*

X

Japoneses limpian de basura las playas de Acapulco

Por: PijamaSurf Mexico - 08/06/2014

Luego del extraordinario gesto de recoger la basura en uno de los estadios de Brasil 2014, otros japoneses desembarcaron en Acapulco para limpiar dos de las playas de este importante punto turístico de México

acaHace varias semanas, cuando la Copa Mundial de la FIFA se encontraba en su primera fase, compartimos en Pijama Surf el gesto quizá inesperado que tuvieron aficionados japoneses que asistieron al partido de su selección contra el equipo nacional de Costa de Marfil. Para sorpresa de muchos, al finalizar el partido los japoneses comenzaron a levantar la basura del estadio en donde se había celebrado el encuentro, una práctica extraña que, sin embargo, es habitual en los eventos públicos que suceden en la isla nipona.

En un hecho que guarda semejanza con aquel pero que también tiene sus diferencias, una treintena de japoneses que viajan a bordo del buque Kashima limpiaron de basura un par de playas de Acapulco, sin duda el punto turístico más conocido y frecuentado de México.

El Kashima es un buque de tipo instructori que forma parte de una flota naval de autodefensa en la que también se encuentran los cruceros Setoyuki y Asagiri. La tripulación del Kashima desembarcó en las playas Suave y Las Hamacas para recoger residuos sólidos tanto de dicha zona como de las calles y banquetas aledañas.

Esqueletos miniatura habitan las calles de México (FOTOS)

Por: PijamaSurf Mexico - 08/06/2014

Conforme uno se tropieza con estos esqueletos, sólo queda traer a la mente una introspección del estilo de vida del humano contemporáneo

Como parte del proyecto Cement Eclipses, del artista Isaac Cordal, las calles de Chiapas (México) se encuentran invadidas de pequeños esqueletos de cemento. Conforme uno se tropieza con estas esculturas, sólo queda traer a la mente una introspección del estilo de vida del humano contemporáneo. 

Las obras miniatura de Cordal pretenden generar una sensación de empatía a sus situaciones de espera, contratiempos, accidentes, suicidio, funerales, de modo tal que, como espectador, podamos traer a conciencia el desprecio de la humanidad hacia las consecuencias negativas de la naturaleza (y la falta de apoyo asertivo entre las personas). 

Para él, estas figurillas esqueléticas son una metáfora del colapso del capitalismo y los efectos secundarios del progreso, de la premisa enfocada en objetivos materiales y en un constante abuso del tiempo. Aun así, de algún modo, presentan fragmentos de esperanza, del deseo de sobrevivir a los síntomas de un malestar social. Después de todo, el absurdo de nuestra existencia sólo es parte de la misma.