*

X
Carlos Castaneda, María Sabina, John Lilly, "Sasha" Shulgin, Burroughs, Kerouac, Cassidy, Ginsberg y otros personajes célebres en la historia moderna de las drogas y los estados alterados aparecen en una serie de ilustraciones psicodélicas

castaneda_by_rosenfeldtown-resize

El artista argentino Nico Rosenfeld ha creado una serie de ilustraciones en las que rinde homenaje a la aristocracia de la psicodelia. Grandes psiconautas, chamanes, tecnochamanes, químicos y artistas captados en su medio, generalmente con su droga o planta preferida en una exhalación de su mundo imaginario y sus arquetipos. La obra de Rosenfeld retrata a esta tribu alternativa de exploradores de los espacios interiores con una clara influencia del arte psicodélico, con colores brillantes y telas fractales, como genios locales en su propio lugar de poder. Quizás más que elogiar su técnica, lo notable es su selección: un trabajo de edición en un portafolio que reúne a algunas de las personas contraculturalmente más brillantes, a la vez que los homenajea polémicamente celebrando a personas que han sintetizado químicos ilegales o que han ofrecido una visión contestataria  y cuestionado la realidad establecida. 

 

Arriba: Carlos Castaneda, con una superluna agigantada por los enteógenos, es sometido a las vejaciones transformadoras del brujo yaquí Don Juan Matus. Vemos a los hongitos y a Mescalito derramarse del traje del brujo, con cuervos --la nave del nagual-- picoteando los botones. Una noche en el desierto para enfrentar el pavor divino. Castaneda es una de las figuras más enigmáticas de la antropología y el new age, con su saga de libros sobre brujería que oscilan entre la literatura fantástica y un profundo corpus de sabiduría milenaria.

 

john-c-lilly

John Lilly en su famoso tanque de aislamiento resolviendo los problemas cósmicos, desprogramando su biocomputadora entrando a samadhi-4. El psiconauta por excelencia, Lilly arriesgó la cordura como nadie convirtiéndose en un conejillo de indias interdimensional al realizar los experimentos más radicales tomando LSD y ketamina en tanques de privación sensorial. Al final Lilly consiguió mapear los estados alterados y contactar inteligencias incorpóreas que son parte de la programación del universo.

syd_barrett_in_the_acid_sea

Syd Barrett en el mar de ácido. El ex vocalista de Pink Floyd que padeció una serie de problemas mentales exacerbados por su uso de LSD y otras drogas, aparece aquí en un dorado mar lisérgico. 

maria_sabina_colores

La famosa curandera mazateca Maria Sabina,  "la mujer-árbol-estrella" que inició a numerosas celebridades en el camino de los hongos mágicos en ceremonias sincréticas que preservaban la tradición indígena con toques católicos. María Sabina parece ser la guardiana de un portal, el cual aparece en una cuenta de un rosario, que es a la vez el sombrero de un hongo y una de las perlas del collar fractal de Indra.

shulgin_by_rosenfeldtown-d7req87 

"Sasha" Shulgin, el recientemente fallecido químico maverick creador de cientos de drogas de diseño, incluyendo el 2C-B y responsable de la reintroducción del MDMA, en el mar de la conciencia alcaloide, pescando nuevas moléculas psicoactivas a la vez que se interna en su propio cerebro, en el Sol.

 

nicholas_sand_by_rosenfeldtown-d680co6

Nicholas Sand en el laborartorio, con una estética que recuerda a Breaking Bad. Sand es uno de los químicos underground más famosos de la historia, responsable de haber producido más de 3 millones de dosis de ácido Orange Sunshine y también de haber sintetizado el DMT y no sólo extraerlo de fuentes naturales.

 

beat-generation

 

 

El ómnibus de la generación beat recorriendo la noche en su farra interminable, exprimiendo siempre literatura de lo más sublime y sórdido de la experiencia humana, tecleando frenéticamente. Su notable experimentación con las más diversas drogas jugando un papel importante en el ensamble, con  el famoso inicio de Aullido, de Ginsberg, en el centro de la máquina.

Más retratos psiconáuticos en el sitio de Rosenfeld.

Twitter del autor: @alepholo

 

Con este común ingrediente puedes acabar con la paranoia asociada a fumar marihuana

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 08/11/2014

Pimienta y marihuana hacen un especial combo para un estado ligero lejos de los fantasmas de la paranoia que hacen que muchas personas no puedan disfrutar de esta poderosa planta

pepper

Otro hack para mejorar la experiencia cannábica. Según una serie de connoiseurs, inhalar granos de pimienta negra podría evitar la reacción paranoica que muchas personas experimentan luego de fumar marihuana. Esta técnica, compartida por el sitio Marijuana.com, funciona cuando uno consume la pimienta justo después de fumar la ganja.

Owen Smith escribe que presenció las bondades de esta combinación en el Victoria Cannabis Buyers Club. "La mayoría de los pacientes que han tratado esto recibieron un efecto casi inmediato. Aunque algunos otros reportaron que al masticar los granos de pimienta lograron sentir alivio en un periodo de hasta una hora, lo cual es una demora quizás poco práctica". Esto sugiere que quizás sea mejor inhalar los granos para sentir un efecto más veloz.

Este efecto "mellow" podría ocurrir  debido a la acción de los terpenoides (químicos que ocurren en ciertas plantas como la pimienta o la cúrcuma) en combinación sinergística con los fitocannabinoides. La combinación de estas moléculas puede tener efectos anti-inflamatorios, antibacteriales y aplicaciones para combatir el cáncer, la epilepsia y las adicciones, según sugiere Ethan Russo en el British Journal of Pharmacology, quien además considera que la medicina cannábica tiene un enorme potencial de crecimiento si se utiliza esta planta en combinación con otras sustancias.  

Este acercamiento sinergístico tiene un gran linaje. Plinio el Viejo escribió sobre el alegre efecto de las "hojas de la risa, las 'gelotofilis'" (una risueña referencia a la cannabis) y apuntó que la risa "persiste hasta que los granos del pino --las nueces-- son tomados con pimienta y miel y vino de palmera". 

Con este  aliciente histórico --sumado al placebo, que siempre está disponible--, combinar la pimienta con la marihuana parece ser una forma interesante de combatir la paranoia (de huir de "la pálida") que asalta a muchos usuarios de la cannabis, que se sienten atraídos por algunos de los aspectos sensoriales de estas experiencias pero no logran relajarse lo suficiente para ahondar y fluir en los espacios psiconáuticos. Pronto seguramente veremos, dentro del boom del marketing de la cannabis en Estados Unidos, productos que ofrezcan marihuana de mango y de pimienta, de manera que se facilite el combo sinergístico. 

Otro hack que se ha popularizado en sentido opuesto es el combinar mango con la marihuana para potenciar los efectos, incrementando la intensidad también bajo una sinergia química.

Con información de Alternet.