*

X

Imponente ídolo de 9 mil años podría ser también el primer código secreto (FOTOS)

Por: pijamasurf - 10/27/2014

El ídolo de Shigir podría ser al mismo tiempo el mapa más antiguo, la estatua más vieja y, forzando un poco la interpretación, el libro más arcaico jamás creado por el hombre. Irónicamente, sobrevivió enterrado durante 95 siglos, sólo para ser parcialmente destruido por el siglo XX

 

El ídolo Shigir es la estatua de madera más antigua que se conoce. Data aproximadamente de hace 9 mil 500 años (en el Mesolítico, la Edad de Piedra), lo cual la vuelve más antigua que cualquier lengua hablada hoy en día, dos veces más que las pirámides de Egipto, que la Gran Muralla China y que el Calendario Azteca. Y si la investigación de Svetlana Savchenko del Museo de Historia de Ekaterimburgo resulta exitosa, también podría demostrarse que es la pieza más antigua de escritura.

En el proceso de datación se utilizan espectrometrías de masa acelerada, lo que permitirá comparar cinco muestras microscópicas de la madera de alerce con los cambios climáticos de los últimos 10 mil años. Se sabe que el árbol en que fue tallado el ídolo tenía 159 años de edad (por los anillos de la madera), pero buscarán saber cuándo creció dicho árbol. Los resultados estarán disponibles en 2015. Pero leer o interpretar el significado del ídolo es un trabajo más complicado.

Y es que no existe consenso sobre qué representan las marcas que cubren la estatua, que originalmente tenía casi 3m de alto. En la parte superior puede notarse un rostro humano, ojos, nariz (rota) y boca, y a la altura del pecho se muestran marcas que parecen representar costillas. Sin embargo, se cree que el ídolo puede representar también un mapa.

The Idol is the oldest wooden statue in the world, estimated as having been constructed approximately  9,500 years ago

El profesor Mikhail Zhilin, investigador del Instituto de Arqueología de la Academia Rusa, explica: "Estudiamos el ídolo con un sentimiento de azoro. Es una obra maestra, que lleva un gigantesco valor emocional y fuerza. Es una escultura única, no hay nada parecido en el mundo. Está muy viva, y es muy complicada al mismo tiempo. El ornamento está cubierto completamente con información cifrada. La gente transmitía conocimiento con la ayuda del ídolo".

The Idol is the oldest wooden statue in the world, estimated as having been constructed approximately  9,500 years ago


The Idol is the oldest wooden statue in the world, estimated as having been constructed approximately  9,500 years ago

La dificultad de interpretar este código yace (entre otras cosas) en la polisemia: una misma marca puede significar por lo menos dos cosas distintas, lo que multiplica sus posibles significados. Según datos etnográficos, una línea recta podría denotar la tierra o el horizonte, pero también el límite entre el cielo y la tierra, la tierra y el agua, o la frontera entre el mundo de los vivos y de los muertos.

Zhilin comenta que "una línea ondulada o en zig zag simbolizaba un elemento acuoso, una serpiente, un lagarto, o determinaba cierta frontera. Además, el zigzag señalaba peligro, como una cima. Cruz, rombo, cuadrado y círculo representaban el fuego o el Sol, y así".

The Idol is the oldest wooden statue in the world, estimated as having been constructed approximately  9,500 years ago

 

The Idol is the oldest wooden statue in the world, estimated as having been constructed approximately  9,500 years ago


The Idol is the oldest wooden statue in the world, estimated as having been constructed approximately  9,500 years ago

Los investigadores también consideran que podía tratarse de un mapa temprano: las líneas indicarían destinos o días de marcha; hay flechas que podrían interpretarse como direcciones, obstáculos o señas geográficas como ríos o montañas. Sin embargo, estos mismos signos podrían ser leídos desde una óptica mágica como un camino iniciático.

Petr Zolin, otro de los investigadores, no cree que la ambigüedad respecto a la interpretación del código pueda descartarse: "Si estas imágenes son de espíritus que habitaron el mundo humano en tiempos antiguos, la posición vertical de las figuras (unas sobre otras) probablemente se relacione a su jerarquía. Colocar imágenes en los planos frontal y posterior del ídolo, tal vez indica que pertenecían a mundos diferentes. Si existen representaciones de mitos sobre el origen de los humanos y el mundo, el acomodo vertical de las imágenes podría reflejar la secuencia de eventos".

The Idol is the oldest wooden statue in the world, estimated as having been constructed approximately  9,500 years ago

El ídolo fue descubierto por el arqueólogo Vladimir Tolmachev en 1890 y enterrado en una especie de cámara natural de preservación (turbera), que impidió el crecimiento de materia orgánica y el posterior deterioro de la pieza. Para este mismo fin, el museo que lo alberga construyó un gigantesco sarcófago de vidrio.
 
Lo irónico es que los dibujos de Tolmachev (abajo) sugieren que la estatua medía originalmente 5.3m, por lo que se estima que casi 2m de ella se perdieron durante el siglo XX a causa de las revoluciones y guerras. Conservada bajo tierra durante 95 siglos, bastaron menos de 100 años para dañarla irremediablemente.

The Idol is the oldest wooden statue in the world, estimated as having been constructed approximately  9,500 years ago


The Idol is the oldest wooden statue in the world, estimated as having been constructed approximately  9,500 years ago

[vía Siberian Times]

Ilusiones acústicas podrían haber inspirado el nacimiento del arte

Por: pijamasurf - 10/27/2014

Alucinaciones sonoras en combinación con una predisposición mitológica pudieron haber incitado las primeras manifestaciones artísticas hace 40 mil años

IndiaBhimbetkaRockArt 

El arte, ese llamado producto de una misteriosa campana, quizá se encuentra impreso en la naturaleza humana. Aún se debate largamente una definición puntual y completa sobre este "fenómeno", pero en cambio cada día, cada era, corroboramos que es una pieza fundamental dentro de la existencia, tanto en términos históricos como sociales, culturales, cognitivos e incluso metafísicos. 

En las incontables reflexiones que se generan en torno al arte –un término que lamentablemente se ha vuelto algo chocante tras décadas de embalsamarlo con frívolas resinas–, parece que el entender sus orígenes podría abonar significativamente a este apasionante ejercicio. Y a propósito de esto, Steven Waller, uno de los antropólogos sonoros más destacados, recién propuso una hipótesis: que las ilusiones sonoras producidas al interior de las cuevas donde se registraron las primeras formas de arte, hace aproximadamente 40 mil años, podrían haber detonado estas manifestaciones pictóricas. 

Para explicarlo, Waller refiere al contexto vivamente mitológico en el cual vivían los seres humanos de entonces. Múltiples manifestaciones de la naturaleza eran atribuidas a entidades y fenómenos metafísicos. De algún modo todo era hipersagrado, o al menos todo aquello que carecía de una explicación era remitido automáticamente a un mundo sobrenatural. Por lo tanto, las primeras pinturas rupestres podrían haber sido creadas en respuesta a los ecos y reverberaciones que sugerían la presencia de seres divinos. 

fig3.jpg_SIA - JPG - Fit to Width_178_true

Un escenario similar surgido de la convergencia entre mitología, sonido y arte pudo haberse materializado en Stonehenge, sitio que de acuerdo a un extenso estudio del propio Waller habría sido construido para imitar ilusiones acústicas conectadas con visiones místicas, en concreto con la actividad de divinidades envueltas en un rito musical. 

Para reforzar su teoría, el especialista en arqueoacústica asegura que los animales más comúnmente plasmados en los muros de las cavernas, por ejemplo hordas de bisontes u otros grandes mamíferos, generalmente estaban asociados con deidades del trueno, lo cual podría advertir que eran representaciones de aquellos dioses que se hacían presentes en esos sitios mediante extraños sonidos. Además, señala, aquellas zonas dentro de las cavernas que registran mayores niveles de reverberación son precisamente en las que se puede encontrar mayor cantidad de pinturas.

Sea o no acertada la hipótesis de Waller lo cierto es que, a nivel general, parece que la combinación entre percepción sensorial y creencias mitológicas bien podría haber facilitado el nacimiento de la expresión artística. Por otro lado, resulta particularmente interesante la posibilidad de que justo ahora que nos encontramos en la era de la imagen, siendo el lenguaje visual el que predomina por mucho, terminemos concluyendo que el motor primario del arte estuvo más relacionado con el oído que con la vista. 

Aquí puedes encontrar más información sobre el trabajo de Waller.