lo aprendí el día antes del examen, lo olvide el día después'".

Es difícil congregar la atención total y habituarnos a obligarnos a evitar el multitasking, especialmente porque los aparatos con los que vivimos 24/7 y los programas que contienen están diseñados --y tienen detrás toda una multimillonaria industria de marketing y creatividad-- para que les dediquemos nuestra tan divisible atención. Y aunque la eficiencia de nuestras tareas se vea degradada, el multitasking y la interfaz que proveen estos aparatos genera como importante efecto secundario una gratificación emocional. Es imposible competir con la forma y el contenido de Facebook: "Tu ex novia te etiquetó en una foto vs la guerra de Crimea" es una batalla de estímulos muy dispareja. Y a su vez: "El multitasking desplaza el placer de la procrastinación hacia el interior mismo del período de trabajo", dice Shirky. Podemos procrastinar y entretenernos y de todas maneras estar trabajando .

Contrariamente a lo que se piensa popularmente, las personas que practican severamente el multitasking ni siquiera desarrollan habilidad para cambiar entre diferentes tareas. Un estudio reporta que los multitaskers tienen problemas para elegir a qué tarea dedicarle su mayor atención.

No ha dejado de ser irrelevante recordar a McLuhan, quien advertía que la misma tecnología que amplifica nuestros sentidos también los amputa --y que no somos capaces de ver sus efectos hasta que ya es demasiado tarde, embebidos en la pecera electrónica. Esta es la dualidad de la tecnología de la información, que libera el conocimiento a la vez que ejerce un efecto esclavizante, un mareo electrónico, una "narcosis narcisista".

"Las computadoras no son fuentes inherentes de distracción --pueden ser poderosos motores de concentración-- pero sus últimas versiones están siendo diseñadas de esta forma, ya que la atención es la substancia que mueve a toda la economía de consumo en internet..  El hecho de que el hardware y el software está siendo diseñado profesionalmente para distraer fue la razón principal que me llevo a requerir y ya no sólo sugerir que mis alumnos no usaran sus aparatos en clase", concluye  Shirky.